2796 Views

¿Puede la música facilitar el aprendizaje de idiomas?

aprendizaje-de-idiomas

Helen Doron introduce una serie de 5 artículos en el blog para ayudar a los padres a contruir la mejor base para el aprendizaje de sus hijos. Estos artículos ponen de relieve las actividades cotidianas que tienen que ver con su hijo. Desde colorear, a la música, consejos de alimentación saludable e incluso el estímulo positivo. ¡Estos sencillos consejos pueden marcar una gran diferencia!

Como adultos, sabemos cómo la música puede afectar a nuestro estado de ánimo. Y el efecto que una delicada y tranquila nana tiene en un bebé que llora es casi mágico. Más allá de cómo nos hace sentir, la música también puede afectar a la forma en que aprendemos. Es una de las pocas actividades que implica el uso de todo el cerebro.

Inherente a todas las culturas, la música puede tener sorprendentes beneficios no sólo para la adquisición del lenguaje, mejorar la memoria y centrar la atención, sino también para la coordinación y el desarrollo físico. Los niños que crecen escuchando música, desarrollan fuertes conexiones relacionadas con la música que a su vez fortalecen sus habilidades lingüísticas.

¿Puede la música facilitar el aprendizaje de idiomas?

La música juega un papel muy importante en el aprendizaje de nuestra lengua materna y otros idiomas. Los niños, pueden imitar el ritmo y la estructura musical de nuestra lengua materna mucho antes de poder pronunciar palabras. La mayoría de nosotros somos capaces de recordar canciones y nanas que aprendimos cuando eramos niños. La música nos ayuda a retener las palabras y expresiones de forma mucho más eficaz. El ritmo de la música, así como los patrones repetitivos dentro de la canción, nos ayudan a memorizar palabras. Los niños bilingües, en particular, pueden beneficiarse de cantar canciones en su segundo idioma. Incluso si la mayoría de las palabras no le son familiares en un primer momento, imitar las palabras de una canción puede ayudar a los niños a practicar la producción de sonidos en el nuevo idioma. Finalmente, los sonidos dan paso a la comprensión al practicar la canción una y otra vez.

Entre las personas multilingües es común poseer una excepcional habilidad musical. Del mismo modo, las personas del mundo de la música aprenden idiomas extranjeros con mayor facilidad debido a su alta capacidad para percibir, procesar y reproducir los acentos. Al escuchar música, siguiendo la letra, la melodía, y el ritmo utilizamos ambos lados del cerebro.

Comience pronto. Cómo introducir música a su bebé.

Póngale música a su bebé. Expóngalo a varias selecciones musicales de diferentes estilos. Si usted toca un instrumento, practique cuando el bebé está cerca. Recuerde que debe mantener el volumen moderado, la música alta podría dañarlo.

Cante a su bebé. No importa lo bien que cante. Al oír su voz ayuda a que su bebé empiece a aprender su idioma. A los bebés les gustan los patrones y ritmos de las canciones. Incluso los bebés pequeños pueden reconocer melodías específicas una vez la han escuchado.

Cante con su hijo. A medida que los niños crecen, disfrutan al cantar con sus padres. Poner palabras a la música ayuda al cerebro a aprender más rápidamente y a retenerlas por más tiempo.

Apunte a su hijo a clases de música pronto. El cerebro en desarrollo de los niños pequeños está equipado para aprender música. La mayoría de los niños de cuatro y cinco años de edad disfrutan haciendo música y pueden aprender los conceptos básicos de algunos instrumentos. Comenzar las clases a una edad temprana ayuda a desarrollar el amor por la música para toda la vida.

Anime a la escuela de su hijo a enseñar música. El canto ayuda a estimular el cerebro, al menos brevemente. Con el tiempo, la educación musical puede ayudar a construir habilidades como la coordinación y la creatividad. Aprender música ayudará a su hijo a convertirse en una persona versátil y polifacética. Y sobretodo, ¡es muy divertido!

