1116 Views

Inglés durante las vacaciones: qué hacer para mantener el nivel

¡Ya están aquí las vacaciones! Aunque para muchas familias la actividad laboral continúa adelante, los más pequeños de la casa disfrutan de un merecido descanso. En nuestros centros se viven igualmente días distintos, diferentes a la normalidad. Algunos siguen abiertos con nuestros campamentos de verano Happy Days, otros continúan su actividad preparando el próximo curso académico, y algunos tienen la fortuna de tener a todos sus miembros disfrutando de la playa, la montaña o ese soñado viaje a un lugar lejano. En cualquier caso, queremos cerrar este periodo con una pequeña reflexión sobre el inglés durante las vacaciones.

Y es que muchas familias nos preguntan qué conviene hacer para que sus hijos puedan mantener el nivel  que han adquirido, para que no se olviden de todo el inglés aprendido durante el curso. Aunque en otros métodos educativos se propondrían cuadernos de ejercicios de repaso, nosotros preferimos dar el mismo consejo que damos el resto del año: ¡Que se lo pasen en grande! La diversión es el mejor aliado a la hora de aprender, mejorar y reforzar cualquier conocimiento. En el caso de un idioma, esto es aún más potente. Una lengua se adquiere y se enriquece principalmente a base de práctica, y la mejor manera de practicar es disfrutando experiencias positivas.

Si tenéis la fortuna de viajar a un país en el que el inglés forma parte de la vida cotidiana de sus habitantes, tendrán la oportunidad de interaccionar con otros niños, por lo que lo pondrán en práctica sin ningún problema. Si no es el caso, no pasa nada por dejar que sus pequeños cerebros asienten los conocimientos que han adquirido. Los idiomas no se olvidan en el breve espacio temporal de unas vacaciones. Es más, somos muchos los teachers que constatamos que, después del verano, nuestros alumnos parece que saben más que el día en el que nos dejaron en junio.

Relajarse, darse un bañito en la piscina, hacer castillos de arena, jugar con los amigos… las vacaciones deberían servir para todo esto. Esperamos que os vaya de maravilla y, a los que no estéis en nuestros campamentos, os esperamos en septiembre. ¡Que os lo paséis genial!

1117 Views

Inglés durante las vacaciones: qué hacer para mantener el nivel

¡Ya están aquí las vacaciones! Aunque para muchas familias la actividad laboral continúa adelante, los más pequeños de la casa disfrutan de un merecido descanso. En nuestros centros se viven igualmente días distintos, diferentes a la normalidad. Algunos siguen abiertos con nuestros campamentos de verano Happy Days, otros continúan su actividad preparando el próximo curso académico, y algunos tienen la fortuna de tener a todos sus miembros disfrutando de la playa, la montaña o ese soñado viaje a un lugar lejano. En cualquier caso, queremos cerrar este periodo con una pequeña reflexión sobre el inglés durante las vacaciones.

Y es que muchas familias nos preguntan qué conviene hacer para que sus hijos puedan mantener el nivel  que han adquirido, para que no se olviden de todo el inglés aprendido durante el curso. Aunque en otros métodos educativos se propondrían cuadernos de ejercicios de repaso, nosotros preferimos dar el mismo consejo que damos el resto del año: ¡Que se lo pasen en grande! La diversión es el mejor aliado a la hora de aprender, mejorar y reforzar cualquier conocimiento. En el caso de un idioma, esto es aún más potente. Una lengua se adquiere y se enriquece principalmente a base de práctica, y la mejor manera de practicar es disfrutando experiencias positivas.

Si tenéis la fortuna de viajar a un país en el que el inglés forma parte de la vida cotidiana de sus habitantes, tendrán la oportunidad de interaccionar con otros niños, por lo que lo pondrán en práctica sin ningún problema. Si no es el caso, no pasa nada por dejar que sus pequeños cerebros asienten los conocimientos que han adquirido. Los idiomas no se olvidan en el breve espacio temporal de unas vacaciones. Es más, somos muchos los teachers que constatamos que, después del verano, nuestros alumnos parece que saben más que el día en el que nos dejaron en junio.

Relajarse, darse un bañito en la piscina, hacer castillos de arena, jugar con los amigos… las vacaciones deberían servir para todo esto. Esperamos que os vaya de maravilla y, a los que no estéis en nuestros campamentos, os esperamos en septiembre. ¡Que os lo paséis genial!