2080 Views

Recetas de cocina sencillas para preparar con niños en Navidad

Que a los niños les gusta cocinar es un hecho. Adoran ensuciarse las manos y probar alimentos nuevos. Aunque normalmente el día a día nos come y no solemos tener mucho tiempo para que nuestros hijos descubran la cocina. Si trabajamos también fuera de casa, normalmente haremos comidas más rápidas y no les dejaremos participar mucho en su elaboración. Por ello las vacaciones de Navidad son un momento perfecto para introducirles en este mundo maravilloso. 

Recordad además que la cocina no solamente puede ser divertida. Enseñares a cocinar los distintos alimentos supone además un aprendizaje extraordinariamente útil, que les servirá en el presente, para ganar en autonomía y confianza, y también en el futuro, para tener las habilidades necesarias para alimentarse correctamente y de forma saludable. 

A continuación, os presentaremos algunas ideas para que podáis preparar comidas sencillas con los niños, tanto para las grandes celebraciones de Navidad como para una cena ligera de cualquier día. Seguro que les encantará presumir de que han preparado ellos algún entrante, el postre, o algún dulce. 

Los entrantes, apetecibles para cualquier ocasión 

– Canapés 

¿Qué tal unos canapés de entrante? Pueden ser tan variados como sabrosos, y muy fáciles de preparar. Salmón con queso fresco, mermelada de tomate y queso brie, guacamole con jamón, ensalada de surimi… Las opciones dependerán de vuestros gustos. La base puede ser una tostada o una galleta, pero, en estas fechas, recomendamos darle una forma navideña: de árbol de Navidad, de bola de decoración, de estrella o de muñeco de nieve. Si os gustan calentitos, unos minutos en el horno pueden bastar para que tengan la temperatura deseada, ¡y el queso derretido siempre está delicioso! Además, es una opción fantástica para aprovechar el calor residual del horno si habéis hecho un asado o lasaña como plato principal. 

– Mini pizzas 

¿A quién no le gusta la pizza? Ideal también como entrante, y siempre con vuestros ingredientes favoritos. Podéis elaborar mini pizzas o una pizza más grande y luego cortarla en trocitos. En estas fechas también recomendamos las formas navideñas. A los niños les encantará elaborar la masa y luego elegir los toppings. Con tomate frito o natural, incluso podemos prepararlas en su versión vegana. La pizza admite prácticamente todo lo que nos gusta: queso, huevo, gambas, jamón, bacon, chorizo, berenjena, pimiento, cebolla, calabacín… 

– Cruasanes con ensaladilla 

Nunca fallan. Deliciosos y rápidos de preparar. Sólo tenéis que preparar vuestra ensaladilla rusa habitual y luego rellenar con ella unos cruasanes de tamaño mediano. El resultado será del agrado de toda la familia. 

– Espárragos con jamón york 

Entrante sencillo y ligero que también suele gustar a todos. Primero extenderéis una loncha de jamón york y la untaréis con un poco de mayonesa ligera. A continuación, colocaréis un espárrago blanco y lo enrollaréis con el jamón. Así sucesivamente, hasta elaborar un plato de rollitos de jamón con corazón de espárrago, ¡deliciosos! 

Dulces navideños irresistibles 

1. Galletas caseras 

Ideales para preparar el mismo día de la celebración, porque le dejarán el mejor aroma posible a vuestro hogar. Recomendamos adquirir los moldes especiales de Navidad para recortar la masa: de hombrecito de jengibre, trineo, gorro de Papá Noel o estrella. Podéis elegir decorarlas luego o no, aunque con unas pepitas de chocolate suele ser suficiente para que queden deliciosas. ¡Aquí la diversión está en la masa! 

2. Árboles de Navidad 

Las recetas para preparar árboles de Navidad son inagotables: desde los más saludables de frutas hasta los cupcakes, las fresas con chocolate o los bizcochos. Si os gustan los Christmas trees, ¡a por ellos! 

-De frutas variadas: Se trata de elaborarlos tipo brochetas sobre una base con forma de cono. La idea es elaborar un árbol bien colorido, con frutas pequeñas o cortadas y de muchos colores: fresas, uvas, kiwi, arándanos y piña puede ser una buena combinación. Mejor evitaremos las frutas que se oxiden rápidamente, como la manzana o el plátano. 

-De fresa: Necesitaremos fresas lavadas y con las hojitas cortadas. Primero fundiremos chocolate blanco y le añadiremos colorante verde. Luego sumergiremos las fresas en el chocolate verde con un palito y las colocaremos sobre una galleta. Antes de que la cobertura se solidifique, les añadiremos bolitas blancas de azúcar y una estrella en la punta. 

