2372 Views

Ideas para un día de lluvia con niños

Cuántas veces los padres nos sentimos “culpables” de no pasar suficientes horas con nuestros hijos, de no jugar con ellos, de estar demasiado ocupados. Un día de lluvia (o un fin de semana lluvioso) puede ser un buen momento para disfrutar de actividades en común. ¿Cuándo tenemos tiempo para jugar con ellos? Ahí van algunas sencillas ideas con las que podéis compartir ese tiempo tan valioso.

1. En la cocina

Podéis empezar preparando el desayuno  juntos,  disfrutad de la mesa en compañía, sin prisas; hablad de vuestras cosas y de las suyas. Con alguna receta sencilla de crepes, tortitas, horneando unos croissants o preparando un chocolate caliente vuestros hijos pueden empezar a pasárselo en grande nada más levantarse. También podéis preparar algún pastel sencillo para la merienda o preparar la comida con la ayuda de un buen pinche. ¿Y una pizza para cenar?

Children making biscuits --- Image by ?? Royalty-Free/Corbis

2. Reciclaje y manualidades

¿Y  si aprovechar materiales de reciclaje para pasar un rato de manualidades sencillas? En internet hay infinidad de ideas para emplear rollos de papel, servilletas de papel, una caja de zapatos, retales de tela, hilos, periódicos, macarrones, lanas, cartulinas, botones o cualquier cosa que tengáis a mano. Les encanta recortar, pegar, pintar… En definitiva, “crear” …

Animal zoo toilet rolls Toilet rolls Red Ted Art

3. ¿Y si leemos un cuento?

Podemos fomentar el gusto por la lectura de nuestros hijos. Si son pequeños, leyendo cuentos e interpretándolos con ellos. Si son mayores, ayudándoles a crear la atmósfera adecuada para disfrutar de la lectura. ¡Un buen libro en un día de lluvia siempre ha sido un gran amigo!

3

4. Creando un cuento… ¿Nos disfrazamos?

También podemos recrear un cuento que les guste. Siempre tienen uno preferido. ¿Y si lo interpretáis? Para ellos, vernos hacer el “payaso” y, para nosotros, verles reír, puede ser gratificante. ¿Y si nos disfrazamos todos? No es necesario tener disfraces, cualquier prenda que tengamos en casa funciona. Ponerse la ropa de los papás siempre es una gran idea. ¿Y si les dejamos maquillarse?

4

5. Compartir una buena película (¡y las palomitas!)

Una buena película familiar, a media tarde, compartiendo un bol gigante de palomitas y todos los comentarios infantiles… Con paciencia, respondiendo a sus dudas, riendo… Y si es musical, ¡cantando todos juntos! ¿Lo habéis probado?

5

6. Jugando con nuestros hijos

Cualquier actividad que llevemos a cabo en un día de lluvia puede ayudarnos a compartir vivencias con nuestros hijos. Podemos recuperar todos aquellos juegos de mesa que ya no usamos: el parchís, la oca, las palabras cruzadas, el dominó, el monopoly; también podemos inventar juegos de mímica o jugar a las adivinanzas… ¿Y hacer un rompecabezas todos juntos? A los niños les encantan los juegos de pistas. ¿Lo habéis probado? Esconded un tesoro y dejadles pistas escondidas por la casa. Vosotros disfrutareis elaborando los mensajes y ellos se lo pasarán “bomba” descubriendo las pistas que les llevarán al tesoro. Podéis jugar al escondite, un clásico que les encanta. ¿Y el karaoke? Cantar en familia puede ser muy divertido. Con alguna película infantil con canciones subtituladas, un vídeo de aerobic o cualquier recurso de internet podéis pasar un rato entretenidísimo todos juntos.

6

7. ¡La lluvia no encoge!

Con un buen calzado y un buen chubasquero, ¿quién se resiste a saltar en los charcos? Salir a la calle en un día de lluvia también es una gran idea. Los niños pueden disfrutar de sus juegos y vosotros podéis disfrutar con ellos. Los niños están cargados de energía, dejémosla salir un rato aunque se mojen un poco. Si están inquietos en casa, coged vuestro paraguas y salid con ellos a dar un paseo bajo la lluvia.

7

Como veis, hay muchas actividades divertidas que podemos hacer con los niños en casa los días de lluvia. Con un poco de imaginación y de humor, la diversión estará servida.  Podemos aprovechar esos momentos para compartir numerosas experiencias con nuestros hijos, para dejar volar su imaginación, para reír con ellos, para charlar de nuestras cosas (y, sobre todo,  de sus cosas…). En fin, un día de lluvia puede convertirse en nuestro mejor aliado para compartir con nuestros hijos todo aquello que nuestra falta de tiempo nos impide. ¡Aprovechadlo y disfrutad!

