2267 Views

Vamos a colorear el mundo

colorear

Helen Doron introduce una serie de 5 artículos en el blog para ayudar a los padres a contruir la mejor base para el aprendizaje de sus hijos. Estos artículos ponen de relieve las actividades cotidianas que tienen que ver con su hijo. Desde colorear, a la música, consejos de alimentación saludable e incluso el estímulo positivo. ¡Estos sencillos consejos pueden marcar una gran diferencia!

Cierra los ojos. Rememora esos días en los que te tumbabas en el suelo con un libro para colorear y una caja de lápices. Durante un rato erais solo tú y la página en blanco. Tenías que elegir qué lápiz usar. Qué colorear primero. Con cuidado, pintabas sin salirte de las líneas. ¿Recuerdas esa sensación de alegría, una vez terminado, cuando corrías a enseñar ese trozo de arte que habías creado?

Colorear es más que una actividad divertida. Más incluso que una oportunidad de que los niños dediquen horas a expresar su creatividad. Mucho más que todo eso.

De la mano de los ojos

Cuando los niños comienzan a colorear, sus ojos están fijos diciéndoles a sus manos y dedos dónde ir. Colorear es una extraordinaria manera de mejorar la coordinación entre manos y ojos, lo cual ayuda considerablemente a su capacidad de escribir. Colorear con una mano mientras se sujeta la página con la otra desarrolla la coordinación bilateral.

Construir fuerza muscular

Desarrollar habilidades motoras significa desarrollar los músculos. Hay que hacer un gran esfuerzo para sostener un lápiz mientras se colorea la página. Cuando dibujan, los niños están practicando cómo sostener una herramienta de escritura, a la vez que desarrollan sus manos y aprenden a regular la cantidad de fuerza necesaria para crear sombras más oscuras o más claras. Y no solo se fortalece la mano, sino también el hombro, lo cual sirve de preparación para cuando se abordan las habilidades motrices finas.

Gimnasia para el cerebro

Colorear podría parecer una actividad relajante. Sin embargo, actúa como constructora de habilidades cognitivas nucleares tales como el pensamiento, el enfoque y la concentración que el cerebro debe utilizar para llevar a cabo una amplia variedad de actividades. Mientras colorean, los niños están reconociendo los colores, las líneas y las formas. Reconocer formas sirve, además, como primer paso para la lectura y las matemáticas.

Decisiones

Colorear es una buena manera de enseñar a los niños para planificar el futuro. Pueden mirar el cuadro de la página y decidir dónde deben comenzar, qué color utilizar para cada parte, y prestar atención a los detalles. Esa sensación de satisfacción que viene cuando han coloreado toda la página y completada la tarea es muy motivadora y les animará a hacer otra, y otra, y otra más.

Entre líneas

Colorear ayuda a los niños a aprender acerca de los límites, a permanecer dentro de las líneas. Esto es útil cuando se está aprendiendo a escribir. A pesar de que crea un sentido de estructura, también deja espacio para la creatividad, como comprobamos cuando damos el mismo dibujo a niños diferentes y vemos cómo sus personalidades entran en juego en los colores que eligen y en cómo colorean la página.

¿Qué es esa palabra?
Colorear páginas que incluyan palabras ofrece la oportunidad de iniciar una conversación. Vamos a tomar uno de los animales más queridos del mundo, el perro. Podemos preguntar a nuestro hijo o hija si les gusta los perros. ¿Qué es lo que más te gusta de ellos? ¿Qué crees que les gusta hacer a los perros? ¿Qué hacen otros animales que te gustan? ¿Sabes decirme otro animal que comience con la letra “d”?

En definitiva, colorear no solo es divertido, sino que además puede servir de pretexto para iniciar una conversación, enseñar a los niños sobre el mundo que les rodea y ayudarles a desarrollar algunas habilidades importantes en el camino.

Si quieres saber más, puedes entrar en Helen Doron Song Club en YouTube.

