428 Views

4 juegos de mesa para aprender inglés

Los juegos de mesa nos ofrecen infinitas posibilidades para que nuestros hijos, o alumnos, aprendan inglés. En Helen Doron English los usamos a diario, incluso varios de ellos combinados en distintas actividades en clase. Si quieres pasar un buen rato y aprender palabras, verbos, números o estructuras gramaticales complejas, ¡sigue leyendo!

Snakes & Ladders

El colorido juego de las escaleras y serpientes resulta siempre súper divertido, ya que un golpe de buena o mala suerte puede hacer que cambien las cosas de forma muy rápida. Se puede adaptar para aprender inglés con cartas de cada color, de forma que los niños tengan que decir una frase, hacer una acción o repasar un elemento de vocabulario que se haya dado en los días anteriores.

Fuente: ebay.com

Battleship

Podemos usar el clásico juego de hundir la flota de muchas maneras distintas para aprender inglés. Solo con el juego básico estaremos repasando algunas letras del abecedario. Si queremos tener más, siempre podemos crear tableros de fabricación casera, con papel o cartulina, con el abecedario entero repartido entre ambos jugadores.

En nuestras clases de Teen English usamos este divertido juego con estructuras gramaticales. Por ejemplo, creamos un tablero en el que que usamos tiempos verbales en vez de letras, y pronombres personales en lugar de números. De esta forma, nuestros alumnos tengan que decir frases completas para atacar a sus enemigos.

Fuente: thesprucecrafts.com

4-in-a-row

Jugar al cuatro en ralla puede suponer pasar una tarde muy especial con tus hijos, o si eres profesor, con tus alumnos. La dinámica es muy sencilla, y las posibilidades de aprender inglés son ilimitadas. Desde sumar números y decirlos en este idioma, hasta repasar la gramática utilizando un tablero creado específicamente para ello.

Fuente: twinkl.es

Reversi

El reversi es un juego de estrategia en el que hay que colocar fichas de distinto color. Si colocamos una en una posición, las que están inmediatamente a su alrededor se vuelven de ese mismo color. Esta estrategia es un aliciente especialmente para los más mayores, que muchas veces pierden la noción de estar en clase y se centran únicamente en el juego, con lo que el reto lingüístico que les presentemos aparece de forma espontánea, sin que se den cuenta.

La forma de adaptarlo al aprendizaje de inglés consiste en presentar, en cada casilla, una palabra o frase que tienen que completar antes de colocar su ficha.

Fuente: microsoft.com

429 Views

4 juegos de mesa para aprender inglés

Los juegos de mesa nos ofrecen infinitas posibilidades para que nuestros hijos, o alumnos, aprendan inglés. En Helen Doron English los usamos a diario, incluso varios de ellos combinados en distintas actividades en clase. Si quieres pasar un buen rato y aprender palabras, verbos, números o estructuras gramaticales complejas, ¡sigue leyendo!

Snakes & Ladders

El colorido juego de las escaleras y serpientes resulta siempre súper divertido, ya que un golpe de buena o mala suerte puede hacer que cambien las cosas de forma muy rápida. Se puede adaptar para aprender inglés con cartas de cada color, de forma que los niños tengan que decir una frase, hacer una acción o repasar un elemento de vocabulario que se haya dado en los días anteriores.

Fuente: ebay.com

Battleship

Podemos usar el clásico juego de hundir la flota de muchas maneras distintas para aprender inglés. Solo con el juego básico estaremos repasando algunas letras del abecedario. Si queremos tener más, siempre podemos crear tableros de fabricación casera, con papel o cartulina, con el abecedario entero repartido entre ambos jugadores.

En nuestras clases de Teen English usamos este divertido juego con estructuras gramaticales. Por ejemplo, creamos un tablero en el que que usamos tiempos verbales en vez de letras, y pronombres personales en lugar de números. De esta forma, nuestros alumnos tengan que decir frases completas para atacar a sus enemigos.

Fuente: thesprucecrafts.com

4-in-a-row

Jugar al cuatro en ralla puede suponer pasar una tarde muy especial con tus hijos, o si eres profesor, con tus alumnos. La dinámica es muy sencilla, y las posibilidades de aprender inglés son ilimitadas. Desde sumar números y decirlos en este idioma, hasta repasar la gramática utilizando un tablero creado específicamente para ello.

Fuente: twinkl.es

Reversi

El reversi es un juego de estrategia en el que hay que colocar fichas de distinto color. Si colocamos una en una posición, las que están inmediatamente a su alrededor se vuelven de ese mismo color. Esta estrategia es un aliciente especialmente para los más mayores, que muchas veces pierden la noción de estar en clase y se centran únicamente en el juego, con lo que el reto lingüístico que les presentemos aparece de forma espontánea, sin que se den cuenta.

La forma de adaptarlo al aprendizaje de inglés consiste en presentar, en cada casilla, una palabra o frase que tienen que completar antes de colocar su ficha.

Fuente: microsoft.com