1133 Views

Juegos, interacción, canciones y manualidades, siempre en nuestras clases de inglés

Todo profesor o profesora Helen Doron English conoce la palabra “PIGS”. La aprendemos en nuestro “Teacher Training Course”, el curso que nos forma como profesores Helen Doron English, y luego la aplicamos en cada clase. Por supuesto que no estamos hablando de su traducción literal (“pigs” es el plural de “pig”, que significa cerdo), sino de las siglas que definen toda nuestra metodología de aprendizaje. 

P.I.G.S. : Props, Interaction, Games, Songs 

En toda clase Helen Doron English utilizamos “props”, materiales elaborados por los teachers para ayudar a que los niños aprendan los contenidos de una forma divertida.  

Las manualidades pueden ser infinitas: desde una casa, hasta un coche, el cielo azul o un país entero. Servirán para ayudar a que los niños recuerden mejor los conceptos que estamos explicando en clase (las partes de la casa o el cuerpo humano, los distintos tipos de edificios que encontramos en una ciudad, etc.). Los “props” siempre deben llevar una parte interactiva: por ejemplo, pueden tener etiquetas con las palabras escritas que los niños irán colocando en los lugares correctos, o tener forma de puzzle. 

Sin duda, este tipo de aprendizaje participativo es mucho más efectivo que memorizar una lista de vocabulario nuevo. 

Todos hablamos, todos participamos 

La interacción es fundamental. Todos nuestros niños participan en las clases, hasta los más tímidos. Y no sólo en la parte oral. Es cierto que las clases empiezan siempre con el “speaking”. Incluso los más pequeñitos comienzan su lección diciendo su nombre, edad y cómo están. Hablamos de sentimientos y también de lo que les gusta (su color, fruta o verdura preferida, por ejemplo). Cuando los alumnos van creciendo, también los contenidos se complican: qué quieres ser de mayor, qué has hecho el fin de semana. Se trata de facilitar su expresión en inglés mientras repasan vocabulario y gramática. Y siempre, por turnos. Es importante que respeten a sus compañeros y sus turnos de palabra, la educación en valores nunca se descuida. Pero la interacción también se buscará en el resto de la clase: ya sea en los juegos o corrigiendo ejercicios. Por ello nuestros grupos tienen un máximo de 8 alumnos, para que todos puedan participar y reciban la atención que merecen.  

El juego, clave en el aprendizaje y el desarrollo infantil 

La importancia del juego como eje metodológico en la intervención educativa está en la actualidad fuera de toda duda. El juego tiene beneficios en el aprendizaje y también en el desarrollo físico y mental de los niños. Tanto el juego dirigido por un adulto como el juego libre, donde los niños puedan explorar y hacer volar su imaginación. Por ello el juego siempre está presente en nuestras clases Helen Doron English, incluso en los cursos de los más mayores. Los juegos se adaptarán a la edad y el nivel de nuestros alumnos, y servirán para repasar vocabulario y gramática y potenciar la participación de los estudiantes en la clase. Por ello nuestros grupos también tienen un mínimo de 3 ó 4 alumnos, para que los juegos y la clase resulten más divertidos. 

We love singing! 

En más de una ocasión hemos hablado de la importancia de la música en nuestros cursos Helen Doron English. Desde pequeños, nuestros alumnos aprenden a hablar inglés correctamente a través de canciones y rimas propias, elaboradas por nuestros expertos pedagogos y que forman parte del contenido de nuestros cursos. Cuando cantamos, estamos imitando la pronunciación que oímos, reproduciendo frases más o menos largas, y, por tanto, hablando inglés correctamente. Las escuchas repetidas son fundamentales en nuestro método de aprendizaje, por ello recomendamos que nuestros contenidos se escuchen dos veces al día. A los niños, especialmente cuando son más pequeños, les encanta cantar. Y este hecho, junto con su capacidad de aprendizaje, extraordinariamente superior hasta los 6-8 años, cuando finaliza la “edad de oro” del desarrollo del cerebro en un niño, hacen que el aprendizaje temprano de una lengua sea el más efectivo. 

