438 Views

Rock painting: desarrollando la creatividad de tus hijos a través de la pintura de piedras

Rock painting

Además de bañarse, jugar con cubos y palas y hacer castillos de arena, una de las aficiones preferidas de los niños en verano es buscar conchas y piedras en la playa. Las hay de todos los tamaños y formas, redondeadas, con aristas, planas o irregulares, y de un precioso abanico de colores. Hay niños que las guardan en casa o que las coleccionan, y muchas veces no sabemos qué excusa darles para que no vuelvan a casa con la bolsa o los bolsillos llenos. Pues ahora podemos hacer algo más con esa pequeña montañita de piedras: pintarlas.

El rock painting es una moda que ha llegado para quedarse. La idea es tan simple que no hace falta explicar mucho de qué se trata: sencillamente, de pintar piedras. Sin embargo, seguro que te sorprende la cantidad de posibilidades maravillosas que pueden surgir de una actividad tan fácil.

Piedras con infinitas posibilidades

Lo más interesante del rock painting es la cantidad de posibilidades que tiene. Desde dibujos abstractos hasta animales, caras, comida, mensajes que se pueden intercambiar o regalar… las posibilidades ilimitadas. No solo eso: podemos usar una auténtica variedad de técnicas, desde utilizar pinceles y colores planos hasta hacer intrincados diseños mezclando rotuladores finos y pinturas.

¡Pintar rocas puede ser un proyecto divertido en el que todos los miembros de la familia pueden participar! Eso sí, para obtener el mejor resultado, recuerda que es más fácil si usas rocas lisas y planas, así como colores al óleo y nítidos.

Juguetes y objetos de decoración DIY

Pero la diversión no termina en el mero hecho de pintar. Con un poco de imaginación, tus hijos pueden terminar haciendo todo un set de juguetes de lo más divertido. Pueden crear un completo juego de animales de granja, o una tienda de fruta y verdura con los productos hechos por ellos mismos. ¿Qué dices de unas figuras para poner por el jardín? ¿Y hacer sus propios emoticonos caseros con los que expresar sus emociones?

También podemos crear divertidos objetos de decoración, tanto para sus habitaciones como para toda la casa: topes de puertas, pisapapeles, sujetalibros… O incluso decoración temática para navidad, Halloween, huevos de pascua. ¡Todo es posible!

¿Nos envías algunas fotos? ¡Nos encantará ver vuestros resultados!

439 Views

Rock painting: desarrollando la creatividad de tus hijos a través de la pintura de piedras

Rock painting

Además de bañarse, jugar con cubos y palas y hacer castillos de arena, una de las aficiones preferidas de los niños en verano es buscar conchas y piedras en la playa. Las hay de todos los tamaños y formas, redondeadas, con aristas, planas o irregulares, y de un precioso abanico de colores. Hay niños que las guardan en casa o que las coleccionan, y muchas veces no sabemos qué excusa darles para que no vuelvan a casa con la bolsa o los bolsillos llenos. Pues ahora podemos hacer algo más con esa pequeña montañita de piedras: pintarlas.

El rock painting es una moda que ha llegado para quedarse. La idea es tan simple que no hace falta explicar mucho de qué se trata: sencillamente, de pintar piedras. Sin embargo, seguro que te sorprende la cantidad de posibilidades maravillosas que pueden surgir de una actividad tan fácil.

Piedras con infinitas posibilidades

Lo más interesante del rock painting es la cantidad de posibilidades que tiene. Desde dibujos abstractos hasta animales, caras, comida, mensajes que se pueden intercambiar o regalar… las posibilidades ilimitadas. No solo eso: podemos usar una auténtica variedad de técnicas, desde utilizar pinceles y colores planos hasta hacer intrincados diseños mezclando rotuladores finos y pinturas.

¡Pintar rocas puede ser un proyecto divertido en el que todos los miembros de la familia pueden participar! Eso sí, para obtener el mejor resultado, recuerda que es más fácil si usas rocas lisas y planas, así como colores al óleo y nítidos.

Juguetes y objetos de decoración DIY

Pero la diversión no termina en el mero hecho de pintar. Con un poco de imaginación, tus hijos pueden terminar haciendo todo un set de juguetes de lo más divertido. Pueden crear un completo juego de animales de granja, o una tienda de fruta y verdura con los productos hechos por ellos mismos. ¿Qué dices de unas figuras para poner por el jardín? ¿Y hacer sus propios emoticonos caseros con los que expresar sus emociones?

También podemos crear divertidos objetos de decoración, tanto para sus habitaciones como para toda la casa: topes de puertas, pisapapeles, sujetalibros… O incluso decoración temática para navidad, Halloween, huevos de pascua. ¡Todo es posible!

¿Nos envías algunas fotos? ¡Nos encantará ver vuestros resultados!