602 Views

Entrevista por 10º Aniversario – Maribel y Domingo – Directores Helen Doron English La Coruña

Congratulations! 10 años en Helen Doron La Coruña

Ya hace más de 10 años que nuestros compañeros Maribel y Domingo comenzaron su aventura en Helen Doron. Se formaron como teachers y abrieron su centro Helen Doron Los Rosales en La Coruña conviertendose en los primeros Franquiciados de HD en Galicia. Hoy, nos abren las puertas de su centro y nos cuentan su experiencia.

¿Cómo fue vuestro primer contacto con Helen Doron English?

Maribel y Domingo: Tanto el primer contacto con Helen Doron como la idea de abrir un centro surgieron a raíz del nacimiento de nuestro hijo Míkel.

Maribel: Yo tenía claro que quería que mi hijo dominase el inglés, así que me puse a buscar academias en La Coruña cuando todavía estaba embarazada. Para mi sorpresa, nadie impartía clases de inglés a bebés. A mí el inglés me abrió muchas puertas, tanto a nivel personal como profesional, así que, sabiendo que sería una inversión de futuro, no podía dejar pasar la oportunidad y quería que empezase a ser trilingüe (gallego-inglés-castellano) desde que naciese.

¿Cómo surgió la oportunidad de tener vuestro propio centro?

Domingo: Mi vocación son los niños y, aunque nunca había trabajado con ellos en Reino Unido, al conocernos hicimos lo lógico: juntar nuestros sueños y destrezas, enseñando inglés a niños.

Maribel: A pesar de que teníamos todos los ingredientes necesarios (profesor nativo y emprendedora), creímos necesario buscar algo que lo respaldase. Así fue como comenzamos a buscar métodos de enseñanza y se cruzó Helen Doron en el camino. Fue el que más nos convenció por encajar totalmente en nuestras expectativas:

  • aprendizaje desde los 3 meses de edad
  • adquisición de la gramática y pronunciación como si de un nativo se tratase
  • logros a través de la constancia y repetición

Era el momento de revolucionar la forma de enseñar inglés desde una edad temprana.

¿Cuál ha sido vuestra evolución en estos 10 años?

Los comienzos fueron más fáciles de lo esperado, pues no existía nada similar en la ciudad.

Para mi sorpresa, sin embargo, se multiplicaban las matrículas de alumnos de primaria. Tardó años en cambiar esta tendencia hacia alumnos de infantil e incluso bebés.

Hoy en día, se matriculan tanto bebés como niños o adolescentes, porque lo que mejor funciona es el boca a boca y las familias que más tiempo llevan con nosotros ven los buenos resultados que alcanzan sus hijos.

En cuanto a distancia, en estos momentos, tenemos alumnos que vienen cada semana desde Lugo, Betanzos, Carballo y Órdenes (de camino a Santiago de Compostela).

¿Seguís teniendo alumnos que empezaron con vosotros hace 10 años?

Sí, muchos. La base sólida de nuestro centro la forman estos alumnos, cuyas familias han confiado siempre en nosotros y en nuestros profesores, el alma de la escuela.

Algunos de estos alumnos empezaron de pequeñitos y ahora ya están en los cursos de Teens, con una gran fluidez.

Y de los que ya se han ido, ¿tenéis contacto con ellos?

Algunos alumnos se acercan a saludar a los profesores e incluso otros alumnos que tuvieron que dejar de asistir al centro por circunstancias personales, en cuanto pueden se vuelven a matricular…

¿Qué es lo que más os gusta y os hace disfrutar en el día a día?

Domingo, el profesor incansable, que gana energía después de cada clase, lo dice todo con una sola frase: “Yo de lo que más disfruto es de la interacción con los niños”.

Maribel: A mí lo que más me gusta es mejorar cada día, para poder ofrecer a las familias lo que necesitan, y ver cómo la magia de Helen Doron hace que los niños salgan felices de las clases, con más energía que con la que entran y, en cuanto a su evolución, ver el nivel impresionante que adquieren los que han crecido con nosotros y cómo se desenvuelven en las videoconferencias que mantenemos con Helen Doron de otros países nuestros alumnos de alrededor de 8 años.

Para terminar, ¿podrías contarnos alguna anécdota especial de todos estos años?

Una anécdota fue cuando una madre nos dijo que su hija hablaba raro a sus muñecas. Cuando le pedimos que la grabase, vimos que les hablaba en inglés.

Otra anécdota fue cuando uno de nuestros alumnos más antiguos, de pequeño, entraba en la academia en un día no laborable para saludar a su profe porque pensaba que vivía allí.

Y otra cuando una familia volvió de Disney y me dicen que el dinero gastado en la academia estaba bien invertido, pues fue la niña, entonces con unos 7 añitos, quien les sacó las castañas del fuego allí.

¡Después de 10 años ya podríamos escribir un libro con tantas anécdotas y sonrisas que nos han sacado, especialmente, los más pequeños!

