408 Views

Inglés para niños: cómo aprenden y que beneficios obtienen

Hoy en día, aprender inglés es fundamental para los niños y adolescentes: no es solo una asignatura importante y un idioma imprescindible para comunicarse en el extranjero, sino que es clave para realizar a muchas de las actividades favoritas de los niños. De hecho, el inglés es el idioma que aparece en internet y los videojuegos. Pero también es el idioma principal de las Redes Sociales y los ‘youtubers’, así como de la música que más les gusta a los niños.

Continúa leyendo este artículo para descubrir cómo los niños pueden aprender inglés de forma natural y divertida y cuáles son sus sorprendentes beneficios.

Qué debes saber sobre inglés para niños:

Enlaces a los temas que se van a tratar en este artículo:

Muchos padres se preguntan cuál es el momento adecuado para que sus hijos aprendan inglés. Podemos decir con absoluta certeza que cuanto antes comiencen, mejor.

Lo ideal sería empezar desde los primeros meses de vida, porque los bebés son capaces de aprender casi a la perfección una segunda lengua sin ningún esfuerzo especial, como si se tratara de su lengua materna.

Cuando comienzan primaria en la escuela y estudian la gramática en castellano, adquieren nuevas estructuras gramaticales y nuevos conocimientos. Esto implica que cada vez sea más complicado aprender la segunda lengua con la misma naturalidad que la primera, ya que el cerebro tiende a traducir en lugar de pensar directamente en ese idioma.

Entonces, ¿por qué existen algunos pediatras y logopedas que desaconsejan el aprendizaje de un segundo idioma antes de los 3-4 años? Según ellos, ralentizaría el aprendizaje de la primera lengua. Sin embargo, en algunos casos, el niño bilingüe empieza a hablar al mismo tiempo los dos idiomas sin ningún tipo de dificultad, aunque tarde más en comenzar.

De 0 a 6 meses, los bebés pueden aprender dos idiomas diferentes de manera sencilla, como si sólo aprendieran uno. No hay que preocuparse de que aprender dos idiomas pueda causar confusión, porque sus cerebros son flexibles y la capacidad cognitiva que proviene del bilingüismo es solo una de las sorprendentes ventajas.

Tu bebé recién nacido puede aprender inglés como segundo idioma de la misma manera que aprende su lengua materna, de manera natural.

Ventajas de enseñar inglés a los niños

Cuando un niño bilingüe comienza a hablar, activa uno de los dos idiomas que ha ido aprendiendo para comunicarse. En el cerebro, esta elección estimula una actividad y flexibilidad, que es natural a esa edad, y que contribuye al fortalecimiento del tejido cognitivo.

¿Sabías que, según un estudio que se ha realizado recientemente, los niños bilingües son más hábiles a la hora de resolver acertijos? Por ejemplo, en la división de objetos por forma y color, los niños que solo hablan un idioma comienzan a tener dificultades cuando se introduce la segunda característica en la actividad. Estos resultados indicarían que la experiencia del bilingüismo mejora la capacidad cerebral, aumentando las habilidades y competencias relacionadas con la resolución de problemas o la memorización de acciones.

Además, los niños que conocen dos idiomas obtienen, de manera general, mejores resultados en las pruebas que miden la concentración. Cuando el cerebro se entrena al pasar de un idioma a otro, es capaz de seleccionar y recordar mejor la información más importante.

Finalmente, varios estudios muestran cómo el dominio de una segunda lengua ayuda a proteger el cerebro contra enfermedades como el Alzheimer, ralentizando sus efectos irreversibles hasta por cuatro años en comparación con los pacientes que solamente hablan un idioma.

En un mundo cada vez más globalizado y conectado, los niños que crecen aprendiendo dos idiomas respiran un entorno culturalmente más abierto y desarrollan el pensamiento creativo de una manera más pronunciada que sus compañeros que solo hablan un idioma.