Cupcakes: Aquí recomendamos preparar vuestras madalenas favoritas: tradicionales, de chocolate o de zanahoria, ¡todas son deliciosas! Luego colocaremos el topping verde en crema con forma de cono y lo decoraremos con bolitas de azúcar de colores y una estrellita. 

-De bizcocho: Muy originales y apetitosos. Sólo tenéis que recortar los bizcochos con la forma del árbol, como un triángulo. Son ideales para una merienda de Navidad en familia. Imaginaos llevándolos a la casa de los abuelos, ¡les van a encantar! Podéis añadir la decoración que más os guste, igual como hacéis con vuestro árbol de Navidad real en casa. En este caso, podéis utilizar cobertura dulce, nubes pequeñas de varios colores o incluso frutas: arándanos, fresas, etc. 

3. Uvas con merengue

Dulces y deliciosas. Sólo necesitáis uvas blancas sin semillas, aunque también podéis retirarlas si las tienen, pero cuidado de no partirlas en dos piezas. Preferible que no sean de la variedad ‘moscatel’, porque son más pequeñas y muy dulces. Cuando las tengáis preparadas, las pincharéis en un palito, una por palito. A continuación, prepararéis unas claras de huevo a punto de nieve. Recordamos la importancia de separar bien las claras, que no tengan ningún resto de yema, echar una pizca de sal a las claras antes de batirlas, y añadirles cuando ya estén batidas una cucharada de azúcar por clara de huevo. 

Para finalizar, sumergiremos las uvas en el merengue resultante y colocaremos los palitos en un vaso, con la uva en la parte superior, para que la clara pueda solidificar bien. 

Este dulce lo podemos preparar por la mañana si vamos a consumirlo por la noche, o bien el día anterior. Aunque estemos hablando de uvas, no lo recomendamos para las campanadas de Nochevieja, porque será difícil que os podáis comer doce uvas rebozadas en merengue tan rápidamente. También puede ser un postre fantástico para la Noche de Reyes, para aprovechar las uvas que nos han quedado del día 31. 

Como siempre, recordad que no es necesario que la comida os quede perfecta. Su elaboración ha servido para pasar un tiempo divertido con vuestros hijos, y esto siempre es lo más importante. De parte de nuestra gran familia Helen Doron English, os deseamos toda la felicidad del mundo para estos días tan entrañables

Happy Holidays! 

2081 Views

Recetas de cocina sencillas para preparar con niños en Navidad

Que a los niños les gusta cocinar es un hecho. Adoran ensuciarse las manos y probar alimentos nuevos. Aunque normalmente el día a día nos come y no solemos tener mucho tiempo para que nuestros hijos descubran la cocina. Si trabajamos también fuera de casa, normalmente haremos comidas más rápidas y no les dejaremos participar mucho en su elaboración. Por ello las vacaciones de Navidad son un momento perfecto para introducirles en este mundo maravilloso. 

Recordad además que la cocina no solamente puede ser divertida. Enseñares a cocinar los distintos alimentos supone además un aprendizaje extraordinariamente útil, que les servirá en el presente, para ganar en autonomía y confianza, y también en el futuro, para tener las habilidades necesarias para alimentarse correctamente y de forma saludable. 

A continuación, os presentaremos algunas ideas para que podáis preparar comidas sencillas con los niños, tanto para las grandes celebraciones de Navidad como para una cena ligera de cualquier día. Seguro que les encantará presumir de que han preparado ellos algún entrante, el postre, o algún dulce. 

Los entrantes, apetecibles para cualquier ocasión 

– Canapés 

¿Qué tal unos canapés de entrante? Pueden ser tan variados como sabrosos, y muy fáciles de preparar. Salmón con queso fresco, mermelada de tomate y queso brie, guacamole con jamón, ensalada de surimi… Las opciones dependerán de vuestros gustos. La base puede ser una tostada o una galleta, pero, en estas fechas, recomendamos darle una forma navideña: de árbol de Navidad, de bola de decoración, de estrella o de muñeco de nieve. Si os gustan calentitos, unos minutos en el horno pueden bastar para que tengan la temperatura deseada, ¡y el queso derretido siempre está delicioso! Además, es una opción fantástica para aprovechar el calor residual del horno si habéis hecho un asado o lasaña como plato principal. 

