4600 Views

Un cuento para Navidad: A Christmas Carol

ele1

It’s beginning to look a lot like Christmas…¡Cuanta razón lleva esa canción! Las luces ya están encendidas en todas partes, empezamos a rebuscar los adornos de Navidad para poner árboles, belenes y demás. Empezamos a ir pensando en los menús para Nochebuena, en qué regalar…En fin, ya es Navidad.

Esta época es ideal para reunirse con la familia y sobre todo, para pasar más tiempo con los más peques de la casa. Ya sean tus propios hijos, sobrinos, primos…siempre hay mil cosas por hacer. En este caso voy a proponer (como buena teacher de Helen Doron) que empecemos a contarles cuentos de Navidad en inglés.

Soy consciente de que mucha gente es reacia a incluir tradiciones inglesas/americanas en nuestro día a día. Sin embargo, esto puede ser positivo para todos ya que de esta forma podremos enriquecer tanto a los niños como a nosotros mismos.

ele3Unos de mis cuentos favoritos ha sido siempre “A Christmas Carol”. Es una novela original de Charles Dickens (es imposible negar que más British que eso, no hay nada). Fue publicado en 1843 y desde entonces se ha versionado de todas las maneras imaginables.

El argumento, por ser breve y no desvelarles nada a aquellos que no estén familiarizados con éste cuento, es la de un hombre llamado Scrooge que es muy tacaño, avaro y (todo hay que decirlo) con malas pulgas. En Nochebuena, recibe la visita de tres fantasmas: el de las navidades pasadas, presentes y futuras. Cada uno de ellos le revelan hechos de los que no era consciente de cada una de esas navidades. Finalmente, Scrooge, cambia notablemente su actitud y deja atrás a ese hombre oscuro, avaricioso y poco amigable.

Ya que estamos intentando familiarizar a los peques con el inglés, una de mis propuestas es la versión que hizo Disney de este cuento en 1983. Gracias a la tecnología, ahora es muchísimo más fácil hacernos con esta película en inglés. De esta forma, los niños podrán ver a sus personajes favoritos de Disney a la vez que aprenden y escuchan inglés. Seguramente a más de uno les parecerá impensable que un niño pueda ser capaz de ver una película entera en inglés sin aburrirse, por eso sería buena idea, empezar contándoles la historia. Si rebuscáis en la librería (o en internet, auqneu no suene tan entrañable) encontrareis un montón de versiones de esta novela para niños, con un vocabulario más sencillo, y bastante más corta, sin perder la esencia de la historia, pero más adapta a su edad. Después, podremos sentarnos con ellos a disfrutar de esta entrañable historia. Incluso, de camino, nosotros también podemos aprovechar y practicar un poco nuestro listening, que nunca viene mal. Además, ¿no os habéis preguntado nunca como suenan Mickey, Donald y compañía con sus voces originales?

Otra forma de introducir este cuento como una tradición más, es mediante una bonita representación. Yo recuerdo cuando era pequeña y mi familia se juntaba para cenar en Nochebuena y Nochevieja. Esa noche, mis primos y yo siempre montábamos algún pequeño show para luego enseñárselo a los mayores. Así que mi propuesta desde aquí es aprovechar el cuento para hacer un pequeño teatrillo. Cada uno podría elegir un personaje, disfrazarse e interpretarlo. No hay nada más divertido que eso. Claro que puede ser difícil representarlo en inglés, así que lo ideal sería que los niños representen la historia en español, para que luego puedan entender la historia si se la contamos nosotros o si dejamos que vean la versión de Disney.

Además, en internet podemos encontrar muchas versiones de este cuento, de todos los tipos y para todos los públicos. Os dejo con dos: este enlace en el que podéis leerlo en inglés (en versión reducida), y este otro en el que podéis escucharlo en una grabación de la BBC

ele2Por otro lado, si los niños son más mayores (digamos pre-adolescentes y adolescentes propiamente dichos) hay una película basada en el mismo cuento que puede que les guste. Tiene algo más de tiempo ya, pero lo bueno es que cada Navidad la reponen, y cada Navidad acabo viéndola por muchas veces que la haya visto. Seguramente os sonará a todos. Su título es “Los fantasmas atacan al jefe” y se trata de una versión ochentera del cuento. Sigue la misma línea de la historia, pero con un giro algo menos tradicional. La ventaja de ver la película es que se pueden poner subtítulos dependiendo del nivel de nuestros niños. Mi recomendación siempre para ver una película en versión original, es que el audio esté en inglés y los subtítulos también. Puede parecer locura, pero si nos fijamos, al poner subtítulos, normalmente el orden de las palabras y la estructura cambia muchísimo del inglés al español y es por eso, que si queremos que ésta actividad nos ayude también a aprender, debemos poner los subtítulos en inglés. Obviamente, si el nivel es muy alto, podemos arriesgarnos y atrevernos a verlo todo sin subtítulos. Luego pueden presumir de ser capaces de ver una película entera en versión original.

