3499 Views

How I Became a Pirate: El cuento del verano

¿Buscas un libro para leer con tus pequeños este verano? How I Became a Pirate escrito por Melinda Long es la opción ideal para leer en la playa, en la parque, en casa, donde os apetezca.

Jeremy Jacob es la única persona en la playa que se da cuenta de la llegada de un barco pirata cerca de la orilla del mar . Está construyendo un castillo de arena cuando ve el barco y parece ser que solo le ha llamado la atención a él. Cuando el Capitan Braid Beard y su tripulación de siete ven el impresionante trabajo de Jeremy y su castillo de arena se sorprenden mucho. Tienen un tesoro que quieren enterrar y piensan que Jeremy es el niño adecuado para echarles una mano. ¡Jeremy se va a convertir en pirata! Jeremy tiene que aprender muchas palabras nuevas, palabras de piratas, canciones, sus costumbres y su vestimento. Él también les enseña a los piratas cosas nuevas, como el futbol, guerras de almohadas, etc.

how-i-became-a-pirate¡La vida de un pirata parece muy divertida y le encanta a Jeremy! No tiene que hacer nada que no le apetezca, no se tiene ni que lavar los dientes, ni tiene que recoger su cuarto, ni comer verduras… Pero luego también se da cuenta de que todas las comodidades de su casa no las tiene. Nadie le cuenta un cuento por las noches, nadie le da un beso, y nadie le tapa con la mantita… Le da miedo las tormentas y no tiene a nadie que le diga que este tranquilo y que le abrace. Entonces, Jeremy decide que no quiere ser un pirata y que quiere volver a casa. Le ayuda a los piratas a esconder su tesoro y regresa a tiempo para su entrenamiento de fútbol. Se da cuenta de que ser un pirata no es tan divertido como parecía.

Es un libro ideal para este verano, los niños y incluso los padres disfrutaran con este libro por varias razones. Una de ellas son las ilustraciones que se encuentran en este libro, son muy realistas, graciosas y detalladas, a los niños les encantaran, y podéis disfrutar con ellas describiéndolas y comparando los piratas entre si.

Una segunda razón por la que le gustara a los niños es la parte interactiva del libro, los niños y/o padres/profesores pueden cambiar la voz de los personajes y añadirles una voz de pirata.

Para disfrutar con este cuento también podríais disfrazaros de piratas, como los piratas del libro, o aun mejor de vuestra propia imaginación. Podéis narrar la historia vestidos como los personajes y meteros en el cuento. Un escenario perfecto sería la playa. Incluso sin disfrazaros de piratas, es un cuento ideal para contar en la playa.

También seria una buena idea construir el mejor castillo de la playa con los niños. Trabajar duro y cuidadosamente para construir un castillo impresionante. Los niños se divertirán mucho construyendo sus castillos de arena, y puede ser un momento especial y divertido para toda la familia construir un castillo juntos.

how-i-became-a-pirate-2Aparte de castillos, este libro da pie a miles de posibilidades de juegos, como por ejemplo, en busca del tesoro. Aprovechando del verano, en cualquier playa o parque abierto o incluso en casa, podéis jugar a este juego tan divertido. Los niños pueden aprender a utilizar mapas de verdad, o mejor aun pueden aprender a hacer sus propios planos y mapas. Estarían aprendiendo de una forma inconsciente y disfrutando simultáneamente. Es un juego que consiste en trabajo en equipo, en pensar, en moverse, y podéis pasar mañanas y tardes enteras jugando a este juego.

Este cuento enseña lo importante que es apreciar los detalles pequeños y lo que tenemos en casa todos los días. Puede sonar muy divertido ser pirata y viajar en barco y vivir diferentes aventuras, pero igual que Jeremy, los niños también saben que no hay mejor sitio que su casa y estar cerca de la familia. There’s no place like home.

Escrito por Cristina Muguerza, teacher en Helen Doron Les Corts.

