544 Views

Congratulations! 10 años en Helen Doron English Algeciras Norte

Helen Doron Algeciras Norte 10 años

Nuestra familia Helen Doron sigue cumpliendo años y en esta ocasión felicitamos a Estefanía y Juanma, franquiciados del centro Helen Doron English Algeciras Norte, que ya cumple más de 10 años desde su inauguración. 

Congratulations!, Estefanía y Juanma;

¿Cómo fue vuestro primer contacto con Helen Doron English?

Nuestro primer contacto fue a través de un amigo que nos habló de la franquicia y de la forma de enseñar inglés. Fue muy interesante la primera vez que oímos hablar de la metodología, tan distinta a lo que habíamos visto y vivido en nuestra infancia y juventud. 

¿Cómo surgió la oportunidad de tener vuestro propio centro?

Todo fue muy rápido. Después de indagar un poco sobre la franquicia en internet y ver por encima cómo estaba la situación en la ciudad, respecto a la competencia y demás, decidimos pedir más información a Helen Doron. Y ya después todo vino rodado.

¿Cuál ha sido vuestra evolución en estos 10 años?

Como suele ocurrir, los inicios fueron complicados y hubo que ponerle muchas ganas y recursos tanto económicos como humanos. Hacerse hueco en el ámbito de la educación infantil en una ciudad mediana-grande es difícil, pero con el paso del tiempo nos hemos situado en una posición privilegiada, que al principio no imaginábamos. A día de hoy, no solo en Algeciras, sino en todo el Campo de Gibraltar, todo el mundo sabe quiénes somos.

Clase de inglés en Helen Doron Algeciras Norte

¿Seguís teniendo alumnos que empezaron con vosotros hace 10 años? 

Algunos alumnos quedan con nosotros, aunque es cierto que cuando nos cambiamos de ubicación y con el paso del tiempo apenas quedan alumnos de los inicios. Hay una niña que empezó con nosotros en Fun with Flupe y actualmente se está preparando para el C1.

¿Qué es lo que más os gusta y os hace disfrutar en el día a día?

Son muchas cosas, pero el trato humano con las personas que vienen a nuestro centro y ver a los niños disfrutar y cómo van aprendiendo inglés son cosas que te dan vitaminas para continuar con el día a día. Es muy reconfortante también ver que el 95% de las personas que vienen a la academia a pedir información para apuntar a sus hijos lo hacen por la recomendación de alguien: nuestros clientes se han convertido en nuestros mejores embajadores. 

Profesores disfrazados para un trato divertido con en alumno

Para terminar, ¿podrías contarnos alguna anécdota especial de todos estos años?

Diez años dan para mucho y durante los dos años de pandemia se podrían sacar anécdotas para escribir un libro. Sobre todo, si les preguntamos a las profesoras. Nos convertimos en streamers de un día para otro. 

Pero fuera de esa época, hay una cosa que es bastante graciosa: es costumbre en las clases de Helen Doron quitarse los zapatos en la puerta de las clases, nuestra academia tiene amplios ventanales y desde la calle se ve perfectamente el interior de las zonas comunes, nunca se nos olvidará aquella vez que unos viandantes nos preguntaron el precio de los zapatos que teníamos en el escaparate…

545 Views

Congratulations! 10 años en Helen Doron English Algeciras Norte

Helen Doron Algeciras Norte 10 años

Nuestra familia Helen Doron sigue cumpliendo años y en esta ocasión felicitamos a Estefanía y Juanma, franquiciados del centro Helen Doron English Algeciras Norte, que ya cumple más de 10 años desde su inauguración. 

Congratulations!, Estefanía y Juanma;

¿Cómo fue vuestro primer contacto con Helen Doron English?

Nuestro primer contacto fue a través de un amigo que nos habló de la franquicia y de la forma de enseñar inglés. Fue muy interesante la primera vez que oímos hablar de la metodología, tan distinta a lo que habíamos visto y vivido en nuestra infancia y juventud. 

¿Cómo surgió la oportunidad de tener vuestro propio centro?

Todo fue muy rápido. Después de indagar un poco sobre la franquicia en internet y ver por encima cómo estaba la situación en la ciudad, respecto a la competencia y demás, decidimos pedir más información a Helen Doron. Y ya después todo vino rodado.

¿Cuál ha sido vuestra evolución en estos 10 años?

Como suele ocurrir, los inicios fueron complicados y hubo que ponerle muchas ganas y recursos tanto económicos como humanos. Hacerse hueco en el ámbito de la educación infantil en una ciudad mediana-grande es difícil, pero con el paso del tiempo nos hemos situado en una posición privilegiada, que al principio no imaginábamos. A día de hoy, no solo en Algeciras, sino en todo el Campo de Gibraltar, todo el mundo sabe quiénes somos.

Clase de inglés en Helen Doron Algeciras Norte

¿Seguís teniendo alumnos que empezaron con vosotros hace 10 años? 

Algunos alumnos quedan con nosotros, aunque es cierto que cuando nos cambiamos de ubicación y con el paso del tiempo apenas quedan alumnos de los inicios. Hay una niña que empezó con nosotros en Fun with Flupe y actualmente se está preparando para el C1.

¿Qué es lo que más os gusta y os hace disfrutar en el día a día?

Son muchas cosas, pero el trato humano con las personas que vienen a nuestro centro y ver a los niños disfrutar y cómo van aprendiendo inglés son cosas que te dan vitaminas para continuar con el día a día. Es muy reconfortante también ver que el 95% de las personas que vienen a la academia a pedir información para apuntar a sus hijos lo hacen por la recomendación de alguien: nuestros clientes se han convertido en nuestros mejores embajadores. 

Profesores disfrazados para un trato divertido con en alumno

Para terminar, ¿podrías contarnos alguna anécdota especial de todos estos años?

Diez años dan para mucho y durante los dos años de pandemia se podrían sacar anécdotas para escribir un libro. Sobre todo, si les preguntamos a las profesoras. Nos convertimos en streamers de un día para otro. 

Pero fuera de esa época, hay una cosa que es bastante graciosa: es costumbre en las clases de Helen Doron quitarse los zapatos en la puerta de las clases, nuestra academia tiene amplios ventanales y desde la calle se ve perfectamente el interior de las zonas comunes, nunca se nos olvidará aquella vez que unos viandantes nos preguntaron el precio de los zapatos que teníamos en el escaparate…