15300 Views

Superchefs: Seguridad e Higiene en la cocina para los niños

cocina-para-los-niños

Este artículo forma parte de la campaña Super chefs de Helen Doron English con la que los niños aprenderán a comer de manera saludable, conocerán nuevos alimentos, texturas, potenciarán su creatividad y su autoestima y descubrirán un montón de ideas para compartir en familia.

Nuestros superchefs están encantados con todos nuestros talleres y con todo lo que estáis poniendo en práctica en casa. La cocina para los niños es un divertido juego, a la vez que una forma de desarrollar su creatividad y habilidades, relacionarse con los demás y asumir responsabilidad. Precisamente en este último punto queremos poner nuestra atención hoy, responsabilidad de cocinar con niños: no olvidar la seguridad e higiene en la cocina.

Lavarse las manos y recogerse el pelo
Antes de ponernos manos a la obra lo más importante es estar listos para cocinar. Es importante lavarse las manos, colocarse el delantal y el recogerse el pelo antes de colocarse el gorro de chef.

Es mejor lavarse las manos en el baño u otro grifo distinto a aquel en el que lavamos los platos, pues puede haber bacterias en este. Tenemos que lavar las manos con jabón y frotar bien, ¡no es suficiente con ponerlas bajo el agua!

Es importante lavarse las manos frecuentemente mientras cocinemos, todas las veces que sea necesario, para secarlas utilizaremos un paño distinto al que utilizamos para limpiar la encimera o superficie de trabajo, y¡tampoco nos servirá el delantal!

Utilizar cuchillos bajo la supervisión de un adulto
La cocina para los niños es un lugar de experimentación en el que desarrollar habilidades, pero el proceso de aprendizaje puede tener algunos peligros. Los niños pueden utilizar cuchillos y otros utensilios punzantes siempre que sea con la supervisión de un adulto. Por supuesto dependerá del tipo de cuchillo, de la edad del niño y de su habilidad. Podéis usar un cuchillo de plástico duro para untar o cortar alimentos blandos o colocar vuestra mano sobre la de ellos por ejemplo. Al ver que los dejáis usarlos ganarán confianza en si mismos. Es importante dejarles claro que sólo pueden usarlos bajo vuestra supervisión.

Electrodomésticos
De nuevo es importante que el uso de estos aparatos se lleve a cabo bajo la supervisión de un adulto. Además de esta premisa, antes de utilizarlos debemos asegurarnos de tener las manos secas, recordemos que son aparatos eléctricos. Es muy importante también desenchufarlos en cuanto dejemos de usarlos.

Usar tabla de cortar
A la hora de cortar, además de tener la supervisión de un adulto, es importante dónde y cómo hacerlo. Por muy fácil que parezca el corte que tenemos que hacer siempre debemos hacerlo sobre una tabla, jamás sobre la mano. Debemos asegurarnos que al tabla está sobre una superficie estable, lejos de los bordes de la mesa y encimera.

Lavaremos siempre la tabla después de usarla, incluso podemos necesitar hacerlo entre un ingrediente u otro. Las de plástico duro son resistentes y limpias, además podemos tener varias y codificarlas por colores según el uso que le vayamos a dar.

Limpiar los derrames inmediatamente
Intentar mantener la máxima limpieza posible durante el trabajo en la cocina es muy recomendable. Por eso os aconsejamos limpiar cualquier derrame en cuanto se produzcan, sería mejor hacerlo con una toalla de papel que con esponjas o paños de cocina, así evitaremos propagación de bacterias. Igualmente, os recomendamos lavar los utensilios que utilicéis una vez hayáis terminado con ellos, de esta forma no sólo estaréis mejorando la higiene en el proceso, sino que no os encontraréis con una montaña para fregar al terminar de cocinar.

Usar los mangos hacia el interior sobre el banco de cocina o la mesa
De esta forma evitarás que al moverte puedas rozarlos sin intención y que el sartén un olla caiga y nos dé un susto ¡Sería una pena ver nuestro trabajo en el suelo!

Cualquier corte o rasguño debe cubrirse con una tirita
Esto evitará que pueda nuestra herida pueda infectarse o simplemente que nos escueza al contacto con algún alimento, y a la vez evitará que se propague cualquier bacteria de nuestro organismo a los alimentos que vamos a cocinar.

Evitar hacer otra actividad mientras se cocina
Por una cuestión de higiene es mejor no realizar otra actividad con las manos pues podemos mancharnos y propagar bacterias a la comida. También es recomendable andar con prudencia por la cocina mientras cocinamos para evitar tropezarnos con algún cable de un electrodomésticos o tirar algún utensilio u olla que se encuentre en un borde de la encimera o mesa. Lo que os recomendamos es que cuando vayamos a cocinar lo hagamos con toda la atención y concretados en lo que estamos haciendo, así el resultado será mejor, y disfrutaremos más del proceso.

cocina-para-los-niños-2

15301 Views

Superchefs: Seguridad e Higiene en la cocina para los niños

cocina-para-los-niños

Este artículo forma parte de la campaña Super chefs de Helen Doron English con la que los niños aprenderán a comer de manera saludable, conocerán nuevos alimentos, texturas, potenciarán su creatividad y su autoestima y descubrirán un montón de ideas para compartir en familia.