603 Views

Entrevista por 10º Aniversario – Maribel y Domingo – Directores Helen Doron English La Coruña

Congratulations! 10 años en Helen Doron La Coruña

Ya hace más de 10 años que nuestros compañeros Maribel y Domingo comenzaron su aventura en Helen Doron. Se formaron como teachers y abrieron su centro Helen Doron Los Rosales en La Coruña conviertendose en los primeros Franquiciados de HD en Galicia. Hoy, nos abren las puertas de su centro y nos cuentan su experiencia.

¿Cómo fue vuestro primer contacto con Helen Doron English?

Maribel y Domingo: Tanto el primer contacto con Helen Doron como la idea de abrir un centro surgieron a raíz del nacimiento de nuestro hijo Míkel.

Maribel: Yo tenía claro que quería que mi hijo dominase el inglés, así que me puse a buscar academias en La Coruña cuando todavía estaba embarazada. Para mi sorpresa, nadie impartía clases de inglés a bebés. A mí el inglés me abrió muchas puertas, tanto a nivel personal como profesional, así que, sabiendo que sería una inversión de futuro, no podía dejar pasar la oportunidad y quería que empezase a ser trilingüe (gallego-inglés-castellano) desde que naciese.

¿Cómo surgió la oportunidad de tener vuestro propio centro?

Domingo: Mi vocación son los niños y, aunque nunca había trabajado con ellos en Reino Unido, al conocernos hicimos lo lógico: juntar nuestros sueños y destrezas, enseñando inglés a niños.

Maribel: A pesar de que teníamos todos los ingredientes necesarios (profesor nativo y emprendedora), creímos necesario buscar algo que lo respaldase. Así fue como comenzamos a buscar métodos de enseñanza y se cruzó Helen Doron en el camino. Fue el que más nos convenció por encajar totalmente en nuestras expectativas:

  • aprendizaje desde los 3 meses de edad
  • adquisición de la gramática y pronunciación como si de un nativo se tratase
  • logros a través de la constancia y repetición

Era el momento de revolucionar la forma de enseñar inglés desde una edad temprana.

¿Cuál ha sido vuestra evolución en estos 10 años?

Los comienzos fueron más fáciles de lo esperado, pues no existía nada similar en la ciudad.

Para mi sorpresa, sin embargo, se multiplicaban las matrículas de alumnos de primaria. Tardó años en cambiar esta tendencia hacia alumnos de infantil e incluso bebés.

Hoy en día, se matriculan tanto bebés como niños o adolescentes, porque lo que mejor funciona es el boca a boca y las familias que más tiempo llevan con nosotros ven los buenos resultados que alcanzan sus hijos.

En cuanto a distancia, en estos momentos, tenemos alumnos que vienen cada semana desde Lugo, Betanzos, Carballo y Órdenes (de camino a Santiago de Compostela).

¿Seguís teniendo alumnos que empezaron con vosotros hace 10 años?

Sí, muchos. La base sólida de nuestro centro la forman estos alumnos, cuyas familias han confiado siempre en nosotros y en nuestros profesores, el alma de la escuela.

Algunos de estos alumnos empezaron de pequeñitos y ahora ya están en los cursos de Teens, con una gran fluidez.

Y de los que ya se han ido, ¿tenéis contacto con ellos?

Algunos alumnos se acercan a saludar a los profesores e incluso otros alumnos que tuvieron que dejar de asistir al centro por circunstancias personales, en cuanto pueden se vuelven a matricular…

¿Qué es lo que más os gusta y os hace disfrutar en el día a día?

Domingo, el profesor incansable, que gana energía después de cada clase, lo dice todo con una sola frase: “Yo de lo que más disfruto es de la interacción con los niños”.

Maribel: A mí lo que más me gusta es mejorar cada día, para poder ofrecer a las familias lo que necesitan, y ver cómo la magia de Helen Doron hace que los niños salgan felices de las clases, con más energía que con la que entran y, en cuanto a su evolución, ver el nivel impresionante que adquieren los que han crecido con nosotros y cómo se desenvuelven en las videoconferencias que mantenemos con Helen Doron de otros países nuestros alumnos de alrededor de 8 años.

Para terminar, ¿podrías contarnos alguna anécdota especial de todos estos años?

Una anécdota fue cuando una madre nos dijo que su hija hablaba raro a sus muñecas. Cuando le pedimos que la grabase, vimos que les hablaba en inglés.

Otra anécdota fue cuando uno de nuestros alumnos más antiguos, de pequeño, entraba en la academia en un día no laborable para saludar a su profe porque pensaba que vivía allí.

Y otra cuando una familia volvió de Disney y me dicen que el dinero gastado en la academia estaba bien invertido, pues fue la niña, entonces con unos 7 añitos, quien les sacó las castañas del fuego allí.

¡Después de 10 años ya podríamos escribir un libro con tantas anécdotas y sonrisas que nos han sacado, especialmente, los más pequeños!