2797 Views

¿Puede la música facilitar el aprendizaje de idiomas?

aprendizaje-de-idiomas

Helen Doron introduce una serie de 5 artículos en el blog para ayudar a los padres a contruir la mejor base para el aprendizaje de sus hijos. Estos artículos ponen de relieve las actividades cotidianas que tienen que ver con su hijo. Desde colorear, a la música, consejos de alimentación saludable e incluso el estímulo positivo. ¡Estos sencillos consejos pueden marcar una gran diferencia!

Como adultos, sabemos cómo la música puede afectar a nuestro estado de ánimo. Y el efecto que una delicada y tranquila nana tiene en un bebé que llora es casi mágico. Más allá de cómo nos hace sentir, la música también puede afectar a la forma en que aprendemos. Es una de las pocas actividades que implica el uso de todo el cerebro.

Inherente a todas las culturas, la música puede tener sorprendentes beneficios no sólo para la adquisición del lenguaje, mejorar la memoria y centrar la atención, sino también para la coordinación y el desarrollo físico. Los niños que crecen escuchando música, desarrollan fuertes conexiones relacionadas con la música que a su vez fortalecen sus habilidades lingüísticas.

¿Puede la música facilitar el aprendizaje de idiomas?

La música juega un papel muy importante en el aprendizaje de nuestra lengua materna y otros idiomas. Los niños, pueden imitar el ritmo y la estructura musical de nuestra lengua materna mucho antes de poder pronunciar palabras. La mayoría de nosotros somos capaces de recordar canciones y nanas que aprendimos cuando eramos niños. La música nos ayuda a retener las palabras y expresiones de forma mucho más eficaz. El ritmo de la música, así como los patrones repetitivos dentro de la canción, nos ayudan a memorizar palabras. Los niños bilingües, en particular, pueden beneficiarse de cantar canciones en su segundo idioma. Incluso si la mayoría de las palabras no le son familiares en un primer momento, imitar las palabras de una canción puede ayudar a los niños a practicar la producción de sonidos en el nuevo idioma. Finalmente, los sonidos dan paso a la comprensión al practicar la canción una y otra vez.

Entre las personas multilingües es común poseer una excepcional habilidad musical. Del mismo modo, las personas del mundo de la música aprenden idiomas extranjeros con mayor facilidad debido a su alta capacidad para percibir, procesar y reproducir los acentos. Al escuchar música, siguiendo la letra, la melodía, y el ritmo utilizamos ambos lados del cerebro.

Comience pronto. Cómo introducir música a su bebé.

Póngale música a su bebé. Expóngalo a varias selecciones musicales de diferentes estilos. Si usted toca un instrumento, practique cuando el bebé está cerca. Recuerde que debe mantener el volumen moderado, la música alta podría dañarlo.

Cante a su bebé. No importa lo bien que cante. Al oír su voz ayuda a que su bebé empiece a aprender su idioma. A los bebés les gustan los patrones y ritmos de las canciones. Incluso los bebés pequeños pueden reconocer melodías específicas una vez la han escuchado.

Cante con su hijo. A medida que los niños crecen, disfrutan al cantar con sus padres. Poner palabras a la música ayuda al cerebro a aprender más rápidamente y a retenerlas por más tiempo.

Apunte a su hijo a clases de música pronto. El cerebro en desarrollo de los niños pequeños está equipado para aprender música. La mayoría de los niños de cuatro y cinco años de edad disfrutan haciendo música y pueden aprender los conceptos básicos de algunos instrumentos. Comenzar las clases a una edad temprana ayuda a desarrollar el amor por la música para toda la vida.

Anime a la escuela de su hijo a enseñar música. El canto ayuda a estimular el cerebro, al menos brevemente. Con el tiempo, la educación musical puede ayudar a construir habilidades como la coordinación y la creatividad. Aprender música ayudará a su hijo a convertirse en una persona versátil y polifacética. Y sobretodo, ¡es muy divertido!