967 Views

10 años de Helen Doron English en Tomares (Sevilla)

María José, franquiciada de Helen Doron en Tomares

Seguimos con nuestro repaso a los centros Helen Doron English que, durante este curso, cumplen 10 años. En este caso, entrevistamos a María José, franquiciada de Tomares, una localidad sevillana en la que quiso poner en práctica sus conocimientos como pedagoga con nuestra metodología única.

¿Cómo fue tu primer contacto con Helen Doron English?

Conocimos Helen Doron a través de Ángela, gran amiga de mi familia, que actualmente es nuestra Master. Ella nos habló de la metodología y de cómo los niños pueden aprender de una manera tan natural y divertida.

Me pidió si quería colaborar con ella en el proyecto que estaba llevando con tanta ilusión. Sabía que me encantaban los niños y el inglés, y por mi forma de ser… ¡he sido una payasita toda mi vida!

Pues bien, aunque en esa época no fue mi primera toma de contacto con Helen Doron debido a que cursaba la Licenciatura de Pedagogía, pronto en el 2010, mi sueño se hizo realidad. Sabía que mi trabajo como profesora me iba a brindar un abanico amplio de conocimientos, nuevos aprendizajes a través del descubrimiento, pero lo que más me llamaba la atención era poder trabajar en una centro de enseñanza en el que la experiencia fuera algo inolvidable.

¿Cómo surgió la oportunidad de tener tu propio centro?

Tras varios años inmersa en la metodología me dieron la oportunidad de quedarme con la que actualmente es mi escuela, y la verdad, siempre lo tuve claro. Cuando confías en un método de enseñanza quieres que tus hijos aprendan con éste y obviamente, mis hijos Julián y María, disfrutan y aprenden a lo grande en las clases. Mi hija de año y medio me entiende perfectamente tanto en inglés como en español y canta, habla y juega muchas veces sin darse cuenta que no lo hace en su lengua materna. ¡Es alucinante cómo pueden absorber tanto, siendo tan pequeñitos!

¿Y qué tal ha ido la experiencia en estos 10 años?

Muy positiva. Desde el punto de vista de negocio, hemos tenido nuestros altos y nuestros bajos, como cualquier otro negocio, pero con lo que tenemos hoy en día, la pandemia, nos damos cuenta que aquella innovadora metodología que nadie conocía y que te llevabas tiempo explicando, ha pasado a ser una parte importante en el papel educativo de los padres y creen necesario e importante que el niño aprenda inglés a edades tempranas, basándose en el juego. Y es ahí donde estamos nosotros.

Siempre, cuando les hablo a mi papis y mamis, les hablo de mi pequeña gran familia. Creo que hemos creado una conexión con los niños desde tan pequeños que ahora, adolescentes, nos tratan como si fuéramos parte de su familia. Ver la evolución de todos ellos y ver cómo manejan el inglés, eso es lo que me hace sentir realizada.

Observar cómo entraban algunos a clases porque textualmente “odian el inglés”, y ver que ahora después de años con nosotros son unos amantes de esa lengua… eso no tiene precio. En cuanto al aprendizaje, el nivel de inglés que demuestran estos adolescentes es espectacular. Han adquirido no solo conocimiento, sino confianza, además de una comunicación oral fluida que demuestra que la metodología es del todo efectiva y los resultados son excelentes. Sin duda, son la muestra del éxito de Helen Doron English.

¿Te gustaría compartir con nosotros algunos de esos buenos momentos vividos en este tiempo?

Uff… son tantas que no sabría por donde empezar. Halloween es de esas fiestas que dan miedo a los más chicos, pero que con tanta ilusión vienen para disfrutar del trick or treat. Las fiestas de Navidad, es el momento en el que los profes se relajan y disfrutan tanto de los padres y madres como de los alumnos. Los niños meriendan todos juntos, bailan , se disfrazan y los mayores (me incluyo yo) brindamos por las navidades y hablamos de una forma más relajada. Ver a los niños que con tanta ilusión dejan su cartita de los reyes magos en nuestro buzón año tras año… indescriptible.

Una anécdota que podría contar …una mami de una alumna que lleva mucho tiempo con nosotros, me contó que estaba super contenta, porque en la playa estuvo su hija hablando en inglés con una amiguita suya y uno que estaba tomando el sol, se le acercó a la madre y le dijo; su hija ha aprendido en Helen Doron, no? ¡Imaginaros la alegría nuestra tras enterarnos!

