1536 Views

Entrevista a Maribel por Sant Cugat – 10 años

¿Cómo fue vuestro primer contacto con Helen Doron English?

Mi primera experiencia con Helen Doron surgió de manera casual cuando mi hija comenzó a estudiar inglés a la edad de 4 años. A medida que me sumergí en la búsqueda de opciones para la formación en inglés para niños, descubrí a Helen Doron. Su propuesta de aprendizaje natural de la lengua me pareció muy innovadora e interesante.

Tal fue mi interés que lo vi como posibilidad de emprender un negocio y contacté con la Master Franchisor de Cataluña para que me explicara en detalle. 

¿Cómo surgió la oportunidad de tener vuestro propio centro?

Impulsada por mi interés en el método, tuve mi primera reunión con Helen Doro. Desde el inicio, vislumbré la posibilidad de crear mi propio centro, motivada por la propuesta pedagógica del método, la calidad excepcional de los materiales y los resultados impresionantes que ofrecía. Fue la conjunción de estos elementos lo que me instó a adentrarme en el ámbito de la educación y el emprendimiento empresarial.

¿Cuál ha sido vuestra evolución en estos 10 años?

No ha sido todo un camino de rosas, ni mucho menos. Nuestro crecimiento ha sido constante, año tras año, aunque es verdad que los primeros años fueron los más desafiantes. En parte, esto se debió a que la escuela Helen Doron no era conocida por la población, lo que implicó un esfuerzo adicional para dar a conocer la marca. Por otro lado, mi falta de experiencia en la gestión empresarial añadió otro grado de complejidad.

Sin embargo y gracias a la calidad excepcional de los cursos Helen Doron, al apoyo de la franquicia y a una gestión eficaz del centro, durante estos años hemos obtenido muy buenos resultados. En la actualidad, el 100% de nuestros alumnos superan los exámenes oficiales y con altos puntajes, especialmente en niveles B2-C1, lo que certifica el impacto positivo y la efectividad de nuestra propuesta educativa.

¿Seguís teniendo alumnos que empezaron con vosotros hace 10/15 años? 

Si!!!! Contamos con 10 alumnos que se unieron a nosotros en nuestros primeros Fun with Flupe y ahora están cursando nuestros programas para adolescentes. ¡Es un testimonio emocionante de nuestro viaje compartido y del crecimiento continuo de nuestros estudiantes!

¿Qué es lo que más os gusta y os hace disfrutar en el día a día?

Lo que más me gusta de mi trabajo es su gran componente creativo. Disfruto mucho de las diferentes tareas que realizo durante el año académico. Este trabajo nunca se torna monótono ni aburrido. Además, me siento muy afortunada por tener la oportunidad de trabajar en el ámbito educativo, especialmente con niños y adolescentes. En Helen Doron, no solo nos enfocamos en enseñar el idioma inglés, sino que también transmitimos valores esenciales para toda la vida. La combinación de creatividad y significado en mi labor diaria hace que cada día sea único y satisfactorio.

1537 Views

Entrevista a Maribel por Sant Cugat – 10 años

¿Cómo fue vuestro primer contacto con Helen Doron English?

Mi primera experiencia con Helen Doron surgió de manera casual cuando mi hija comenzó a estudiar inglés a la edad de 4 años. A medida que me sumergí en la búsqueda de opciones para la formación en inglés para niños, descubrí a Helen Doron. Su propuesta de aprendizaje natural de la lengua me pareció muy innovadora e interesante.

Tal fue mi interés que lo vi como posibilidad de emprender un negocio y contacté con la Master Franchisor de Cataluña para que me explicara en detalle. 

¿Cómo surgió la oportunidad de tener vuestro propio centro?

Impulsada por mi interés en el método, tuve mi primera reunión con Helen Doro. Desde el inicio, vislumbré la posibilidad de crear mi propio centro, motivada por la propuesta pedagógica del método, la calidad excepcional de los materiales y los resultados impresionantes que ofrecía. Fue la conjunción de estos elementos lo que me instó a adentrarme en el ámbito de la educación y el emprendimiento empresarial.

¿Cuál ha sido vuestra evolución en estos 10 años?

No ha sido todo un camino de rosas, ni mucho menos. Nuestro crecimiento ha sido constante, año tras año, aunque es verdad que los primeros años fueron los más desafiantes. En parte, esto se debió a que la escuela Helen Doron no era conocida por la población, lo que implicó un esfuerzo adicional para dar a conocer la marca. Por otro lado, mi falta de experiencia en la gestión empresarial añadió otro grado de complejidad.

Sin embargo y gracias a la calidad excepcional de los cursos Helen Doron, al apoyo de la franquicia y a una gestión eficaz del centro, durante estos años hemos obtenido muy buenos resultados. En la actualidad, el 100% de nuestros alumnos superan los exámenes oficiales y con altos puntajes, especialmente en niveles B2-C1, lo que certifica el impacto positivo y la efectividad de nuestra propuesta educativa.

¿Seguís teniendo alumnos que empezaron con vosotros hace 10/15 años? 

Si!!!! Contamos con 10 alumnos que se unieron a nosotros en nuestros primeros Fun with Flupe y ahora están cursando nuestros programas para adolescentes. ¡Es un testimonio emocionante de nuestro viaje compartido y del crecimiento continuo de nuestros estudiantes!

¿Qué es lo que más os gusta y os hace disfrutar en el día a día?

Lo que más me gusta de mi trabajo es su gran componente creativo. Disfruto mucho de las diferentes tareas que realizo durante el año académico. Este trabajo nunca se torna monótono ni aburrido. Además, me siento muy afortunada por tener la oportunidad de trabajar en el ámbito educativo, especialmente con niños y adolescentes. En Helen Doron, no solo nos enfocamos en enseñar el idioma inglés, sino que también transmitimos valores esenciales para toda la vida. La combinación de creatividad y significado en mi labor diaria hace que cada día sea único y satisfactorio.