1091 Views

Cómo elegir el mejor campamento de verano para nuestros hijos

Se acaba el curso y llegan las vacaciones escolares, pero muchos padres deben seguir trabajando. Ello nos plantea el dilema de quién puede cuidar de nuestros hijos durante nuestra jornada laboral. Muchas familias tienen la suerte de contar con abuelos o hermanos mayores que pueden hacerse cargo de los peques, pero otras muchas, al contrario, lo tienen más difícil. Por ello, cada vez más, encontramos colegios y academias que también abren sus puertas en verano, así como instalaciones dedicadas exclusivamente a atender a los niños en época estival. Pero, ¿cómo elegir el mejor campamento o escuela de verano para ellos? ¿Optamos por el deporte, el inglés, el repaso escolar? A continuación, nuestros consejos para conseguir la mejor opción.

1. El campamento o escuela de verano es una opción de diversión y aprendizaje

Un campamento o escuela de verano no es solamente un lugar donde podemos llevar a nuestros hijos para que se ocupen de ellos. Cada vez más, las familias optan por llevarlos por sus beneficios para nuestros pequeños, tanto a nivel emocional como relacional, intelectual o físico. Y esto es importante también para nuestros hijos: debemos presentarles el campamento de verano como una opción fantástica para divertirse, además de poder desarrollar sus aficiones, aprender y hacer nuevos amigos. No olvidaremos que los niños están de vacaciones.

2. Debemos tener en cuenta el carácter y las necesidades de nuestros hijos

¿Nuestro hijo es activo o más tranquilo? ¿Tiene autonomía suficiente, sabe lavarse y vestirse solo? ¿Necesita repaso escolar, más actividad física, mejorar su nivel de inglés? ¿Queremos que vaya unas horas al día, medio día, o que se queden a dormir? Después estudiaremos la oferta de nuestra zona: actividades previstas, horarios y precios.

3. Consideraremos la opinión de los niños

Es importante que hagamos a nuestros hijos partícipes de la decisión. Al final, son ellos los que van a disfrutar del campamento o escuela de verano y tienen que asistir contentos. Deben ver sus ventajas, estar convencidos de querer ir. Si no quieren, posiblemente después no estén a gusto o quieran abandonarla antes de finalizar.

4. Campamentos urbanos a partir de 3 años, con noche a partir de 12

En la actualidad, encontramos escuelas de verano a partir de los 3 años. Los nenes ya no llevan pañal y tanto ayuntamientos como colegios o academias privadas ya ofrecen campamentos de verano, sólo durante el día y de carácter urbano.

A partir de los 12 años, cuando los niños ya suelen tener plena autonomía, las opciones se incrementan. Pueden asistir una o varias semanas a campamentos de verano 24 horas, con noches incluidas en tiendas de campaña, cabañas, o residencia. En este sentido, es muy importante conocer los intereses y aficiones de nuestro hijo, ya que existen campamentos musicales, científicos, de robótica, cocina o deportes de aventura, de playa o de montaña. Y en función de su experiencia en campamentos anteriores, podremos elegir una opción más alejada y de mayor duración.

5. Investigar nuestras opciones, estudiar la relación calidad-precio

No siempre lo más caro es lo mejor. Por ejemplo, puede que haya comodidades que los niños realmente no necesitan, como elegir entre un amplio menú o que les hagan la cama. A veces es bueno que los niños aprendan a ser responsables, o que no siempre podrán elegir. Tampoco nos dejaremos guiar por las modas o “qué van a hacer sus amigos”. Si algo bueno tienen los campamentos de verano, es la posibilidad de hacer nuevos amigos. Pondremos las necesidades de nuestros hijos por delante de cualquier otra consideración.

7. Debemos comprobar que los campamentos ofrecen lo que prometen

Antes los campamentos solían ser más generalistas: ofrecían todo tipo de actividades. Ahora, en cambio, debido al incremento de la demanda, se han convertido en más específicos o temáticos: sobre tecnología, fútbol, inglés o actividades náuticas. De todos modos, la mayoría sigue ofreciendo varias opciones en un mismo campamento o escuela de verano, para atraer a más familias. Por ello es importante que visitemos sus instalaciones. Así podremos preguntar todas nuestras dudas (menús, alojamiento) y asegurarnos de que tienen el espacio y el personal adecuado para todas las actividades que prometen. Por ejemplo, pocos campamentos o escuelas de verano prescinden del inglés, aunque en la práctica no todos disponen del personal o los materiales adecuados para enseñarlo con calidad.

Nuestros campamentos Helen Doron English, 100% en inglés

Si queremos que el verano sirva para reforzar el inglés, nuestras academias Helen Doron English son una opción para tener en cuenta. En toda España, la mayoría de nuestros centros Helen Doron English ofrecen campamentos o escuelas de verano, y con actividades diversas, no sólo clases de inglés. Nuestras academias tienen presente que la diversión es el elemento clave: no debemos olvidar que los niños están de vacaciones y quieren divertirse. Por ello, la piscina, las actividades físicas, los juegos, la música, el teatro o las artes más variadas, no suelen faltar. Pero siempre teniendo en cuenta una premisa fundamental: todas las actividades se realizarán en inglés, con profesores cualificados. Además, disponemos de cursos específicos para las vacaciones, adaptados a la edad y el nivel de inglés de los niños, con temáticas de verano divertidas.

¿Quieres conocer los campamentos de verano Helen Doron English que se organizan en tu zona? Consúltalo en nuestra web: https://spot.helendoron.es/verano

And Happy Holidays!