3500 Views

How I Became a Pirate: El cuento del verano

¿Buscas un libro para leer con tus pequeños este verano? How I Became a Pirate escrito por Melinda Long es la opción ideal para leer en la playa, en la parque, en casa, donde os apetezca.

Jeremy Jacob es la única persona en la playa que se da cuenta de la llegada de un barco pirata cerca de la orilla del mar . Está construyendo un castillo de arena cuando ve el barco y parece ser que solo le ha llamado la atención a él. Cuando el Capitan Braid Beard y su tripulación de siete ven el impresionante trabajo de Jeremy y su castillo de arena se sorprenden mucho. Tienen un tesoro que quieren enterrar y piensan que Jeremy es el niño adecuado para echarles una mano. ¡Jeremy se va a convertir en pirata! Jeremy tiene que aprender muchas palabras nuevas, palabras de piratas, canciones, sus costumbres y su vestimento. Él también les enseña a los piratas cosas nuevas, como el futbol, guerras de almohadas, etc.

how-i-became-a-pirate¡La vida de un pirata parece muy divertida y le encanta a Jeremy! No tiene que hacer nada que no le apetezca, no se tiene ni que lavar los dientes, ni tiene que recoger su cuarto, ni comer verduras… Pero luego también se da cuenta de que todas las comodidades de su casa no las tiene. Nadie le cuenta un cuento por las noches, nadie le da un beso, y nadie le tapa con la mantita… Le da miedo las tormentas y no tiene a nadie que le diga que este tranquilo y que le abrace. Entonces, Jeremy decide que no quiere ser un pirata y que quiere volver a casa. Le ayuda a los piratas a esconder su tesoro y regresa a tiempo para su entrenamiento de fútbol. Se da cuenta de que ser un pirata no es tan divertido como parecía.

Es un libro ideal para este verano, los niños y incluso los padres disfrutaran con este libro por varias razones. Una de ellas son las ilustraciones que se encuentran en este libro, son muy realistas, graciosas y detalladas, a los niños les encantaran, y podéis disfrutar con ellas describiéndolas y comparando los piratas entre si.

Una segunda razón por la que le gustara a los niños es la parte interactiva del libro, los niños y/o padres/profesores pueden cambiar la voz de los personajes y añadirles una voz de pirata.

Para disfrutar con este cuento también podríais disfrazaros de piratas, como los piratas del libro, o aun mejor de vuestra propia imaginación. Podéis narrar la historia vestidos como los personajes y meteros en el cuento. Un escenario perfecto sería la playa. Incluso sin disfrazaros de piratas, es un cuento ideal para contar en la playa.

También seria una buena idea construir el mejor castillo de la playa con los niños. Trabajar duro y cuidadosamente para construir un castillo impresionante. Los niños se divertirán mucho construyendo sus castillos de arena, y puede ser un momento especial y divertido para toda la familia construir un castillo juntos.

how-i-became-a-pirate-2Aparte de castillos, este libro da pie a miles de posibilidades de juegos, como por ejemplo, en busca del tesoro. Aprovechando del verano, en cualquier playa o parque abierto o incluso en casa, podéis jugar a este juego tan divertido. Los niños pueden aprender a utilizar mapas de verdad, o mejor aun pueden aprender a hacer sus propios planos y mapas. Estarían aprendiendo de una forma inconsciente y disfrutando simultáneamente. Es un juego que consiste en trabajo en equipo, en pensar, en moverse, y podéis pasar mañanas y tardes enteras jugando a este juego.

Este cuento enseña lo importante que es apreciar los detalles pequeños y lo que tenemos en casa todos los días. Puede sonar muy divertido ser pirata y viajar en barco y vivir diferentes aventuras, pero igual que Jeremy, los niños también saben que no hay mejor sitio que su casa y estar cerca de la familia. There’s no place like home.

Escrito por Cristina Muguerza, teacher en Helen Doron Les Corts.