Nuestros superchefs están encantados con todos nuestros talleres y con todo lo que estáis poniendo en práctica en casa. La cocina para los niños es un divertido juego, a la vez que una forma de desarrollar su creatividad y habilidades, relacionarse con los demás y asumir responsabilidad. Precisamente en este último punto queremos poner nuestra atención hoy, responsabilidad de cocinar con niños: no olvidar la seguridad e higiene en la cocina.

Lavarse las manos y recogerse el pelo
Antes de ponernos manos a la obra lo más importante es estar listos para cocinar. Es importante lavarse las manos, colocarse el delantal y el recogerse el pelo antes de colocarse el gorro de chef.

Es mejor lavarse las manos en el baño u otro grifo distinto a aquel en el que lavamos los platos, pues puede haber bacterias en este. Tenemos que lavar las manos con jabón y frotar bien, ¡no es suficiente con ponerlas bajo el agua!

Es importante lavarse las manos frecuentemente mientras cocinemos, todas las veces que sea necesario, para secarlas utilizaremos un paño distinto al que utilizamos para limpiar la encimera o superficie de trabajo, y¡tampoco nos servirá el delantal!

Utilizar cuchillos bajo la supervisión de un adulto
La cocina para los niños es un lugar de experimentación en el que desarrollar habilidades, pero el proceso de aprendizaje puede tener algunos peligros. Los niños pueden utilizar cuchillos y otros utensilios punzantes siempre que sea con la supervisión de un adulto. Por supuesto dependerá del tipo de cuchillo, de la edad del niño y de su habilidad. Podéis usar un cuchillo de plástico duro para untar o cortar alimentos blandos o colocar vuestra mano sobre la de ellos por ejemplo. Al ver que los dejáis usarlos ganarán confianza en si mismos. Es importante dejarles claro que sólo pueden usarlos bajo vuestra supervisión.

Electrodomésticos
De nuevo es importante que el uso de estos aparatos se lleve a cabo bajo la supervisión de un adulto. Además de esta premisa, antes de utilizarlos debemos asegurarnos de tener las manos secas, recordemos que son aparatos eléctricos. Es muy importante también desenchufarlos en cuanto dejemos de usarlos.

Usar tabla de cortar
A la hora de cortar, además de tener la supervisión de un adulto, es importante dónde y cómo hacerlo. Por muy fácil que parezca el corte que tenemos que hacer siempre debemos hacerlo sobre una tabla, jamás sobre la mano. Debemos asegurarnos que al tabla está sobre una superficie estable, lejos de los bordes de la mesa y encimera.

Lavaremos siempre la tabla después de usarla, incluso podemos necesitar hacerlo entre un ingrediente u otro. Las de plástico duro son resistentes y limpias, además podemos tener varias y codificarlas por colores según el uso que le vayamos a dar.

Limpiar los derrames inmediatamente
Intentar mantener la máxima limpieza posible durante el trabajo en la cocina es muy recomendable. Por eso os aconsejamos limpiar cualquier derrame en cuanto se produzcan, sería mejor hacerlo con una toalla de papel que con esponjas o paños de cocina, así evitaremos propagación de bacterias. Igualmente, os recomendamos lavar los utensilios que utilicéis una vez hayáis terminado con ellos, de esta forma no sólo estaréis mejorando la higiene en el proceso, sino que no os encontraréis con una montaña para fregar al terminar de cocinar.

Usar los mangos hacia el interior sobre el banco de cocina o la mesa
De esta forma evitarás que al moverte puedas rozarlos sin intención y que el sartén un olla caiga y nos dé un susto ¡Sería una pena ver nuestro trabajo en el suelo!

Cualquier corte o rasguño debe cubrirse con una tirita
Esto evitará que pueda nuestra herida pueda infectarse o simplemente que nos escueza al contacto con algún alimento, y a la vez evitará que se propague cualquier bacteria de nuestro organismo a los alimentos que vamos a cocinar.

Evitar hacer otra actividad mientras se cocina
Por una cuestión de higiene es mejor no realizar otra actividad con las manos pues podemos mancharnos y propagar bacterias a la comida. También es recomendable andar con prudencia por la cocina mientras cocinamos para evitar tropezarnos con algún cable de un electrodomésticos o tirar algún utensilio u olla que se encuentre en un borde de la encimera o mesa. Lo que os recomendamos es que cuando vayamos a cocinar lo hagamos con toda la atención y concretados en lo que estamos haciendo, así el resultado será mejor, y disfrutaremos más del proceso.

cocina-para-los-niños-2