1092 Views

Cómo elegir el mejor campamento de verano para nuestros hijos

Se acaba el curso y llegan las vacaciones escolares, pero muchos padres deben seguir trabajando. Ello nos plantea el dilema de quién puede cuidar de nuestros hijos durante nuestra jornada laboral. Muchas familias tienen la suerte de contar con abuelos o hermanos mayores que pueden hacerse cargo de los peques, pero otras muchas, al contrario, lo tienen más difícil. Por ello, cada vez más, encontramos colegios y academias que también abren sus puertas en verano, así como instalaciones dedicadas exclusivamente a atender a los niños en época estival. Pero, ¿cómo elegir el mejor campamento o escuela de verano para ellos? ¿Optamos por el deporte, el inglés, el repaso escolar? A continuación, nuestros consejos para conseguir la mejor opción.

1. El campamento o escuela de verano es una opción de diversión y aprendizaje

Un campamento o escuela de verano no es solamente un lugar donde podemos llevar a nuestros hijos para que se ocupen de ellos. Cada vez más, las familias optan por llevarlos por sus beneficios para nuestros pequeños, tanto a nivel emocional como relacional, intelectual o físico. Y esto es importante también para nuestros hijos: debemos presentarles el campamento de verano como una opción fantástica para divertirse, además de poder desarrollar sus aficiones, aprender y hacer nuevos amigos. No olvidaremos que los niños están de vacaciones.

2. Debemos tener en cuenta el carácter y las necesidades de nuestros hijos

¿Nuestro hijo es activo o más tranquilo? ¿Tiene autonomía suficiente, sabe lavarse y vestirse solo? ¿Necesita repaso escolar, más actividad física, mejorar su nivel de inglés? ¿Queremos que vaya unas horas al día, medio día, o que se queden a dormir? Después estudiaremos la oferta de nuestra zona: actividades previstas, horarios y precios.

3. Consideraremos la opinión de los niños

Es importante que hagamos a nuestros hijos partícipes de la decisión. Al final, son ellos los que van a disfrutar del campamento o escuela de verano y tienen que asistir contentos. Deben ver sus ventajas, estar convencidos de querer ir. Si no quieren, posiblemente después no estén a gusto o quieran abandonarla antes de finalizar.

4. Campamentos urbanos a partir de 3 años, con noche a partir de 12

En la actualidad, encontramos escuelas de verano a partir de los 3 años. Los nenes ya no llevan pañal y tanto ayuntamientos como colegios o academias privadas ya ofrecen campamentos de verano, sólo durante el día y de carácter urbano.

A partir de los 12 años, cuando los niños ya suelen tener plena autonomía, las opciones se incrementan. Pueden asistir una o varias semanas a campamentos de verano 24 horas, con noches incluidas en tiendas de campaña, cabañas, o residencia. En este sentido, es muy importante conocer los intereses y aficiones de nuestro hijo, ya que existen campamentos musicales, científicos, de robótica, cocina o deportes de aventura, de playa o de montaña. Y en función de su experiencia en campamentos anteriores, podremos elegir una opción más alejada y de mayor duración.

5. Investigar nuestras opciones, estudiar la relación calidad-precio

No siempre lo más caro es lo mejor. Por ejemplo, puede que haya comodidades que los niños realmente no necesitan, como elegir entre un amplio menú o que les hagan la cama. A veces es bueno que los niños aprendan a ser responsables, o que no siempre podrán elegir. Tampoco nos dejaremos guiar por las modas o “qué van a hacer sus amigos”. Si algo bueno tienen los campamentos de verano, es la posibilidad de hacer nuevos amigos. Pondremos las necesidades de nuestros hijos por delante de cualquier otra consideración.

7. Debemos comprobar que los campamentos ofrecen lo que prometen

Antes los campamentos solían ser más generalistas: ofrecían todo tipo de actividades. Ahora, en cambio, debido al incremento de la demanda, se han convertido en más específicos o temáticos: sobre tecnología, fútbol, inglés o actividades náuticas. De todos modos, la mayoría sigue ofreciendo varias opciones en un mismo campamento o escuela de verano, para atraer a más familias. Por ello es importante que visitemos sus instalaciones. Así podremos preguntar todas nuestras dudas (menús, alojamiento) y asegurarnos de que tienen el espacio y el personal adecuado para todas las actividades que prometen. Por ejemplo, pocos campamentos o escuelas de verano prescinden del inglés, aunque en la práctica no todos disponen del personal o los materiales adecuados para enseñarlo con calidad.

Nuestros campamentos Helen Doron English, 100% en inglés

Si queremos que el verano sirva para reforzar el inglés, nuestras academias Helen Doron English son una opción para tener en cuenta. En toda España, la mayoría de nuestros centros Helen Doron English ofrecen campamentos o escuelas de verano, y con actividades diversas, no sólo clases de inglés. Nuestras academias tienen presente que la diversión es el elemento clave: no debemos olvidar que los niños están de vacaciones y quieren divertirse. Por ello, la piscina, las actividades físicas, los juegos, la música, el teatro o las artes más variadas, no suelen faltar. Pero siempre teniendo en cuenta una premisa fundamental: todas las actividades se realizarán en inglés, con profesores cualificados. Además, disponemos de cursos específicos para las vacaciones, adaptados a la edad y el nivel de inglés de los niños, con temáticas de verano divertidas.

¿Quieres conocer los campamentos de verano Helen Doron English que se organizan en tu zona? Consúltalo en nuestra web: https://spot.helendoron.es/verano

And Happy Holidays!