4363 Views

‘El hombre de la flor’, un cuento con el que aprender inglés… sin palabras

El hombre de la flor

Cuando hablamos en este blog de cuentos en inglés, normalmente lo hacemos, como es lógico, de cuentos escritos en este idioma. Sin embargo, hoy te queremos presentar un cuento que te dejará sin palabras… ¡porque no tiene! Se trata de El hombre de la flor, cuyo título original es The flower man.

Está escrito… mejor dicho, dibujado por Mark Ludy, un artista e ilustrador norteamericano que no solo se dedica a crear libros, sino también juegos, puzzles y otro tipo de ilustraciones.

Una preciosa historia sin palabras

Aunque The flower man no tenga texto, la historia que narra es muy fácil de entender. Una ciudad gris, triste y sin color es visitada por un hombre anciano, que causa revuelo entre sus habitantes porque él sí tiene colores. Lo primero que hace es instalarse en una casa con jardín que estaba en venta, y a partir de ahí comienza una colorida secuencia de eventos en los que tienen mucho que ver una flor y una niña.

Uno de los aspectos más interesantes de este libro es que, aunque los sucesos que aparecen son muy claros, cada persona (niño o adulto) puede inventar tantos detalles como desee, desde los nombres de los personajes hasta los diálogos o los motivos por los que la historia se va desenvolviendo de la forma en que lo hace.

What is red? What is blue?

Aunque la historia no tenga texto, o precisamente por ello, se nos presentan oportunidades muy divertidas e imaginativas para aprender inglés. Una de las cosas más sencillas que puedes hacer con tus hijos es preguntarles what is red? what is blue? what is yellow? y que ellos tengan que decir los objetos, lugares o personajes que tienen ese color.

También puedes preguntar justo lo contrario: what colour is the girl? what colour is the car? O, si quieres practicar estructuras gramaticales más complejas, puedes optar por cuestiones como what has become orange? what is turning red?

Infinidad de pequeños detalles

Uno de los aspectos más destacados del libro es la cantidad de detalles que aparecen en los dibujos, que por cierto, son realmente bonitos a la vez que peculiares. Por ejemplo, tenemos lugares diferentes (street, square, river, house, building, fountain…), personas que ejercen profesiones distintas (painter, salesman, driver, thief…) o varios tipos de personas y familias realizando muchas clases de acciones.

Una oportunidad para aprender inglés puede ser ir recorriendo sus páginas encontrando esos detalles, e ir describiéndolos en inglés. Como prueba, aquí tienes una página del cuento, comentada por el propio autor:

Clase demo gratuita
Clase demo gratuita
Guía de la mejor academia de inglés
Guía de la mejor academia de inglés
4364 Views

‘El hombre de la flor’, un cuento con el que aprender inglés… sin palabras

El hombre de la flor

Cuando hablamos en este blog de cuentos en inglés, normalmente lo hacemos, como es lógico, de cuentos escritos en este idioma. Sin embargo, hoy te queremos presentar un cuento que te dejará sin palabras… ¡porque no tiene! Se trata de El hombre de la flor, cuyo título original es The flower man.

Está escrito… mejor dicho, dibujado por Mark Ludy, un artista e ilustrador norteamericano que no solo se dedica a crear libros, sino también juegos, puzzles y otro tipo de ilustraciones.

Una preciosa historia sin palabras

Aunque The flower man no tenga texto, la historia que narra es muy fácil de entender. Una ciudad gris, triste y sin color es visitada por un hombre anciano, que causa revuelo entre sus habitantes porque él sí tiene colores. Lo primero que hace es instalarse en una casa con jardín que estaba en venta, y a partir de ahí comienza una colorida secuencia de eventos en los que tienen mucho que ver una flor y una niña.

Uno de los aspectos más interesantes de este libro es que, aunque los sucesos que aparecen son muy claros, cada persona (niño o adulto) puede inventar tantos detalles como desee, desde los nombres de los personajes hasta los diálogos o los motivos por los que la historia se va desenvolviendo de la forma en que lo hace.

What is red? What is blue?

Aunque la historia no tenga texto, o precisamente por ello, se nos presentan oportunidades muy divertidas e imaginativas para aprender inglés. Una de las cosas más sencillas que puedes hacer con tus hijos es preguntarles what is red? what is blue? what is yellow? y que ellos tengan que decir los objetos, lugares o personajes que tienen ese color.

También puedes preguntar justo lo contrario: what colour is the girl? what colour is the car? O, si quieres practicar estructuras gramaticales más complejas, puedes optar por cuestiones como what has become orange? what is turning red?

Infinidad de pequeños detalles

Uno de los aspectos más destacados del libro es la cantidad de detalles que aparecen en los dibujos, que por cierto, son realmente bonitos a la vez que peculiares. Por ejemplo, tenemos lugares diferentes (street, square, river, house, building, fountain…), personas que ejercen profesiones distintas (painter, salesman, driver, thief…) o varios tipos de personas y familias realizando muchas clases de acciones.

Una oportunidad para aprender inglés puede ser ir recorriendo sus páginas encontrando esos detalles, e ir describiéndolos en inglés. Como prueba, aquí tienes una página del cuento, comentada por el propio autor:

Clase demo gratuita
Clase demo gratuita
Guía de la mejor academia de inglés
Guía de la mejor academia de inglés