1366 Views

Consejos para afrontar con tranquilidad el final de curso (y aprobarlo con buenas notas)

El final de curso puede suponer una época de estrés para toda la familia. Los exámenes finales, el cansancio acumulado y el calor pueden ser una combinación perfecta para que nuestros hijos estén más nerviosos. En este momento, es importante que nosotros como padres mantengamos la calma y una actitud positiva. Además de animarles, debemos repetir que estamos aquí para ayudarles. Sólo quedan unas semanas de trabajo duro y la recompensa final merecerá el esfuerzo

Aquí os dejamos algunos consejos para que vuestros hijos afronten el final de curso con más tranquilidad y consigan aprobarlo. 

Recomendaciones para superar con éxito el final del curso 

1. No presionar demasiado con las notas. 

Cada niño es diferente, tiene capacidades diferentes. Es muy difícil que un niño sea brillante en todas las asignaturas. Por ello, no siempre podemos exigir un resultado sobresaliente. Es preferible inculcar una cultura del esfuerzo, para que el niño obtenga el mejor resultado posible en cada asignatura según su condición. 

En la mayoría de centros, la evaluación es continua. Por tanto, si la progresión ha sido ascendente, mejor será el resultado final.  

2. Aumentar la motivación. 

Debemos hacer un último esfuerzo en el final de curso para poder disfrutar del verano de una forma relajada y tranquila, todos nosotros. Por ello, debemos armarnos de paciencia e incrementar como familias la motivación de los niños en este momento tan crucial. Podemos compensarles con alguna excursión de fin de semana si han acabado las tareas, ayudarles o buscarles ayuda para esa asignatura que les cuesta más, y, sobre todo, estar pendientes de su estado de ánimo para que no caigan en un círculo de desmotivación o frustración. 

3. Organizar el estudio 

Si los niños y adolescentes no han trabajado en todo el curso, es difícil que consigan aprobarlo en tan sólo unas semanas. De todos modos, sí pueden marcar la diferencia si hacen un esfuerzo extra en las asignaturas que hayan tenido peores resultados. Organizarse, establecer prioridades y centrarse en los objetivos será primordial para conseguirlo. 

Los niños deben tener claro qué material o apuntes van a necesitar, por si les falta algo y pueden pedírselo a sus compañeros. También han de resolver las dudas que tengan con los profesores. Y, lo más importante, no faltar a clase los últimos días.  

Diseñar un calendario de estudio donde apuntar las fechas de los exámenes, el tiempo que dedicaremos a cada asignatura, así como los descansos, y luego respetarlo y cumplirlo, nos permitirá afrontar el trabajo con calma, sin agobios ni prisas de última hora. 

4. Planificar las actividades 

Intentar planificar también el resto de actividades que normalmente realizan los niños, para asegurarnos de que tendrán tiempo para ellas. Intentaremos descargarles de todas aquellas actividades no esenciales que les puedan restar tiempo y supongan una carga extra al final del curso. 

5. Mantener hábitos saludables 

Tampoco hay que descuidar los hábitos saludables en esta época del año: dormir las horas necesarias y continuar con una alimentación sana y equilibrada serán fundamentales para que los niños estén más descansados y con más energía. Recordar que un desayuno rico en vitaminas (con fruta, por ejemplo), será el mejor aporte energético para afrontar con vitalidad la jornada escolar. Beber mucha agua también será importante, para estar correctamente hidratados ahora que hace más calor. Y también sería conveniente practicar algún deporte, el gran aliado para desconectar, relajarse o ponerse en marcha.

6. Trabajar una autoestima sana 

Debemos tener presentes que cada niño o niña afronta el final de curso de manera diferente, independientemente del rendimiento académico que haya tenido hasta ahora. Es cierto que la mayoría sabe controlar los nervios propios de esta época, aunque para algunos resulta realmente difícil. Es crucial recordar que el nerviosismo, si no actuamos para rebajarlo, puede desembocar en una espiral de ansiedad y angustia, y, en última instancia, en una baja autoestima

La autoestima es fundamental no sólo para conseguir buenos resultados académicos, sino también para su éxito en las relaciones sociales y los retos personales. Su desarrollo coincide en gran parte en la edad escolar. Por ello, tanto la escuela como la familia son responsables de que los niños adquieran una autoestima sana en su infancia y adolescencia. 

Helen Doron English, el aprendizaje del inglés sin agobios 

En Helen Doron English somos especialistas en enseñar inglés de forma natural, sin presiones, como aprenden los niños su lengua materna. Nuestros cursos están diseñados para que los niños adquieran el conocimiento de la lengua inglesa desde pequeños y sin esfuerzo. Las clases Helen Doron English incluyen juegos y ejemplos prácticos, además de historias y canciones que harán que el aprendizaje del inglés resulte ameno y divertido. Además, los grupos de 8 alumnos máximo permiten que cada alumno tenga la atención personalizada que merece, respetando su ritmo de desarrollo, personalidad y capacidades. 