¿Cómo puede un niño crecer bilingüe?

La respuesta más común es que un niño puede crecer bilingüe cuando los padres tienen dos lenguas maternas diferentes o son bilingües. En este caso, los juegos, las comidas, los baños y todas las actividades de rutina son oportunidades para aprender nuevas palabras, simplemente escuchando su sonido.

Como podemos leer en este artículo, Erika Levy, una académica experta en la terapia del habla y los trastornos del lenguaje en la Universidad de Columbia Teachers College de Nueva York, sostiene que las habilidades lingüísticas de los niños de 0 a 3 años se desarrollan extremadamente rápido, gracias a su capacidad para absorber cualquier palabra o sonido que escuchen. Es asombroso lo rápido que pueden aprender nuevas palabras en dos idiomas diferentes.

Para estimular a los niños a usar estos nuevos términos, uno nunca debe cansarse de repetirlos, incluso cientos de veces, preferiblemente en el contexto de una frase que les ayude a comprender su significado. Si una palabra está mal pronunciada o no la pronuncia, no es necesario corregir ni forzar al niño, de hecho, es mucho mejor animarlo siempre con un ejemplo práctico.

También puede ser útil repetir las palabras del niño, agregando algo, para ayudar a construir oraciones más articuladas. Por ejemplo, si para pedir más agua en el vaso dice “más”, mamá y papá pueden decir “más agua” y repetir la oración más veces mientras vierte el agua.

Si dentro de una misma oración comienza a utilizar palabras mixtas de ambos idiomas, es una señal de que las habilidades lingüísticas se están consolidando. No es necesario alarmarse, niño no está confundido, ¡todo lo contrario!

Cuando los padres no son bilingües, los cursos de inglés para niños pueden proporcionar un estímulo aún más eficaz, ya desde las primeras semanas de vida, porque son ofrecidos por profesionales de la formación y el aprendizaje. Como ya hemos dicho, de hecho, el cerebro de los niños hasta los tres años está predispuesto a aprender un segundo idioma porque se encuentra en la fase más flexible.

Al contrario de lo que se puede pensar, los niños no se sienten presionados, porque no es una actividad escolar, sino que les sirve para escuchar sonidos y acostumbrarse a los acentos mientras que adquieren otras habilidades, como contar, o habilidades sociales jugando con otros compañeros.

Los cursos de inglés deben incluir una forma de enseñar adaptada a sus gustos y a su nivel de aprendizaje, que garantice los mejores resultados. Por eso, siempre es buena idea exponer a los niños a un mundo lleno de personajes entrañables, historias cautivadoras, canciones y juegos muy divertidos, lo que les facilitará mucho el aprendizaje desde el principio.

¿Enseñar dos idiomas a los niños puede llegar a confundirlos?

No, los niños son capaces de aprender dos idiomas al mismo tiempo, con la misma sencillez y naturalidad con la que aprenden solo uno. Si confunden los dos idiomas en una misma oración, es muy posible que a medida que crezcan sean capaces de distinguirlos, articulando correctamente las oraciones.

Además, los niños y adolescentes bilingües desarrollan una mayor conciencia metalingüística, la capacidad de reflexionar sobre la naturaleza del lenguaje de forma consciente, manipulando sus características estructurales y tratándolo como un objeto de pensamiento. Este es un gran avance en la capacidad general de procesar información que se produce entre los 4 y los 6 años de edad.

¿Cómo elegir un curso de inglés para niños?

No es suficiente confiar a tu hijo al cuidado de una niñera nativa inglesa, porque no está capacitada para facilitar el aprendizaje de un segundo idioma. Con el tiempo, es probable que la niñera aprenda castellano y el pequeño seguirá hablando solo ese idioma.

Además, dado que no es una verdadera profesora, difícilmente seguirá un método eficaz y tendrá materiales didácticos disponibles como una escuela de inglés.

