408 Views

4 Ideas para una divertida noche de Halloween en familia

 

1. La comida

Lo primero de todo es pensar qué pondremos de cenar, y por supuesto las opciones son de lo más variadas. Nosotros siempre os proponemos servir alimentos saludables, decorados con elementos típicos de Halloween.

La fruta es algo que gusta a la mayoría de los niños. Con mandarinas y trocitos de kiwi podemos conseguir unas calabazas de lo más molonas, y si queremos poner un poquito de chocolate con mitades de plátano, tendremos estos fantasmas.

¿Y qué os parecen estas fresas con cobertura de chocolate blanco? Son muy, muy fáciles de hacer, lo único que necesitamos es derretir el chocolate, dejar que enfríe un momento para que esté espeso y cubrir la fruta, dejando la forma que nos gusta.

Fuente: noticiastu.com

¿Conocéis esas mandarinas a las que añadimos ojos y boca y parecen calabazas? Pues aquí os dejamos una versión un poquito más sofisticada: en este caso, están rellenas de frutas del bosque.

Fuente: frugalcouponliving.com

Y si os queréis pasar a lo salado, unas mini pizzas con toppings monstruosos siempre vienen bien:

Fuente: craftytuts.com

Hacer una manualidad

Una vez que tenemos preparada la cena, y poco antes de que llegue el momento de comerla, o quizá mientras esperamos a que se termine de cocinar, es el momento de las manualidades. Si algo tienen estas fechas es que tenemos un sinfín de opciones, para todas las edades, los gustos y el nivel de complejidad que queramos. Además, con esta manualidad de murciélagos hechas con platos de papel no solo os lo pasaréis bien, sino que además podéis usarla para decorar la casa… ¡o incluso para servir la cena!

Ver una película de Halloween en inglés

Ver películas no solo es algo que nos encanta (y a nuestros hijos), sino que, además, es una de las actividades lúdicas más aptas para mejorar nuestro nivel de inglés (y el de ellos). No necesitamos que sea una peli muy larga. De hecho, hay cortometrajes maravillosos que pueden gustar a todos, independientemente de la edad.

Seguro que muchos ya conocéis la historia del Gruffalo, un extraño animal que vive en el bosque y todos (o casi todos) creen que no existe. Pues hay una película que recoge esa historia, que tiene un ritmo tranquilo apto para cualquier edad y que, además, es maravillosa. Si queréis verlo, aquí os dejamos un enlace a The Gruffalo.

Por su parte, Room in the Broom es uno de esos clásicos contemporáneos de la literatura infantil que, como el anterior, tienen su versión cinematográfica. En este caso, además, nominada al Óscar al mejor corto de animación de hace unos años.

Leer un cuento

Por último, ¿qué sería de nuestra noche de Halloween sin leer un cuento? Si pensáis que los cuentos de Halloween no son buenos para vuestros hijos, eso es que no conocéis Where’s My Mummy, la divertida historia que nos introduce personajes tan habituales en esta festividad como un vampiro, un monstruo y un esqueleto, además de la propia momia.

Además, si pincháis en el anterior enlace tendréis actividades para realizar después de leerlo. Claro que si habéis seguido todas nuestras recomendaciones, será mejor que lo dejéis para la mañana siguiente.

Esperamos que estas ideas os sean útiles, y como todos los años, os deseamos un… Happy Halloween!!

409 Views

4 Ideas para una divertida noche de Halloween en familia

 

1. La comida

Lo primero de todo es pensar qué pondremos de cenar, y por supuesto las opciones son de lo más variadas. Nosotros siempre os proponemos servir alimentos saludables, decorados con elementos típicos de Halloween.

La fruta es algo que gusta a la mayoría de los niños. Con mandarinas y trocitos de kiwi podemos conseguir unas calabazas de lo más molonas, y si queremos poner un poquito de chocolate con mitades de plátano, tendremos estos fantasmas.

¿Y qué os parecen estas fresas con cobertura de chocolate blanco? Son muy, muy fáciles de hacer, lo único que necesitamos es derretir el chocolate, dejar que enfríe un momento para que esté espeso y cubrir la fruta, dejando la forma que nos gusta.

Fuente: noticiastu.com

¿Conocéis esas mandarinas a las que añadimos ojos y boca y parecen calabazas? Pues aquí os dejamos una versión un poquito más sofisticada: en este caso, están rellenas de frutas del bosque.

Fuente: frugalcouponliving.com

Y si os queréis pasar a lo salado, unas mini pizzas con toppings monstruosos siempre vienen bien:

Fuente: craftytuts.com

Hacer una manualidad

Una vez que tenemos preparada la cena, y poco antes de que llegue el momento de comerla, o quizá mientras esperamos a que se termine de cocinar, es el momento de las manualidades. Si algo tienen estas fechas es que tenemos un sinfín de opciones, para todas las edades, los gustos y el nivel de complejidad que queramos. Además, con esta manualidad de murciélagos hechas con platos de papel no solo os lo pasaréis bien, sino que además podéis usarla para decorar la casa… ¡o incluso para servir la cena!

Ver una película de Halloween en inglés

Ver películas no solo es algo que nos encanta (y a nuestros hijos), sino que, además, es una de las actividades lúdicas más aptas para mejorar nuestro nivel de inglés (y el de ellos). No necesitamos que sea una peli muy larga. De hecho, hay cortometrajes maravillosos que pueden gustar a todos, independientemente de la edad.

Seguro que muchos ya conocéis la historia del Gruffalo, un extraño animal que vive en el bosque y todos (o casi todos) creen que no existe. Pues hay una película que recoge esa historia, que tiene un ritmo tranquilo apto para cualquier edad y que, además, es maravillosa. Si queréis verlo, aquí os dejamos un enlace a The Gruffalo.

Por su parte, Room in the Broom es uno de esos clásicos contemporáneos de la literatura infantil que, como el anterior, tienen su versión cinematográfica. En este caso, además, nominada al Óscar al mejor corto de animación de hace unos años.

Leer un cuento

Por último, ¿qué sería de nuestra noche de Halloween sin leer un cuento? Si pensáis que los cuentos de Halloween no son buenos para vuestros hijos, eso es que no conocéis Where’s My Mummy, la divertida historia que nos introduce personajes tan habituales en esta festividad como un vampiro, un monstruo y un esqueleto, además de la propia momia.

Además, si pincháis en el anterior enlace tendréis actividades para realizar después de leerlo. Claro que si habéis seguido todas nuestras recomendaciones, será mejor que lo dejéis para la mañana siguiente.

Esperamos que estas ideas os sean útiles, y como todos los años, os deseamos un… Happy Halloween!!