6606 Views

James y el Melocotón Gigante, un cuento imprescindible a partir de 8 años

james-and-the-giant-peachEsta popular novela para niños fue escrita por Roald Dahl, autor historias sorprendentes como Charlie y la Factoría de Chocolate, Matilda y Brujas, aunque James y el Melocotón Gigante siempre fue para mí la mejor de todas.

La primera vez que me tropecé con James y el Melocotón Gigante fue en el colegio cuando tenía 9 años. La maestra leía un capítulo cada día. Desde la primera página me enganchó. Los padres de James fueron comidos por un Rinoceronte que se había escapado del Zoo de Londres y James se quedó huérfano. Entonces James fue a vivir con sus tías Spiker y Sponge.

Los personajes de las historias de Roald Dahl son siempre intrigantes, siempre encuentras uno que te encanta, otro al que odias, otro que no te gusta o alguno del que no estás seguro qué pensar. Las descripciones de los personajes te ayudan a imaginar exactamente como los personajes serían en papel o en la gran pantalla.

Así que ¿cuándo leí finalmente James y el Melocotón Gigante? …cuando tenía 23 años!! Sí, me llevó todo ese tiempo comprarme el cuento y leerlo. Y cuando lo hice me devolvió a mi infancia, escuchando atentamente cada palabra que la maestra leía. Lo disfruté tanto como más.

Aún así, este es un libro es para niños, lo recomendaría a partir de 8 años, por que James sufre mucho en manos de sus tías. Son crueles, abusan de él verbalmente y físicamente. No le dejan jugar con otros niños y prácticamente no le alimentan. Pero las cosas cambian. James conoce a un hombre extraño que le da “lenguas de cocodrilo mágicas”. Un día de vuelta a casa de sus tías James se tropezó y las lenguas salieron al melocotonero. El melocotonero quedó encantando y comenzó a crecer tanto como una casa. Mientras, las tías de James se hacían ricas cobrando a los visitantes que querían ver el Melocotonero.

Una noche a James le dejan salir a recoger la basura del jardín, pero en vez de esto se le ocurre investigar y entrar en el túnel que le lleva al centro del Melocotonero. James descubre a una serie de insectos que habían sido transformados también por las lenguas de cocodrilo mágicas. Rápidamente se hace amigo de los insectos y su aventura comienza. Qué es lo que les pasa a James y sus amigos los insectos? Léelo para saberlo…

Lo que me gusta a cerca de este cuento son los valores que muestra: el amor en la familia, la importancia de una amistad sincera, el ser capaz de descubrir lo bueno y diferente que cada uno tenemos dentro, el no darnos nunca por vencidos, la importancia del trabajo en equipo, querer ir siempre más allá y más lejos y muchos más valores.

Roald Dahls escribe con melodía. Recomiendo este cuento en inglés. Después de habérselo leído a tus niños, puedes ver la película. Les va a encantar. También puedes trabajar con los niños la historia:

Después de ver la película puedes hacer un batido de melocotón, puedes mirar en el mapa el viaje de Inglaterra a Nueva York, pueden crear un melocotón gigante, y finalmente si tienes jardín o en el parque cerca de casa, haz un agujero en la tierra y busca insectos quizá encuentres a los amigos de James.  Enjoy it!!!

Escrito por Darren Clarke – Helen Doron English Logroño

6607 Views

James y el Melocotón Gigante, un cuento imprescindible a partir de 8 años

james-and-the-giant-peachEsta popular novela para niños fue escrita por Roald Dahl, autor historias sorprendentes como Charlie y la Factoría de Chocolate, Matilda y Brujas, aunque James y el Melocotón Gigante siempre fue para mí la mejor de todas.

La primera vez que me tropecé con James y el Melocotón Gigante fue en el colegio cuando tenía 9 años. La maestra leía un capítulo cada día. Desde la primera página me enganchó. Los padres de James fueron comidos por un Rinoceronte que se había escapado del Zoo de Londres y James se quedó huérfano. Entonces James fue a vivir con sus tías Spiker y Sponge.

Los personajes de las historias de Roald Dahl son siempre intrigantes, siempre encuentras uno que te encanta, otro al que odias, otro que no te gusta o alguno del que no estás seguro qué pensar. Las descripciones de los personajes te ayudan a imaginar exactamente como los personajes serían en papel o en la gran pantalla.

Así que ¿cuándo leí finalmente James y el Melocotón Gigante? …cuando tenía 23 años!! Sí, me llevó todo ese tiempo comprarme el cuento y leerlo. Y cuando lo hice me devolvió a mi infancia, escuchando atentamente cada palabra que la maestra leía. Lo disfruté tanto como más.

Aún así, este es un libro es para niños, lo recomendaría a partir de 8 años, por que James sufre mucho en manos de sus tías. Son crueles, abusan de él verbalmente y físicamente. No le dejan jugar con otros niños y prácticamente no le alimentan. Pero las cosas cambian. James conoce a un hombre extraño que le da “lenguas de cocodrilo mágicas”. Un día de vuelta a casa de sus tías James se tropezó y las lenguas salieron al melocotonero. El melocotonero quedó encantando y comenzó a crecer tanto como una casa. Mientras, las tías de James se hacían ricas cobrando a los visitantes que querían ver el Melocotonero.

Una noche a James le dejan salir a recoger la basura del jardín, pero en vez de esto se le ocurre investigar y entrar en el túnel que le lleva al centro del Melocotonero. James descubre a una serie de insectos que habían sido transformados también por las lenguas de cocodrilo mágicas. Rápidamente se hace amigo de los insectos y su aventura comienza. Qué es lo que les pasa a James y sus amigos los insectos? Léelo para saberlo…

Lo que me gusta a cerca de este cuento son los valores que muestra: el amor en la familia, la importancia de una amistad sincera, el ser capaz de descubrir lo bueno y diferente que cada uno tenemos dentro, el no darnos nunca por vencidos, la importancia del trabajo en equipo, querer ir siempre más allá y más lejos y muchos más valores.

Roald Dahls escribe con melodía. Recomiendo este cuento en inglés. Después de habérselo leído a tus niños, puedes ver la película. Les va a encantar. También puedes trabajar con los niños la historia:

Después de ver la película puedes hacer un batido de melocotón, puedes mirar en el mapa el viaje de Inglaterra a Nueva York, pueden crear un melocotón gigante, y finalmente si tienes jardín o en el parque cerca de casa, haz un agujero en la tierra y busca insectos quizá encuentres a los amigos de James.  Enjoy it!!!

Escrito por Darren Clarke – Helen Doron English Logroño