Es fundamental que el método de enseñanza siga los pasos de los que hemos hablado con respecto a los padres bilingües. La expresión de los niños no debe ser forzada, sino estimulada.

Aprender inglés en niños de 0 a 3 años aporta un apoyo completo para el desarrollo cognitivo y la socialización. En esta dirección, la presencia de otros compañeros es un aspecto fundamental, porque el grupo también tiene un peso considerable en la experiencia de aprendizaje, siempre que se garantice la máxima atención por parte del profesor y una interacción adecuada a la edad.

Los beneficios no se limitan solamente a los niños de 0 a 3 años. Al asistir a un curso de inglés preescolar (de 3 a 6 años), al inicio del curso los niños están mejor preparados que otros desde el punto de vista de las relaciones sociales y autoconfianza con respecto a los sujetos de estudio.

Incluso en el caso de los adolescentes, es fundamental estimular la curiosidad centrándose en intereses que van desde el mundo de la música al de los videojuegos y el mundo digital en general. El inglés para los jóvenes abre las puertas a nuevos horizontes y ofrece la oportunidad de estar en contacto con compañeros de todo el mundo, viajando o simplemente usando el teléfono móvil.

Cuando la escuela de inglés prevé el uso de un método basado en juegos, actualizado constantemente para satisfacer el interés de los estudiantes, no se percibe como una actividad aburrida, sino como una oportunidad para la diversión. Además, si el profesor no corrige de manera estricta, pero utiliza un refuerzo positivo, el niño no se siente frustrado, sino que se anima a seguir intentándolo. De esta manera, estará encantado de continuar el curso con la motivación adecuada, incluso frente a otras actividades extraescolares.

Otro elemento a tener en cuenta a la hora de elegir una escuela de inglés es la presencia de un proyecto a largo plazo, ya que si el curso se limita a un año, los resultados no se pueden garantizar. Cuando los cursos continúan progresivamente, también en función de la edad, el aprendizaje se fortalece y para los niños representan una oportunidad única de encontrarse con viejos y nuevos amigos.

Helen Doron English: método, proyecto y herramientas de aprendizaje probadas en 35 actividades

Helen Doron English es líder mundial en la enseñanza del inglés como segundo idioma para niños y adolescentes de 0 a 19 años. Más de tres millones de niños han aprendido inglés gracias a Helen Doron English, una franquicia educativa internacional, con más de 1000 centros de aprendizaje en 37 países y en constante crecimiento.

Además de aprender inglés, ayudaremos a su hijo a crecer con valores importantes, como el compartir y la empatía, y se sentirá más involucrado en el mundo global en el que vivimos hoy.
El método de enseñanza y aprendizaje de Helen Doron English se basa en años de experiencia y conocimiento. Enfocamos el aprendizaje para hacerlo divertido, en grupos reducidos, usando el estímulo de la música y el refuerzo positivo. Cada clase está diseñada con una variedad de actividades para cada estilo de aprendizaje. Nuestros materiales exclusivos cuentan con historias, canciones y animaciones originales para hacer que el aprendizaje sea alegre e inspirador.

Nuestra metodología ha sido probada en millones de alumnos en todo el mundo con resultados increíbles. Se basa en una profunda comprensión de cómo aprenden los niños, de lo que les gusta y lo que necesitan para alcanzar su máximo potencial. ¡Por eso les encanta!

Nuestros profesores son profesionales altamente capacitados en la exclusiva metodología Helen Doron English. Son los mejores de la industria de la enseñanza. Saben cómo apoyar el proceso de aprendizaje de tu hijo a cada paso, alentándolos a ser lo mejor que pueden ser.

¿Te gustaría saber más? Puedes reservar una lección de demostración gratuita. Como padre, podrás descubrir nuestro método de primera mano, ingresando al aula con su hijo y participando en la reunión con él. Y no se preocupe, si es necesario, los centros Helen Doron están listos para ofrecer lecciones online también, ¡conectándose fácilmente desde casa!

