2359 Views

Aprender a través de la música: Canciones infantiles en inglés

Canciones didácticas

Las canciones pueden desempeñar un papel crucial en el proceso de aprendizaje de una lengua extranjera, tanto para niños como para adultos. Estas constituyen un recurso didáctico esencial para aquellos que desean aprender a hablar inglés u otro idioma extranjero. A través de la música, se pueden desarrollar aspectos fundamentales del aprendizaje de una segunda lengua, permitiéndonos adquirir vocabulario y estructuras gramaticales de manera intuitiva. Es por ello que en Helen Doron, los recursos musicales son uno de los grandes pilares de la metodología

¿Por qué las canciones en inglés son un gran recurso didáctico?

La música no solo es un medio de entretenimiento, sino también una estrategia pedagógica efectiva para un aprendizaje rápido y eficaz de una lengua extranjera. Es crucial comprender el papel de la música como recurso didáctico y su contribución al aprendizaje del idioma inglés en los estudiantes.

Los recursos didácticos, al actuar como apoyo en la presentación de contenidos, mediadores en el encuentro del estudiante con la realidad, y al afianzar el aprendizaje de conocimientos, desempeñan un papel esencial. Las canciones en inglés representan una fuerza lingüística de la «vida real» que se utiliza para practicar diversas habilidades lingüísticas de manera atractiva y eficaz.

En Helen Doron, todos los niveles cuentan con canciones propias que los niños pueden escuchar en casa diariamente a través de la app Helen Doron Stream. Así mismo, en el canal de Youtube de Helen Doron: Helen Doron Song Club, hay muchas canciones infantiles tanto propias como clásicos adaptados.

Además de existir una radio de Helen Doron, con contenido constante y muy atractivo, dirigido a adolescentes, aportando un alto contenido musical: TeenBuzz radio.

Canciones en inglés desde casa: ¿Qué pueden hacer los padres para mejorar la escucha activa de sus hijos?

Las canciones proporcionan una manera natural y agradable para que los niños desarrollen su lenguaje, sus emociones, su memoria y sus habilidades psicomotrices. Más allá de enseñar y mejorar capacidades específicas, contribuyen a la felicidad de los niños, les ayudan a expresar sus emociones y les proporcionan recursos para manejar situaciones emocionales negativas.

La escucha activa, que permite a los niños comprender y responder de manera efectiva a los mensajes que reciben, es fundamental. Los padres pueden fomentar esta habilidad a través de la música en inglés, ayudando a los niños a descubrir movimientos rítmicos y desarrollar agilidad psicofísica. Cuando se combina con el aprendizaje del inglés, las canciones se convierten en una herramienta divertida para mejorar la comprensión del idioma, aprender vocabulario y disfrutar del proceso.

Razones para aprender inglés con canciones:

  1. Adquisición de vocabulario y práctica de estructuras gramaticales: Las canciones ofrecen una forma natural y contextualizada de aprender.
  2. Motivación: Las canciones resultan más motivadoras que un texto, manteniendo el interés del estudiante.
  3. Mejora de la pronunciación: Al cantar, se practican los fonemas y se mejora la pronunciación de manera divertida.
  4. Aspectos culturales: Las canciones proporcionan una visión de las costumbres culturales, enriqueciendo el aprendizaje con conocimientos sobre la cultura anglosajona o americana.
Aprender a través de la música

Es crucial seleccionar canciones apropiadas para la edad de los niños, asegurándose de que disfruten de ellas y puedan cantarlas juntos. Esto no solo mejora la pronunciación y familiariza a los niños con el ritmo y la entonación del idioma, sino que también facilita el aprendizaje de nuevas palabras y frases de manera natural.

En conclusión, el uso de canciones en inglés no solo es beneficioso para el desarrollo lingüístico de los niños, sino que también proporciona una experiencia educativa divertida y enriquecedora. El canto en inglés desde la infancia no solo fomenta el idioma de manera efectiva sino que también convierte el aprendizaje en un juego placentero en lugar de una tarea académica aburrida.

