1890 Views

Let’s Play: acercando el arte a los niños de forma divertida

Hoy os proponemos que vuestros hijos aprendan un poco de historia del arte, acercando el arte a los niños por supuesto al más puro estilo Helen Doron. De forma natural, divertida, potenciando su creatividad y haciendo que aprendan sin casi darse cuenta y sin ningún esfuerzo.

Podemos comenzar con uno de los artistas españoles más conocidos de todos los tiempos: Picasso. La obra de este malagueño creador del cubismo seguro llamará la atención de los más pequeños, y podrá servirles de inspiración. El cubismo rompe con la perspectiva tradicional, representando todas las partes de un objeto en un mismo plano. De este modo cuando vemos por ejemplo una cara, la vemos al mismo tiempo de frente y de perfil, o vemos un cubo en sus seis lados. Teniendo en cuenta esto podemos hacer un retrato con los peques.

Los niños pueden, por ejemplo, realizar estos “autoretratos” cubistas con cartón. Otra idea genial puede ser aprovechar las revistas viejas que rondan por casa para hacer un collage como el de la imagen.

acercando-el-arte-a-los-ninos

Fuente: Handmakary.

Si hay un pintor que gusta a los niños es Van Gogh. Su estilo impresionista, sus colores brillantes y su temática, llama la atención de los más pequeños. El impresionismo parte de la intención de plasmar la luz que ilumina los objetos en un determinado instante. Para ello los artistas impresionistas pintaban con pinceladas de colores puros, que vistas en conjunto, formaban visualmente otro color. Si te acercas mucho a un cuadro impresionista, verás que lo que de lejos veías como un círculo naranja, está compuesto por muchas pinceladas que van del amarillo al rojo. Una forma de que los niños puedan entender y reproducir este efecto es con tiras de colores. Al combinar estas tiras de diferentes colores para reproducir un cuadro podemos conseguir ese mismo efecto: de cerca tiras aisladas y de lejos se distinguirá perfectamente la imagen.

acercando-el-arte-a-los-ninos-2

Fuente: Pequeocio.

Quizás los niños no reconozcan la obra de Jackson Pollock, y ni siquiera les resulte familiar, pero de lo que no hay duda es de que se divertirán imitándola más que con ninguna otra. El expresionismo abstracto se caracteriza por cierto caos, con trazos violentos y aparentemente incontrolados. Los niños disfrutarán muchísimo pintando como lo hacía Pollock, ¡con salpicaduras! Eso sí, os recomendamos realizar esta actividad en el exterior y preferiblemente con ropa que podáis manchar sin preocupación.

acercando-el-arte-a-los-ninos-3

Fuente: Classic-Play.

1891 Views

Let’s Play: acercando el arte a los niños de forma divertida

Hoy os proponemos que vuestros hijos aprendan un poco de historia del arte, acercando el arte a los niños por supuesto al más puro estilo Helen Doron. De forma natural, divertida, potenciando su creatividad y haciendo que aprendan sin casi darse cuenta y sin ningún esfuerzo.

Podemos comenzar con uno de los artistas españoles más conocidos de todos los tiempos: Picasso. La obra de este malagueño creador del cubismo seguro llamará la atención de los más pequeños, y podrá servirles de inspiración. El cubismo rompe con la perspectiva tradicional, representando todas las partes de un objeto en un mismo plano. De este modo cuando vemos por ejemplo una cara, la vemos al mismo tiempo de frente y de perfil, o vemos un cubo en sus seis lados. Teniendo en cuenta esto podemos hacer un retrato con los peques.

Los niños pueden, por ejemplo, realizar estos “autoretratos” cubistas con cartón. Otra idea genial puede ser aprovechar las revistas viejas que rondan por casa para hacer un collage como el de la imagen.

acercando-el-arte-a-los-ninos

Fuente: Handmakary.

Si hay un pintor que gusta a los niños es Van Gogh. Su estilo impresionista, sus colores brillantes y su temática, llama la atención de los más pequeños. El impresionismo parte de la intención de plasmar la luz que ilumina los objetos en un determinado instante. Para ello los artistas impresionistas pintaban con pinceladas de colores puros, que vistas en conjunto, formaban visualmente otro color. Si te acercas mucho a un cuadro impresionista, verás que lo que de lejos veías como un círculo naranja, está compuesto por muchas pinceladas que van del amarillo al rojo. Una forma de que los niños puedan entender y reproducir este efecto es con tiras de colores. Al combinar estas tiras de diferentes colores para reproducir un cuadro podemos conseguir ese mismo efecto: de cerca tiras aisladas y de lejos se distinguirá perfectamente la imagen.

acercando-el-arte-a-los-ninos-2

Fuente: Pequeocio.

Quizás los niños no reconozcan la obra de Jackson Pollock, y ni siquiera les resulte familiar, pero de lo que no hay duda es de que se divertirán imitándola más que con ninguna otra. El expresionismo abstracto se caracteriza por cierto caos, con trazos violentos y aparentemente incontrolados. Los niños disfrutarán muchísimo pintando como lo hacía Pollock, ¡con salpicaduras! Eso sí, os recomendamos realizar esta actividad en el exterior y preferiblemente con ropa que podáis manchar sin preocupación.

acercando-el-arte-a-los-ninos-3

Fuente: Classic-Play.