¿Quieres probar una clase de demostración gratuita

Consulta con tu centro Helen Doron English más cercano

1367 Views

Consejos para afrontar con tranquilidad el final de curso (y aprobarlo con buenas notas)

El final de curso puede suponer una época de estrés para toda la familia. Los exámenes finales, el cansancio acumulado y el calor pueden ser una combinación perfecta para que nuestros hijos estén más nerviosos. En este momento, es importante que nosotros como padres mantengamos la calma y una actitud positiva. Además de animarles, debemos repetir que estamos aquí para ayudarles. Sólo quedan unas semanas de trabajo duro y la recompensa final merecerá el esfuerzo

Aquí os dejamos algunos consejos para que vuestros hijos afronten el final de curso con más tranquilidad y consigan aprobarlo. 

Recomendaciones para superar con éxito el final del curso 

1. No presionar demasiado con las notas. 

Cada niño es diferente, tiene capacidades diferentes. Es muy difícil que un niño sea brillante en todas las asignaturas. Por ello, no siempre podemos exigir un resultado sobresaliente. Es preferible inculcar una cultura del esfuerzo, para que el niño obtenga el mejor resultado posible en cada asignatura según su condición. 

En la mayoría de centros, la evaluación es continua. Por tanto, si la progresión ha sido ascendente, mejor será el resultado final.  

2. Aumentar la motivación. 

Debemos hacer un último esfuerzo en el final de curso para poder disfrutar del verano de una forma relajada y tranquila, todos nosotros. Por ello, debemos armarnos de paciencia e incrementar como familias la motivación de los niños en este momento tan crucial. Podemos compensarles con alguna excursión de fin de semana si han acabado las tareas, ayudarles o buscarles ayuda para esa asignatura que les cuesta más, y, sobre todo, estar pendientes de su estado de ánimo para que no caigan en un círculo de desmotivación o frustración. 

3. Organizar el estudio 

Si los niños y adolescentes no han trabajado en todo el curso, es difícil que consigan aprobarlo en tan sólo unas semanas. De todos modos, sí pueden marcar la diferencia si hacen un esfuerzo extra en las asignaturas que hayan tenido peores resultados. Organizarse, establecer prioridades y centrarse en los objetivos será primordial para conseguirlo. 

Los niños deben tener claro qué material o apuntes van a necesitar, por si les falta algo y pueden pedírselo a sus compañeros. También han de resolver las dudas que tengan con los profesores. Y, lo más importante, no faltar a clase los últimos días.  

Diseñar un calendario de estudio donde apuntar las fechas de los exámenes, el tiempo que dedicaremos a cada asignatura, así como los descansos, y luego respetarlo y cumplirlo, nos permitirá afrontar el trabajo con calma, sin agobios ni prisas de última hora. 

4. Planificar las actividades 

Intentar planificar también el resto de actividades que normalmente realizan los niños, para asegurarnos de que tendrán tiempo para ellas. Intentaremos descargarles de todas aquellas actividades no esenciales que les puedan restar tiempo y supongan una carga extra al final del curso. 

5. Mantener hábitos saludables 

Tampoco hay que descuidar los hábitos saludables en esta época del año: dormir las horas necesarias y continuar con una alimentación sana y equilibrada serán fundamentales para que los niños estén más descansados y con más energía. Recordar que un desayuno rico en vitaminas (con fruta, por ejemplo), será el mejor aporte energético para afrontar con vitalidad la jornada escolar. Beber mucha agua también será importante, para estar correctamente hidratados ahora que hace más calor. Y también sería conveniente practicar algún deporte, el gran aliado para desconectar, relajarse o ponerse en marcha.

6. Trabajar una autoestima sana 

Debemos tener presentes que cada niño o niña afronta el final de curso de manera diferente, independientemente del rendimiento académico que haya tenido hasta ahora. Es cierto que la mayoría sabe controlar los nervios propios de esta época, aunque para algunos resulta realmente difícil. Es crucial recordar que el nerviosismo, si no actuamos para rebajarlo, puede desembocar en una espiral de ansiedad y angustia, y, en última instancia, en una baja autoestima

La autoestima es fundamental no sólo para conseguir buenos resultados académicos, sino también para su éxito en las relaciones sociales y los retos personales. Su desarrollo coincide en gran parte en la edad escolar. Por ello, tanto la escuela como la familia son responsables de que los niños adquieran una autoestima sana en su infancia y adolescencia. 

Helen Doron English, el aprendizaje del inglés sin agobios 

En Helen Doron English somos especialistas en enseñar inglés de forma natural, sin presiones, como aprenden los niños su lengua materna. Nuestros cursos están diseñados para que los niños adquieran el conocimiento de la lengua inglesa desde pequeños y sin esfuerzo. Las clases Helen Doron English incluyen juegos y ejemplos prácticos, además de historias y canciones que harán que el aprendizaje del inglés resulte ameno y divertido. Además, los grupos de 8 alumnos máximo permiten que cada alumno tenga la atención personalizada que merece, respetando su ritmo de desarrollo, personalidad y capacidades. 

¿Quieres probar una clase de demostración gratuita

Consulta con tu centro Helen Doron English más cercano