409 Views

Inglés para niños: cómo aprenden y que beneficios obtienen

Hoy en día, aprender inglés es fundamental para los niños y adolescentes: no es solo una asignatura importante y un idioma imprescindible para comunicarse en el extranjero, sino que es clave para realizar a muchas de las actividades favoritas de los niños. De hecho, el inglés es el idioma que aparece en internet y los videojuegos. Pero también es el idioma principal de las Redes Sociales y los ‘youtubers’, así como de la música que más les gusta a los niños.

Continúa leyendo este artículo para descubrir cómo los niños pueden aprender inglés de forma natural y divertida y cuáles son sus sorprendentes beneficios.

Qué debes saber sobre inglés para niños:

Enlaces a los temas que se van a tratar en este artículo:

Muchos padres se preguntan cuál es el momento adecuado para que sus hijos aprendan inglés. Podemos decir con absoluta certeza que cuanto antes comiencen, mejor.

Lo ideal sería empezar desde los primeros meses de vida, porque los bebés son capaces de aprender casi a la perfección una segunda lengua sin ningún esfuerzo especial, como si se tratara de su lengua materna.

Cuando comienzan primaria en la escuela y estudian la gramática en castellano, adquieren nuevas estructuras gramaticales y nuevos conocimientos. Esto implica que cada vez sea más complicado aprender la segunda lengua con la misma naturalidad que la primera, ya que el cerebro tiende a traducir en lugar de pensar directamente en ese idioma.

Entonces, ¿por qué existen algunos pediatras y logopedas que desaconsejan el aprendizaje de un segundo idioma antes de los 3-4 años? Según ellos, ralentizaría el aprendizaje de la primera lengua. Sin embargo, en algunos casos, el niño bilingüe empieza a hablar al mismo tiempo los dos idiomas sin ningún tipo de dificultad, aunque tarde más en comenzar.

De 0 a 6 meses, los bebés pueden aprender dos idiomas diferentes de manera sencilla, como si sólo aprendieran uno. No hay que preocuparse de que aprender dos idiomas pueda causar confusión, porque sus cerebros son flexibles y la capacidad cognitiva que proviene del bilingüismo es solo una de las sorprendentes ventajas.

Tu bebé recién nacido puede aprender inglés como segundo idioma de la misma manera que aprende su lengua materna, de manera natural.

Ventajas de enseñar inglés a los niños

Cuando un niño bilingüe comienza a hablar, activa uno de los dos idiomas que ha ido aprendiendo para comunicarse. En el cerebro, esta elección estimula una actividad y flexibilidad, que es natural a esa edad, y que contribuye al fortalecimiento del tejido cognitivo.

¿Sabías que, según un estudio que se ha realizado recientemente, los niños bilingües son más hábiles a la hora de resolver acertijos? Por ejemplo, en la división de objetos por forma y color, los niños que solo hablan un idioma comienzan a tener dificultades cuando se introduce la segunda característica en la actividad. Estos resultados indicarían que la experiencia del bilingüismo mejora la capacidad cerebral, aumentando las habilidades y competencias relacionadas con la resolución de problemas o la memorización de acciones.

Además, los niños que conocen dos idiomas obtienen, de manera general, mejores resultados en las pruebas que miden la concentración. Cuando el cerebro se entrena al pasar de un idioma a otro, es capaz de seleccionar y recordar mejor la información más importante.

Finalmente, varios estudios muestran cómo el dominio de una segunda lengua ayuda a proteger el cerebro contra enfermedades como el Alzheimer, ralentizando sus efectos irreversibles hasta por cuatro años en comparación con los pacientes que solamente hablan un idioma.

En un mundo cada vez más globalizado y conectado, los niños que crecen aprendiendo dos idiomas respiran un entorno culturalmente más abierto y desarrollan el pensamiento creativo de una manera más pronunciada que sus compañeros que solo hablan un idioma.

