943 Views

Algunas curiosas y divertidas tradiciones de Año Nuevo

Año nuevo

Es posible que tus hijos no se cuestionen una tradición a la que probablemente ya están acostumbrados cada 12 meses: comer las 12 uvas durante las campanadas de Año Nuevo. Sin embargo, es interesante y muy divertido hacerles reflexionar sobre cómo funcionan las cosas en otros países. Aquí tienes un pequeño paseo por el mundo de las tradiciones de Nochevieja.

En Japón no suenan 12 campanadas, sino 108

Si a muchos españoles se nos atragantan las 12 uvas… ¡imagina cómo sería si fueran 108! Pues ese es precisamente el número de veces que suenan las campanas en Japón, en una tradición que se denomina Jyoya no kane (除夜の鐘), y que significa literalmente “campanadas de año nuevo”. Si te preguntas por qué exactamente esa cifra, la respuesta tiene su raíz en las tradiciones budistas que llegaron de la India.

Cebollas de año nuevo en Grecia

Uno de los símbolos del Año Nuevo en Grecia es la cebolla. Este vegetal se cuelga en la puerta de entrada de las casas en en Nochebuena, simbolizando el renacimiento de la vida para el año que está llegando. Es más, la mañana del uno de enero los padres dan unos golpes en la cabeza de sus hijos con la cebolla para despertarlos.

Romper platos en Dinamarca

En Dinamarca existe la tradición de romper los platos después de la cena de navidad. Es más, se considera un signo de afecto si alguien te rompe los platos en la puerta de tu casa. Lejos de lo que pueda parecer, se trata de una muestra de buenos deseos, de amistad y cariño. Pero esta no es la única curiosa tradición del país escandinavo en fin de año: la otra consiste en saltar de la silla cuando el reloj da las doce en punto.

Cosas redondas en Filipinas

Para los filipinos, el Año Nuevo es un momento para atraer prosperidad y riqueza, y qué mejor que hacerlo con el simbolismo del dinero. Para ello, lo que hace es usar el mayor número de objetos redondos: ropa, comida, utensilios de cocina… la tradición tiene que ver con que las cosas redondas, que tienen la misma forma que las monedas, atraen ese tipo de buena suerte monetaria. De este modo, en una mesa en Filipinas no faltan 12 frutas redondas en Nochevieja.

Quema de espantapájaros en Ecuador

La tradición en Ecuador consiste en quemar objetos que representan cosas del año pasado, de forma que se destruya lo antiguo para dar paso a lo nuevo. En este sentido, prender fuego a un espantapájaros relleno de papel es una de las tradiciones más extendidas, simbolizando la mala suerte o las cosas negativas que se deja atrás.

¡A bañarse en la playa!

Para terminar, y aunque en el hemisferio norte la Nochevieja se asocia al frío y a la nieve propios de la estación invernal, la otra mitad del planeta está en verano, ¡por lo que hace calor! Así que, ¿qué mejor manera de celebrar el nuevo año que pegarse un remojón en la playa?

Imagen: vividscreen.info

944 Views

Algunas curiosas y divertidas tradiciones de Año Nuevo

Año nuevo

Es posible que tus hijos no se cuestionen una tradición a la que probablemente ya están acostumbrados cada 12 meses: comer las 12 uvas durante las campanadas de Año Nuevo. Sin embargo, es interesante y muy divertido hacerles reflexionar sobre cómo funcionan las cosas en otros países. Aquí tienes un pequeño paseo por el mundo de las tradiciones de Nochevieja.

En Japón no suenan 12 campanadas, sino 108

Si a muchos españoles se nos atragantan las 12 uvas… ¡imagina cómo sería si fueran 108! Pues ese es precisamente el número de veces que suenan las campanas en Japón, en una tradición que se denomina Jyoya no kane (除夜の鐘), y que significa literalmente “campanadas de año nuevo”. Si te preguntas por qué exactamente esa cifra, la respuesta tiene su raíz en las tradiciones budistas que llegaron de la India.

Cebollas de año nuevo en Grecia

Uno de los símbolos del Año Nuevo en Grecia es la cebolla. Este vegetal se cuelga en la puerta de entrada de las casas en en Nochebuena, simbolizando el renacimiento de la vida para el año que está llegando. Es más, la mañana del uno de enero los padres dan unos golpes en la cabeza de sus hijos con la cebolla para despertarlos.

Romper platos en Dinamarca

En Dinamarca existe la tradición de romper los platos después de la cena de navidad. Es más, se considera un signo de afecto si alguien te rompe los platos en la puerta de tu casa. Lejos de lo que pueda parecer, se trata de una muestra de buenos deseos, de amistad y cariño. Pero esta no es la única curiosa tradición del país escandinavo en fin de año: la otra consiste en saltar de la silla cuando el reloj da las doce en punto.

Cosas redondas en Filipinas

Para los filipinos, el Año Nuevo es un momento para atraer prosperidad y riqueza, y qué mejor que hacerlo con el simbolismo del dinero. Para ello, lo que hace es usar el mayor número de objetos redondos: ropa, comida, utensilios de cocina… la tradición tiene que ver con que las cosas redondas, que tienen la misma forma que las monedas, atraen ese tipo de buena suerte monetaria. De este modo, en una mesa en Filipinas no faltan 12 frutas redondas en Nochevieja.

Quema de espantapájaros en Ecuador

La tradición en Ecuador consiste en quemar objetos que representan cosas del año pasado, de forma que se destruya lo antiguo para dar paso a lo nuevo. En este sentido, prender fuego a un espantapájaros relleno de papel es una de las tradiciones más extendidas, simbolizando la mala suerte o las cosas negativas que se deja atrás.

¡A bañarse en la playa!

Para terminar, y aunque en el hemisferio norte la Nochevieja se asocia al frío y a la nieve propios de la estación invernal, la otra mitad del planeta está en verano, ¡por lo que hace calor! Así que, ¿qué mejor manera de celebrar el nuevo año que pegarse un remojón en la playa?

Imagen: vividscreen.info