– Mini pizzas 

¿A quién no le gusta la pizza? Ideal también como entrante, y siempre con vuestros ingredientes favoritos. Podéis elaborar mini pizzas o una pizza más grande y luego cortarla en trocitos. En estas fechas también recomendamos las formas navideñas. A los niños les encantará elaborar la masa y luego elegir los toppings. Con tomate frito o natural, incluso podemos prepararlas en su versión vegana. La pizza admite prácticamente todo lo que nos gusta: queso, huevo, gambas, jamón, bacon, chorizo, berenjena, pimiento, cebolla, calabacín… 

– Cruasanes con ensaladilla 

Nunca fallan. Deliciosos y rápidos de preparar. Sólo tenéis que preparar vuestra ensaladilla rusa habitual y luego rellenar con ella unos cruasanes de tamaño mediano. El resultado será del agrado de toda la familia. 

– Espárragos con jamón york 

Entrante sencillo y ligero que también suele gustar a todos. Primero extenderéis una loncha de jamón york y la untaréis con un poco de mayonesa ligera. A continuación, colocaréis un espárrago blanco y lo enrollaréis con el jamón. Así sucesivamente, hasta elaborar un plato de rollitos de jamón con corazón de espárrago, ¡deliciosos! 

Dulces navideños irresistibles 

1. Galletas caseras 

Ideales para preparar el mismo día de la celebración, porque le dejarán el mejor aroma posible a vuestro hogar. Recomendamos adquirir los moldes especiales de Navidad para recortar la masa: de hombrecito de jengibre, trineo, gorro de Papá Noel o estrella. Podéis elegir decorarlas luego o no, aunque con unas pepitas de chocolate suele ser suficiente para que queden deliciosas. ¡Aquí la diversión está en la masa! 

2. Árboles de Navidad 

Las recetas para preparar árboles de Navidad son inagotables: desde los más saludables de frutas hasta los cupcakes, las fresas con chocolate o los bizcochos. Si os gustan los Christmas trees, ¡a por ellos! 

-De frutas variadas: Se trata de elaborarlos tipo brochetas sobre una base con forma de cono. La idea es elaborar un árbol bien colorido, con frutas pequeñas o cortadas y de muchos colores: fresas, uvas, kiwi, arándanos y piña puede ser una buena combinación. Mejor evitaremos las frutas que se oxiden rápidamente, como la manzana o el plátano. 

-De fresa: Necesitaremos fresas lavadas y con las hojitas cortadas. Primero fundiremos chocolate blanco y le añadiremos colorante verde. Luego sumergiremos las fresas en el chocolate verde con un palito y las colocaremos sobre una galleta. Antes de que la cobertura se solidifique, les añadiremos bolitas blancas de azúcar y una estrella en la punta. 

Cupcakes: Aquí recomendamos preparar vuestras madalenas favoritas: tradicionales, de chocolate o de zanahoria, ¡todas son deliciosas! Luego colocaremos el topping verde en crema con forma de cono y lo decoraremos con bolitas de azúcar de colores y una estrellita. 

-De bizcocho: Muy originales y apetitosos. Sólo tenéis que recortar los bizcochos con la forma del árbol, como un triángulo. Son ideales para una merienda de Navidad en familia. Imaginaos llevándolos a la casa de los abuelos, ¡les van a encantar! Podéis añadir la decoración que más os guste, igual como hacéis con vuestro árbol de Navidad real en casa. En este caso, podéis utilizar cobertura dulce, nubes pequeñas de varios colores o incluso frutas: arándanos, fresas, etc. 

3. Uvas con merengue

Dulces y deliciosas. Sólo necesitáis uvas blancas sin semillas, aunque también podéis retirarlas si las tienen, pero cuidado de no partirlas en dos piezas. Preferible que no sean de la variedad ‘moscatel’, porque son más pequeñas y muy dulces. Cuando las tengáis preparadas, las pincharéis en un palito, una por palito. A continuación, prepararéis unas claras de huevo a punto de nieve. Recordamos la importancia de separar bien las claras, que no tengan ningún resto de yema, echar una pizca de sal a las claras antes de batirlas, y añadirles cuando ya estén batidas una cucharada de azúcar por clara de huevo. 

Para finalizar, sumergiremos las uvas en el merengue resultante y colocaremos los palitos en un vaso, con la uva en la parte superior, para que la clara pueda solidificar bien. 

Este dulce lo podemos preparar por la mañana si vamos a consumirlo por la noche, o bien el día anterior. Aunque estemos hablando de uvas, no lo recomendamos para las campanadas de Nochevieja, porque será difícil que os podáis comer doce uvas rebozadas en merengue tan rápidamente. También puede ser un postre fantástico para la Noche de Reyes, para aprovechar las uvas que nos han quedado del día 31. 

Como siempre, recordad que no es necesario que la comida os quede perfecta. Su elaboración ha servido para pasar un tiempo divertido con vuestros hijos, y esto siempre es lo más importante. De parte de nuestra gran familia Helen Doron English, os deseamos toda la felicidad del mundo para estos días tan entrañables

Happy Holidays!