Podéis ver las fuentes de las imágenes aquí:  Happy Family Guide , The Imagination Tree ,    Modern Parents , LilsugarAbout Amom , Crece Bebé

Escrito por Ana Silva Ridao

Manager de Helen Doron Maragall

2373 Views

Ideas para un día de lluvia con niños

Cuántas veces los padres nos sentimos “culpables” de no pasar suficientes horas con nuestros hijos, de no jugar con ellos, de estar demasiado ocupados. Un día de lluvia (o un fin de semana lluvioso) puede ser un buen momento para disfrutar de actividades en común. ¿Cuándo tenemos tiempo para jugar con ellos? Ahí van algunas sencillas ideas con las que podéis compartir ese tiempo tan valioso.

1. En la cocina

Podéis empezar preparando el desayuno  juntos,  disfrutad de la mesa en compañía, sin prisas; hablad de vuestras cosas y de las suyas. Con alguna receta sencilla de crepes, tortitas, horneando unos croissants o preparando un chocolate caliente vuestros hijos pueden empezar a pasárselo en grande nada más levantarse. También podéis preparar algún pastel sencillo para la merienda o preparar la comida con la ayuda de un buen pinche. ¿Y una pizza para cenar?

Children making biscuits --- Image by ?? Royalty-Free/Corbis

2. Reciclaje y manualidades

¿Y  si aprovechar materiales de reciclaje para pasar un rato de manualidades sencillas? En internet hay infinidad de ideas para emplear rollos de papel, servilletas de papel, una caja de zapatos, retales de tela, hilos, periódicos, macarrones, lanas, cartulinas, botones o cualquier cosa que tengáis a mano. Les encanta recortar, pegar, pintar… En definitiva, “crear” …

Animal zoo toilet rolls Toilet rolls Red Ted Art

3. ¿Y si leemos un cuento?

Podemos fomentar el gusto por la lectura de nuestros hijos. Si son pequeños, leyendo cuentos e interpretándolos con ellos. Si son mayores, ayudándoles a crear la atmósfera adecuada para disfrutar de la lectura. ¡Un buen libro en un día de lluvia siempre ha sido un gran amigo!

3

4. Creando un cuento… ¿Nos disfrazamos?

También podemos recrear un cuento que les guste. Siempre tienen uno preferido. ¿Y si lo interpretáis? Para ellos, vernos hacer el “payaso” y, para nosotros, verles reír, puede ser gratificante. ¿Y si nos disfrazamos todos? No es necesario tener disfraces, cualquier prenda que tengamos en casa funciona. Ponerse la ropa de los papás siempre es una gran idea. ¿Y si les dejamos maquillarse?

4

5. Compartir una buena película (¡y las palomitas!)

Una buena película familiar, a media tarde, compartiendo un bol gigante de palomitas y todos los comentarios infantiles… Con paciencia, respondiendo a sus dudas, riendo… Y si es musical, ¡cantando todos juntos! ¿Lo habéis probado?

5

6. Jugando con nuestros hijos

Cualquier actividad que llevemos a cabo en un día de lluvia puede ayudarnos a compartir vivencias con nuestros hijos. Podemos recuperar todos aquellos juegos de mesa que ya no usamos: el parchís, la oca, las palabras cruzadas, el dominó, el monopoly; también podemos inventar juegos de mímica o jugar a las adivinanzas… ¿Y hacer un rompecabezas todos juntos? A los niños les encantan los juegos de pistas. ¿Lo habéis probado? Esconded un tesoro y dejadles pistas escondidas por la casa. Vosotros disfrutareis elaborando los mensajes y ellos se lo pasarán “bomba” descubriendo las pistas que les llevarán al tesoro. Podéis jugar al escondite, un clásico que les encanta. ¿Y el karaoke? Cantar en familia puede ser muy divertido. Con alguna película infantil con canciones subtituladas, un vídeo de aerobic o cualquier recurso de internet podéis pasar un rato entretenidísimo todos juntos.

6

7. ¡La lluvia no encoge!

Con un buen calzado y un buen chubasquero, ¿quién se resiste a saltar en los charcos? Salir a la calle en un día de lluvia también es una gran idea. Los niños pueden disfrutar de sus juegos y vosotros podéis disfrutar con ellos. Los niños están cargados de energía, dejémosla salir un rato aunque se mojen un poco. Si están inquietos en casa, coged vuestro paraguas y salid con ellos a dar un paseo bajo la lluvia.

7

Como veis, hay muchas actividades divertidas que podemos hacer con los niños en casa los días de lluvia. Con un poco de imaginación y de humor, la diversión estará servida.  Podemos aprovechar esos momentos para compartir numerosas experiencias con nuestros hijos, para dejar volar su imaginación, para reír con ellos, para charlar de nuestras cosas (y, sobre todo,  de sus cosas…). En fin, un día de lluvia puede convertirse en nuestro mejor aliado para compartir con nuestros hijos todo aquello que nuestra falta de tiempo nos impide. ¡Aprovechadlo y disfrutad!

Podéis ver las fuentes de las imágenes aquí:  Happy Family Guide , The Imagination Tree ,    Modern Parents , LilsugarAbout Amom , Crece Bebé

Escrito por Ana Silva Ridao

Manager de Helen Doron Maragall