¿Cómo puede un niño crecer bilingüe?

La respuesta más común es que un niño puede crecer bilingüe cuando los padres tienen dos lenguas maternas diferentes o son bilingües. En este caso, los juegos, las comidas, los baños y todas las actividades de rutina son oportunidades para aprender nuevas palabras, simplemente escuchando su sonido.

Como podemos leer en este artículo, Erika Levy, una académica experta en la terapia del habla y los trastornos del lenguaje en la Universidad de Columbia Teachers College de Nueva York, sostiene que las habilidades lingüísticas de los niños de 0 a 3 años se desarrollan extremadamente rápido, gracias a su capacidad para absorber cualquier palabra o sonido que escuchen. Es asombroso lo rápido que pueden aprender nuevas palabras en dos idiomas diferentes.

Para estimular a los niños a usar estos nuevos términos, uno nunca debe cansarse de repetirlos, incluso cientos de veces, preferiblemente en el contexto de una frase que les ayude a comprender su significado. Si una palabra está mal pronunciada o no la pronuncia, no es necesario corregir ni forzar al niño, de hecho, es mucho mejor animarlo siempre con un ejemplo práctico.

También puede ser útil repetir las palabras del niño, agregando algo, para ayudar a construir oraciones más articuladas. Por ejemplo, si para pedir más agua en el vaso dice “más”, mamá y papá pueden decir “más agua” y repetir la oración más veces mientras vierte el agua.

Si dentro de una misma oración comienza a utilizar palabras mixtas de ambos idiomas, es una señal de que las habilidades lingüísticas se están consolidando. No es necesario alarmarse, niño no está confundido, ¡todo lo contrario!

Cuando los padres no son bilingües, los cursos de inglés para niños pueden proporcionar un estímulo aún más eficaz, ya desde las primeras semanas de vida, porque son ofrecidos por profesionales de la formación y el aprendizaje. Como ya hemos dicho, de hecho, el cerebro de los niños hasta los tres años está predispuesto a aprender un segundo idioma porque se encuentra en la fase más flexible.

Al contrario de lo que se puede pensar, los niños no se sienten presionados, porque no es una actividad escolar, sino que les sirve para escuchar sonidos y acostumbrarse a los acentos mientras que adquieren otras habilidades, como contar, o habilidades sociales jugando con otros compañeros.

Los cursos de inglés deben incluir una forma de enseñar adaptada a sus gustos y a su nivel de aprendizaje, que garantice los mejores resultados. Por eso, siempre es buena idea exponer a los niños a un mundo lleno de personajes entrañables, historias cautivadoras, canciones y juegos muy divertidos, lo que les facilitará mucho el aprendizaje desde el principio.

¿Enseñar dos idiomas a los niños puede llegar a confundirlos?

No, los niños son capaces de aprender dos idiomas al mismo tiempo, con la misma sencillez y naturalidad con la que aprenden solo uno. Si confunden los dos idiomas en una misma oración, es muy posible que a medida que crezcan sean capaces de distinguirlos, articulando correctamente las oraciones.

Además, los niños y adolescentes bilingües desarrollan una mayor conciencia metalingüística, la capacidad de reflexionar sobre la naturaleza del lenguaje de forma consciente, manipulando sus características estructurales y tratándolo como un objeto de pensamiento. Este es un gran avance en la capacidad general de procesar información que se produce entre los 4 y los 6 años de edad.

¿Cómo elegir un curso de inglés para niños?

No es suficiente confiar a tu hijo al cuidado de una niñera nativa inglesa, porque no está capacitada para facilitar el aprendizaje de un segundo idioma. Con el tiempo, es probable que la niñera aprenda castellano y el pequeño seguirá hablando solo ese idioma.

Además, dado que no es una verdadera profesora, difícilmente seguirá un método eficaz y tendrá materiales didácticos disponibles como una escuela de inglés.