2360 Views

Aprender a través de la música: Canciones infantiles en inglés

Canciones didácticas

Las canciones pueden desempeñar un papel crucial en el proceso de aprendizaje de una lengua extranjera, tanto para niños como para adultos. Estas constituyen un recurso didáctico esencial para aquellos que desean aprender a hablar inglés u otro idioma extranjero. A través de la música, se pueden desarrollar aspectos fundamentales del aprendizaje de una segunda lengua, permitiéndonos adquirir vocabulario y estructuras gramaticales de manera intuitiva. Es por ello que en Helen Doron, los recursos musicales son uno de los grandes pilares de la metodología

¿Por qué las canciones en inglés son un gran recurso didáctico?

La música no solo es un medio de entretenimiento, sino también una estrategia pedagógica efectiva para un aprendizaje rápido y eficaz de una lengua extranjera. Es crucial comprender el papel de la música como recurso didáctico y su contribución al aprendizaje del idioma inglés en los estudiantes.

Los recursos didácticos, al actuar como apoyo en la presentación de contenidos, mediadores en el encuentro del estudiante con la realidad, y al afianzar el aprendizaje de conocimientos, desempeñan un papel esencial. Las canciones en inglés representan una fuerza lingüística de la «vida real» que se utiliza para practicar diversas habilidades lingüísticas de manera atractiva y eficaz.

En Helen Doron, todos los niveles cuentan con canciones propias que los niños pueden escuchar en casa diariamente a través de la app Helen Doron Stream. Así mismo, en el canal de Youtube de Helen Doron: Helen Doron Song Club, hay muchas canciones infantiles tanto propias como clásicos adaptados.

Además de existir una radio de Helen Doron, con contenido constante y muy atractivo, dirigido a adolescentes, aportando un alto contenido musical: TeenBuzz radio.

Canciones en inglés desde casa: ¿Qué pueden hacer los padres para mejorar la escucha activa de sus hijos?

Las canciones proporcionan una manera natural y agradable para que los niños desarrollen su lenguaje, sus emociones, su memoria y sus habilidades psicomotrices. Más allá de enseñar y mejorar capacidades específicas, contribuyen a la felicidad de los niños, les ayudan a expresar sus emociones y les proporcionan recursos para manejar situaciones emocionales negativas.

La escucha activa, que permite a los niños comprender y responder de manera efectiva a los mensajes que reciben, es fundamental. Los padres pueden fomentar esta habilidad a través de la música en inglés, ayudando a los niños a descubrir movimientos rítmicos y desarrollar agilidad psicofísica. Cuando se combina con el aprendizaje del inglés, las canciones se convierten en una herramienta divertida para mejorar la comprensión del idioma, aprender vocabulario y disfrutar del proceso.

Razones para aprender inglés con canciones:

  1. Adquisición de vocabulario y práctica de estructuras gramaticales: Las canciones ofrecen una forma natural y contextualizada de aprender.
  2. Motivación: Las canciones resultan más motivadoras que un texto, manteniendo el interés del estudiante.
  3. Mejora de la pronunciación: Al cantar, se practican los fonemas y se mejora la pronunciación de manera divertida.
  4. Aspectos culturales: Las canciones proporcionan una visión de las costumbres culturales, enriqueciendo el aprendizaje con conocimientos sobre la cultura anglosajona o americana.
Aprender a través de la música

Es crucial seleccionar canciones apropiadas para la edad de los niños, asegurándose de que disfruten de ellas y puedan cantarlas juntos. Esto no solo mejora la pronunciación y familiariza a los niños con el ritmo y la entonación del idioma, sino que también facilita el aprendizaje de nuevas palabras y frases de manera natural.

En conclusión, el uso de canciones en inglés no solo es beneficioso para el desarrollo lingüístico de los niños, sino que también proporciona una experiencia educativa divertida y enriquecedora. El canto en inglés desde la infancia no solo fomenta el idioma de manera efectiva sino que también convierte el aprendizaje en un juego placentero en lugar de una tarea académica aburrida.