968 Views

10 años de Helen Doron English en Tomares (Sevilla)

María José, franquiciada de Helen Doron en Tomares

Seguimos con nuestro repaso a los centros Helen Doron English que, durante este curso, cumplen 10 años. En este caso, entrevistamos a María José, franquiciada de Tomares, una localidad sevillana en la que quiso poner en práctica sus conocimientos como pedagoga con nuestra metodología única.

¿Cómo fue tu primer contacto con Helen Doron English?

Conocimos Helen Doron a través de Ángela, gran amiga de mi familia, que actualmente es nuestra Master. Ella nos habló de la metodología y de cómo los niños pueden aprender de una manera tan natural y divertida.

Me pidió si quería colaborar con ella en el proyecto que estaba llevando con tanta ilusión. Sabía que me encantaban los niños y el inglés, y por mi forma de ser… ¡he sido una payasita toda mi vida!

Pues bien, aunque en esa época no fue mi primera toma de contacto con Helen Doron debido a que cursaba la Licenciatura de Pedagogía, pronto en el 2010, mi sueño se hizo realidad. Sabía que mi trabajo como profesora me iba a brindar un abanico amplio de conocimientos, nuevos aprendizajes a través del descubrimiento, pero lo que más me llamaba la atención era poder trabajar en una centro de enseñanza en el que la experiencia fuera algo inolvidable.

¿Cómo surgió la oportunidad de tener tu propio centro?

Tras varios años inmersa en la metodología me dieron la oportunidad de quedarme con la que actualmente es mi escuela, y la verdad, siempre lo tuve claro. Cuando confías en un método de enseñanza quieres que tus hijos aprendan con éste y obviamente, mis hijos Julián y María, disfrutan y aprenden a lo grande en las clases. Mi hija de año y medio me entiende perfectamente tanto en inglés como en español y canta, habla y juega muchas veces sin darse cuenta que no lo hace en su lengua materna. ¡Es alucinante cómo pueden absorber tanto, siendo tan pequeñitos!

¿Y qué tal ha ido la experiencia en estos 10 años?

Muy positiva. Desde el punto de vista de negocio, hemos tenido nuestros altos y nuestros bajos, como cualquier otro negocio, pero con lo que tenemos hoy en día, la pandemia, nos damos cuenta que aquella innovadora metodología que nadie conocía y que te llevabas tiempo explicando, ha pasado a ser una parte importante en el papel educativo de los padres y creen necesario e importante que el niño aprenda inglés a edades tempranas, basándose en el juego. Y es ahí donde estamos nosotros.

Siempre, cuando les hablo a mi papis y mamis, les hablo de mi pequeña gran familia. Creo que hemos creado una conexión con los niños desde tan pequeños que ahora, adolescentes, nos tratan como si fuéramos parte de su familia. Ver la evolución de todos ellos y ver cómo manejan el inglés, eso es lo que me hace sentir realizada.

Observar cómo entraban algunos a clases porque textualmente “odian el inglés”, y ver que ahora después de años con nosotros son unos amantes de esa lengua… eso no tiene precio. En cuanto al aprendizaje, el nivel de inglés que demuestran estos adolescentes es espectacular. Han adquirido no solo conocimiento, sino confianza, además de una comunicación oral fluida que demuestra que la metodología es del todo efectiva y los resultados son excelentes. Sin duda, son la muestra del éxito de Helen Doron English.

¿Te gustaría compartir con nosotros algunos de esos buenos momentos vividos en este tiempo?

Uff… son tantas que no sabría por donde empezar. Halloween es de esas fiestas que dan miedo a los más chicos, pero que con tanta ilusión vienen para disfrutar del trick or treat. Las fiestas de Navidad, es el momento en el que los profes se relajan y disfrutan tanto de los padres y madres como de los alumnos. Los niños meriendan todos juntos, bailan , se disfrazan y los mayores (me incluyo yo) brindamos por las navidades y hablamos de una forma más relajada. Ver a los niños que con tanta ilusión dejan su cartita de los reyes magos en nuestro buzón año tras año… indescriptible.

Una anécdota que podría contar …una mami de una alumna que lleva mucho tiempo con nosotros, me contó que estaba super contenta, porque en la playa estuvo su hija hablando en inglés con una amiguita suya y uno que estaba tomando el sol, se le acercó a la madre y le dijo; su hija ha aprendido en Helen Doron, no? ¡Imaginaros la alegría nuestra tras enterarnos!