1336 Views

Let’s Play: Anillas de baile para el desarrollo y la estimulación de nuestros hijos

anillas-de-baile

En Helen Doron English esta primavera está dedicada a la creatividad, a los colores, al arte, a la música y también a la danza. Con el lema Let’s Play os estamos animando en estos meses a descubrir nuevas formas de acercar el arte en todas sus dimensiones a nuestros hijos, de dar rienda suelta a vuestra imaginación y sobre todo a jugar. El juego, una herramienta básica en nuestro método de enseñanza, no sólo contribuye al desarrollo del niño, haciendo que el aprendizaje sea más rápido y eficaz, sino que lo acerca a realidades nuevas y distintas.

Una forma fácil y divertida de acercar a nuestros hijos a la danza es a través de las h de baile, un instrumento muy simple al que podemos sacar múltiples utilidades. Su fabricación no puede ser más rápida: solo necesitamos unas anillas de cortina o similares, adaptadas al tamaño de las manos de los niños que las vayan a utilizar, y varios lazos de colores que anudaremos a ellas. Con este sencillo procedimiento, que pueden realizar ellos mismos combinando las tonalidades que más les gusten, obtendremos un juguete original y bonito al que seguro encontrarán mil y un usos. El más inmediato y primordial, y que llevamos a colación en este artículo, es precisamente el de usarlas como instrumento para bailar de forma espontánea.

SONY DSC

El danza es, junto a la música, la forma de expresión humana más ancestral que conocemos. Los estudios de antropología indican que todas las sociedades tienen o han tenido sus formas particulares de baile, y esto es así porque el movimiento surge de forma muy natural en el ser humano. Solo hay que observar cómo un niño se comporta cuando escucha una melodía o un ritmo para darnos cuenta de ello.

Aprovechar este sencillo instrumento, dejando volar la imaginación, hace que nuestros hijos sean capaces de experimentar su propio cuerpo de formas distintas a las habituales. Bailar con anillas promueve el ejercicio físico y la psicomotricidad, a la vez que le ayuda a explorar el espacio a su alrededor, sus límites y sus posibilidades. Si, además, lo hacen mientras escuchan canciones en inglés, como las de Helen Doron, o rimas y melodías tradicionales, lo convierten en toda una herramienta de estimulación sensorial y cerebral que puede apoyar un desarrollo más completo, además de aportar horas y horas de diversión. Y, lo mejor de todo, de una forma muy sencilla y a un coste realmente bajo. ¿Se puede pedir más?

anillas-de-baile-3

Fuentes: Rockabyebutterfly, Buggyandbuddy

1337 Views

Let’s Play: Anillas de baile para el desarrollo y la estimulación de nuestros hijos

anillas-de-baile

En Helen Doron English esta primavera está dedicada a la creatividad, a los colores, al arte, a la música y también a la danza. Con el lema Let’s Play os estamos animando en estos meses a descubrir nuevas formas de acercar el arte en todas sus dimensiones a nuestros hijos, de dar rienda suelta a vuestra imaginación y sobre todo a jugar. El juego, una herramienta básica en nuestro método de enseñanza, no sólo contribuye al desarrollo del niño, haciendo que el aprendizaje sea más rápido y eficaz, sino que lo acerca a realidades nuevas y distintas.

Una forma fácil y divertida de acercar a nuestros hijos a la danza es a través de las h de baile, un instrumento muy simple al que podemos sacar múltiples utilidades. Su fabricación no puede ser más rápida: solo necesitamos unas anillas de cortina o similares, adaptadas al tamaño de las manos de los niños que las vayan a utilizar, y varios lazos de colores que anudaremos a ellas. Con este sencillo procedimiento, que pueden realizar ellos mismos combinando las tonalidades que más les gusten, obtendremos un juguete original y bonito al que seguro encontrarán mil y un usos. El más inmediato y primordial, y que llevamos a colación en este artículo, es precisamente el de usarlas como instrumento para bailar de forma espontánea.

SONY DSC

El danza es, junto a la música, la forma de expresión humana más ancestral que conocemos. Los estudios de antropología indican que todas las sociedades tienen o han tenido sus formas particulares de baile, y esto es así porque el movimiento surge de forma muy natural en el ser humano. Solo hay que observar cómo un niño se comporta cuando escucha una melodía o un ritmo para darnos cuenta de ello.

Aprovechar este sencillo instrumento, dejando volar la imaginación, hace que nuestros hijos sean capaces de experimentar su propio cuerpo de formas distintas a las habituales. Bailar con anillas promueve el ejercicio físico y la psicomotricidad, a la vez que le ayuda a explorar el espacio a su alrededor, sus límites y sus posibilidades. Si, además, lo hacen mientras escuchan canciones en inglés, como las de Helen Doron, o rimas y melodías tradicionales, lo convierten en toda una herramienta de estimulación sensorial y cerebral que puede apoyar un desarrollo más completo, además de aportar horas y horas de diversión. Y, lo mejor de todo, de una forma muy sencilla y a un coste realmente bajo. ¿Se puede pedir más?

anillas-de-baile-3

Fuentes: Rockabyebutterfly, Buggyandbuddy