1134 Views

Juegos, interacción, canciones y manualidades, siempre en nuestras clases de inglés

Todo profesor o profesora Helen Doron English conoce la palabra “PIGS”. La aprendemos en nuestro “Teacher Training Course”, el curso que nos forma como profesores Helen Doron English, y luego la aplicamos en cada clase. Por supuesto que no estamos hablando de su traducción literal (“pigs” es el plural de “pig”, que significa cerdo), sino de las siglas que definen toda nuestra metodología de aprendizaje. 

P.I.G.S. : Props, Interaction, Games, Songs 

En toda clase Helen Doron English utilizamos “props”, materiales elaborados por los teachers para ayudar a que los niños aprendan los contenidos de una forma divertida.  

Las manualidades pueden ser infinitas: desde una casa, hasta un coche, el cielo azul o un país entero. Servirán para ayudar a que los niños recuerden mejor los conceptos que estamos explicando en clase (las partes de la casa o el cuerpo humano, los distintos tipos de edificios que encontramos en una ciudad, etc.). Los “props” siempre deben llevar una parte interactiva: por ejemplo, pueden tener etiquetas con las palabras escritas que los niños irán colocando en los lugares correctos, o tener forma de puzzle. 

Sin duda, este tipo de aprendizaje participativo es mucho más efectivo que memorizar una lista de vocabulario nuevo. 

Todos hablamos, todos participamos 

La interacción es fundamental. Todos nuestros niños participan en las clases, hasta los más tímidos. Y no sólo en la parte oral. Es cierto que las clases empiezan siempre con el “speaking”. Incluso los más pequeñitos comienzan su lección diciendo su nombre, edad y cómo están. Hablamos de sentimientos y también de lo que les gusta (su color, fruta o verdura preferida, por ejemplo). Cuando los alumnos van creciendo, también los contenidos se complican: qué quieres ser de mayor, qué has hecho el fin de semana. Se trata de facilitar su expresión en inglés mientras repasan vocabulario y gramática. Y siempre, por turnos. Es importante que respeten a sus compañeros y sus turnos de palabra, la educación en valores nunca se descuida. Pero la interacción también se buscará en el resto de la clase: ya sea en los juegos o corrigiendo ejercicios. Por ello nuestros grupos tienen un máximo de 8 alumnos, para que todos puedan participar y reciban la atención que merecen.  

El juego, clave en el aprendizaje y el desarrollo infantil 

La importancia del juego como eje metodológico en la intervención educativa está en la actualidad fuera de toda duda. El juego tiene beneficios en el aprendizaje y también en el desarrollo físico y mental de los niños. Tanto el juego dirigido por un adulto como el juego libre, donde los niños puedan explorar y hacer volar su imaginación. Por ello el juego siempre está presente en nuestras clases Helen Doron English, incluso en los cursos de los más mayores. Los juegos se adaptarán a la edad y el nivel de nuestros alumnos, y servirán para repasar vocabulario y gramática y potenciar la participación de los estudiantes en la clase. Por ello nuestros grupos también tienen un mínimo de 3 ó 4 alumnos, para que los juegos y la clase resulten más divertidos. 

We love singing! 

En más de una ocasión hemos hablado de la importancia de la música en nuestros cursos Helen Doron English. Desde pequeños, nuestros alumnos aprenden a hablar inglés correctamente a través de canciones y rimas propias, elaboradas por nuestros expertos pedagogos y que forman parte del contenido de nuestros cursos. Cuando cantamos, estamos imitando la pronunciación que oímos, reproduciendo frases más o menos largas, y, por tanto, hablando inglés correctamente. Las escuchas repetidas son fundamentales en nuestro método de aprendizaje, por ello recomendamos que nuestros contenidos se escuchen dos veces al día. A los niños, especialmente cuando son más pequeños, les encanta cantar. Y este hecho, junto con su capacidad de aprendizaje, extraordinariamente superior hasta los 6-8 años, cuando finaliza la “edad de oro” del desarrollo del cerebro en un niño, hacen que el aprendizaje temprano de una lengua sea el más efectivo.