2981 Views

3 formas de celebrar el solsticio de verano con niños

Niños saludando al sol

Se acerca el solsticio de verano. El día más largo del año, el día con más horas de luz. Un día lleno de magia, de simbología e incluso de supersticiones. Pero, sobre todo, un bonito momento para reflexionar y celebrar la magia de los movimientos de nuestro pequeño espacio el universo.

Os proponemos tres maneras de hacerlo. ¡Seguro que os gustan!

Reloj de Sol

Este día es una buena excusa para despertar la curiosidad sobre el sistema solar, cómo gira la tierra, cuál es su inclinación, cómo se mueve nuestra estrella desde nuestro propio punto de vista,  la duración de los días y las noches a lo largo del año… siempre adaptando el contenido a utilizar a su edad y su interés en el tema.

Una buena forma de comprobar cómo cambia la luz y la posición del sol es hacer vuestro propio reloj solar. Se trata de una manualidad muy sencilla, para la que únicamente necesitáis algunos materiales caseros:

Materiales para un reloj solar casero
Materiales para un reloj solar casero

El resultado final es un reloj solar que medirá el paso del tiempo de forma sencilla. Podéis compararla con vuestro reloj, ver si es igual, si hay divergencias, y comprobar cómo va cambiando mientras van pasado los días y las semanas y nos volvamos a acercar al otoño.

Reloj solar con materiales caseros
Reloj solar con materiales caseros

Fuente: manualidadesinfantiles.org

Un sol artístico

Ya sabéis que en Helen Doron English nos encantan las manualidades. Pero es que, además, son una forma genial de fomentar la creatividad y el interés de los niños por casi cualquier tema que queramos introducirles.

Sol de manualidad

Lo que os proponemos no es solo que hagáis un sol bonito y artístico, sino que escribáis, en sus rayos, aquellas cosas que os gustaría que se fueran en la hoguera de media noche, o los deseos que tenéis para el nuevo ciclo solar que se está abriendo. Si queréis saber más sobre ambas cosas… ¡pasad al siguiente apartado!

Fuente: nurturestore.co.uk

Hoguera

Si hay algo que sea típico de esta fiesta es el fuego, la fuerza del sol, su capacidad para destruir y depurar. En muchos lugares existen tradiciones como la de saltar una hoguera, y también es habitual quemar lo viejo, lo que ya no queremos en nuestra vida.

Aunque no seamos supersticiosos, o no creamos en este tipo de cosas, puede ser una bonita oportunidad para reflexionar con los niños sobre las cosas que menos nos gustan o que nos hacen sentir mal, los miedos, lo que nos enfada…

Para ello, podéis escribirlo o dibujarlo en un papel, hablar sobre lo que habéis escrito o dibujado y finalizar quemándolo en una pequeña hoguera. Por otro lado, también podéis añadir los deseos que tenéis para el nuevo ciclo que comienza con el verano.

No hace falta tener que ir al campo o a un espacio al aire libre: podemos usar una vela, una pequeña hoguerita en un cuenco o sencillamente un mechero o una cerilla y un platito para dejar los restos. Es decir, algo controlable y poco peligroso.

Y siempre podéis aprovechar el fuego que hagáis para tostar marshmallows, como en las películas de campamentos. ¡Seguro que les encanta a los niños!

Imagen de portada: espanafascinante.com

2982 Views

3 formas de celebrar el solsticio de verano con niños

Niños saludando al sol

Se acerca el solsticio de verano. El día más largo del año, el día con más horas de luz. Un día lleno de magia, de simbología e incluso de supersticiones. Pero, sobre todo, un bonito momento para reflexionar y celebrar la magia de los movimientos de nuestro pequeño espacio el universo.

Os proponemos tres maneras de hacerlo. ¡Seguro que os gustan!

Reloj de Sol

Este día es una buena excusa para despertar la curiosidad sobre el sistema solar, cómo gira la tierra, cuál es su inclinación, cómo se mueve nuestra estrella desde nuestro propio punto de vista,  la duración de los días y las noches a lo largo del año… siempre adaptando el contenido a utilizar a su edad y su interés en el tema.

Una buena forma de comprobar cómo cambia la luz y la posición del sol es hacer vuestro propio reloj solar. Se trata de una manualidad muy sencilla, para la que únicamente necesitáis algunos materiales caseros:

Materiales para un reloj solar casero
Materiales para un reloj solar casero

El resultado final es un reloj solar que medirá el paso del tiempo de forma sencilla. Podéis compararla con vuestro reloj, ver si es igual, si hay divergencias, y comprobar cómo va cambiando mientras van pasado los días y las semanas y nos volvamos a acercar al otoño.

Reloj solar con materiales caseros
Reloj solar con materiales caseros

Fuente: manualidadesinfantiles.org

Un sol artístico

Ya sabéis que en Helen Doron English nos encantan las manualidades. Pero es que, además, son una forma genial de fomentar la creatividad y el interés de los niños por casi cualquier tema que queramos introducirles.

Sol de manualidad

Lo que os proponemos no es solo que hagáis un sol bonito y artístico, sino que escribáis, en sus rayos, aquellas cosas que os gustaría que se fueran en la hoguera de media noche, o los deseos que tenéis para el nuevo ciclo solar que se está abriendo. Si queréis saber más sobre ambas cosas… ¡pasad al siguiente apartado!

Fuente: nurturestore.co.uk

Hoguera

Si hay algo que sea típico de esta fiesta es el fuego, la fuerza del sol, su capacidad para destruir y depurar. En muchos lugares existen tradiciones como la de saltar una hoguera, y también es habitual quemar lo viejo, lo que ya no queremos en nuestra vida.

Aunque no seamos supersticiosos, o no creamos en este tipo de cosas, puede ser una bonita oportunidad para reflexionar con los niños sobre las cosas que menos nos gustan o que nos hacen sentir mal, los miedos, lo que nos enfada…

Para ello, podéis escribirlo o dibujarlo en un papel, hablar sobre lo que habéis escrito o dibujado y finalizar quemándolo en una pequeña hoguera. Por otro lado, también podéis añadir los deseos que tenéis para el nuevo ciclo que comienza con el verano.

No hace falta tener que ir al campo o a un espacio al aire libre: podemos usar una vela, una pequeña hoguerita en un cuenco o sencillamente un mechero o una cerilla y un platito para dejar los restos. Es decir, algo controlable y poco peligroso.

Y siempre podéis aprovechar el fuego que hagáis para tostar marshmallows, como en las películas de campamentos. ¡Seguro que les encanta a los niños!

Imagen de portada: espanafascinante.com