Es fundamental que el método de enseñanza siga los pasos de los que hemos hablado con respecto a los padres bilingües. La expresión de los niños no debe ser forzada, sino estimulada.

Aprender inglés en niños de 0 a 3 años aporta un apoyo completo para el desarrollo cognitivo y la socialización. En esta dirección, la presencia de otros compañeros es un aspecto fundamental, porque el grupo también tiene un peso considerable en la experiencia de aprendizaje, siempre que se garantice la máxima atención por parte del profesor y una interacción adecuada a la edad.

Los beneficios no se limitan solamente a los niños de 0 a 3 años. Al asistir a un curso de inglés preescolar (de 3 a 6 años), al inicio del curso los niños están mejor preparados que otros desde el punto de vista de las relaciones sociales y autoconfianza con respecto a los sujetos de estudio.

Incluso en el caso de los adolescentes, es fundamental estimular la curiosidad centrándose en intereses que van desde el mundo de la música al de los videojuegos y el mundo digital en general. El inglés para los jóvenes abre las puertas a nuevos horizontes y ofrece la oportunidad de estar en contacto con compañeros de todo el mundo, viajando o simplemente usando el teléfono móvil.

Cuando la escuela de inglés prevé el uso de un método basado en juegos, actualizado constantemente para satisfacer el interés de los estudiantes, no se percibe como una actividad aburrida, sino como una oportunidad para la diversión. Además, si el profesor no corrige de manera estricta, pero utiliza un refuerzo positivo, el niño no se siente frustrado, sino que se anima a seguir intentándolo. De esta manera, estará encantado de continuar el curso con la motivación adecuada, incluso frente a otras actividades extraescolares.

Otro elemento a tener en cuenta a la hora de elegir una escuela de inglés es la presencia de un proyecto a largo plazo, ya que si el curso se limita a un año, los resultados no se pueden garantizar. Cuando los cursos continúan progresivamente, también en función de la edad, el aprendizaje se fortalece y para los niños representan una oportunidad única de encontrarse con viejos y nuevos amigos.

Helen Doron English: método, proyecto y herramientas de aprendizaje probadas en 35 actividades

Helen Doron English es líder mundial en la enseñanza del inglés como segundo idioma para niños y adolescentes de 0 a 19 años. Más de tres millones de niños han aprendido inglés gracias a Helen Doron English, una franquicia educativa internacional, con más de 1000 centros de aprendizaje en 37 países y en constante crecimiento.

Además de aprender inglés, ayudaremos a su hijo a crecer con valores importantes, como el compartir y la empatía, y se sentirá más involucrado en el mundo global en el que vivimos hoy.
El método de enseñanza y aprendizaje de Helen Doron English se basa en años de experiencia y conocimiento. Enfocamos el aprendizaje para hacerlo divertido, en grupos reducidos, usando el estímulo de la música y el refuerzo positivo. Cada clase está diseñada con una variedad de actividades para cada estilo de aprendizaje. Nuestros materiales exclusivos cuentan con historias, canciones y animaciones originales para hacer que el aprendizaje sea alegre e inspirador.

Nuestra metodología ha sido probada en millones de alumnos en todo el mundo con resultados increíbles. Se basa en una profunda comprensión de cómo aprenden los niños, de lo que les gusta y lo que necesitan para alcanzar su máximo potencial. ¡Por eso les encanta!

Nuestros profesores son profesionales altamente capacitados en la exclusiva metodología Helen Doron English. Son los mejores de la industria de la enseñanza. Saben cómo apoyar el proceso de aprendizaje de tu hijo a cada paso, alentándolos a ser lo mejor que pueden ser.

¿Te gustaría saber más? Puedes reservar una lección de demostración gratuita. Como padre, podrás descubrir nuestro método de primera mano, ingresando al aula con su hijo y participando en la reunión con él. Y no se preocupe, si es necesario, los centros Helen Doron están listos para ofrecer lecciones online también, ¡conectándose fácilmente desde casa!