2268 Views

Vamos a colorear el mundo

colorear

Helen Doron introduce una serie de 5 artículos en el blog para ayudar a los padres a contruir la mejor base para el aprendizaje de sus hijos. Estos artículos ponen de relieve las actividades cotidianas que tienen que ver con su hijo. Desde colorear, a la música, consejos de alimentación saludable e incluso el estímulo positivo. ¡Estos sencillos consejos pueden marcar una gran diferencia!

Cierra los ojos. Rememora esos días en los que te tumbabas en el suelo con un libro para colorear y una caja de lápices. Durante un rato erais solo tú y la página en blanco. Tenías que elegir qué lápiz usar. Qué colorear primero. Con cuidado, pintabas sin salirte de las líneas. ¿Recuerdas esa sensación de alegría, una vez terminado, cuando corrías a enseñar ese trozo de arte que habías creado?

Colorear es más que una actividad divertida. Más incluso que una oportunidad de que los niños dediquen horas a expresar su creatividad. Mucho más que todo eso.

De la mano de los ojos

Cuando los niños comienzan a colorear, sus ojos están fijos diciéndoles a sus manos y dedos dónde ir. Colorear es una extraordinaria manera de mejorar la coordinación entre manos y ojos, lo cual ayuda considerablemente a su capacidad de escribir. Colorear con una mano mientras se sujeta la página con la otra desarrolla la coordinación bilateral.

Construir fuerza muscular

Desarrollar habilidades motoras significa desarrollar los músculos. Hay que hacer un gran esfuerzo para sostener un lápiz mientras se colorea la página. Cuando dibujan, los niños están practicando cómo sostener una herramienta de escritura, a la vez que desarrollan sus manos y aprenden a regular la cantidad de fuerza necesaria para crear sombras más oscuras o más claras. Y no solo se fortalece la mano, sino también el hombro, lo cual sirve de preparación para cuando se abordan las habilidades motrices finas.

Gimnasia para el cerebro

Colorear podría parecer una actividad relajante. Sin embargo, actúa como constructora de habilidades cognitivas nucleares tales como el pensamiento, el enfoque y la concentración que el cerebro debe utilizar para llevar a cabo una amplia variedad de actividades. Mientras colorean, los niños están reconociendo los colores, las líneas y las formas. Reconocer formas sirve, además, como primer paso para la lectura y las matemáticas.

Decisiones

Colorear es una buena manera de enseñar a los niños para planificar el futuro. Pueden mirar el cuadro de la página y decidir dónde deben comenzar, qué color utilizar para cada parte, y prestar atención a los detalles. Esa sensación de satisfacción que viene cuando han coloreado toda la página y completada la tarea es muy motivadora y les animará a hacer otra, y otra, y otra más.

Entre líneas

Colorear ayuda a los niños a aprender acerca de los límites, a permanecer dentro de las líneas. Esto es útil cuando se está aprendiendo a escribir. A pesar de que crea un sentido de estructura, también deja espacio para la creatividad, como comprobamos cuando damos el mismo dibujo a niños diferentes y vemos cómo sus personalidades entran en juego en los colores que eligen y en cómo colorean la página.

¿Qué es esa palabra?
Colorear páginas que incluyan palabras ofrece la oportunidad de iniciar una conversación. Vamos a tomar uno de los animales más queridos del mundo, el perro. Podemos preguntar a nuestro hijo o hija si les gusta los perros. ¿Qué es lo que más te gusta de ellos? ¿Qué crees que les gusta hacer a los perros? ¿Qué hacen otros animales que te gustan? ¿Sabes decirme otro animal que comience con la letra “d”?

En definitiva, colorear no solo es divertido, sino que además puede servir de pretexto para iniciar una conversación, enseñar a los niños sobre el mundo que les rodea y ayudarles a desarrollar algunas habilidades importantes en el camino.

Si quieres saber más, puedes entrar en Helen Doron Song Club en YouTube.