En conclusión. Ésta es una época en la que podemos hacer mil y una cosas divertidas que se nos ocurran y siempre los niños hacen que sean aun más divertidas si cabe. Así que simplemente hay que dejar la perecilla a un lado y ponerse creativo, y siempre una buena historia, como la de “The Chrsitmas Carol” ayuda.

Feliz Navidad a todos y los mejores deseos para 2014

Escrito por Virginia Jiménez, teacher en Helen Doron Linares

4601 Views

Un cuento para Navidad: A Christmas Carol

ele1

It’s beginning to look a lot like Christmas…¡Cuanta razón lleva esa canción! Las luces ya están encendidas en todas partes, empezamos a rebuscar los adornos de Navidad para poner árboles, belenes y demás. Empezamos a ir pensando en los menús para Nochebuena, en qué regalar…En fin, ya es Navidad.

Esta época es ideal para reunirse con la familia y sobre todo, para pasar más tiempo con los más peques de la casa. Ya sean tus propios hijos, sobrinos, primos…siempre hay mil cosas por hacer. En este caso voy a proponer (como buena teacher de Helen Doron) que empecemos a contarles cuentos de Navidad en inglés.

Soy consciente de que mucha gente es reacia a incluir tradiciones inglesas/americanas en nuestro día a día. Sin embargo, esto puede ser positivo para todos ya que de esta forma podremos enriquecer tanto a los niños como a nosotros mismos.

ele3Unos de mis cuentos favoritos ha sido siempre “A Christmas Carol”. Es una novela original de Charles Dickens (es imposible negar que más British que eso, no hay nada). Fue publicado en 1843 y desde entonces se ha versionado de todas las maneras imaginables.

El argumento, por ser breve y no desvelarles nada a aquellos que no estén familiarizados con éste cuento, es la de un hombre llamado Scrooge que es muy tacaño, avaro y (todo hay que decirlo) con malas pulgas. En Nochebuena, recibe la visita de tres fantasmas: el de las navidades pasadas, presentes y futuras. Cada uno de ellos le revelan hechos de los que no era consciente de cada una de esas navidades. Finalmente, Scrooge, cambia notablemente su actitud y deja atrás a ese hombre oscuro, avaricioso y poco amigable.

Ya que estamos intentando familiarizar a los peques con el inglés, una de mis propuestas es la versión que hizo Disney de este cuento en 1983. Gracias a la tecnología, ahora es muchísimo más fácil hacernos con esta película en inglés. De esta forma, los niños podrán ver a sus personajes favoritos de Disney a la vez que aprenden y escuchan inglés. Seguramente a más de uno les parecerá impensable que un niño pueda ser capaz de ver una película entera en inglés sin aburrirse, por eso sería buena idea, empezar contándoles la historia. Si rebuscáis en la librería (o en internet, auqneu no suene tan entrañable) encontrareis un montón de versiones de esta novela para niños, con un vocabulario más sencillo, y bastante más corta, sin perder la esencia de la historia, pero más adapta a su edad. Después, podremos sentarnos con ellos a disfrutar de esta entrañable historia. Incluso, de camino, nosotros también podemos aprovechar y practicar un poco nuestro listening, que nunca viene mal. Además, ¿no os habéis preguntado nunca como suenan Mickey, Donald y compañía con sus voces originales?

Otra forma de introducir este cuento como una tradición más, es mediante una bonita representación. Yo recuerdo cuando era pequeña y mi familia se juntaba para cenar en Nochebuena y Nochevieja. Esa noche, mis primos y yo siempre montábamos algún pequeño show para luego enseñárselo a los mayores. Así que mi propuesta desde aquí es aprovechar el cuento para hacer un pequeño teatrillo. Cada uno podría elegir un personaje, disfrazarse e interpretarlo. No hay nada más divertido que eso. Claro que puede ser difícil representarlo en inglés, así que lo ideal sería que los niños representen la historia en español, para que luego puedan entender la historia si se la contamos nosotros o si dejamos que vean la versión de Disney.

Además, en internet podemos encontrar muchas versiones de este cuento, de todos los tipos y para todos los públicos. Os dejo con dos: este enlace en el que podéis leerlo en inglés (en versión reducida), y este otro en el que podéis escucharlo en una grabación de la BBC

ele2Por otro lado, si los niños son más mayores (digamos pre-adolescentes y adolescentes propiamente dichos) hay una película basada en el mismo cuento que puede que les guste. Tiene algo más de tiempo ya, pero lo bueno es que cada Navidad la reponen, y cada Navidad acabo viéndola por muchas veces que la haya visto. Seguramente os sonará a todos. Su título es “Los fantasmas atacan al jefe” y se trata de una versión ochentera del cuento. Sigue la misma línea de la historia, pero con un giro algo menos tradicional. La ventaja de ver la película es que se pueden poner subtítulos dependiendo del nivel de nuestros niños. Mi recomendación siempre para ver una película en versión original, es que el audio esté en inglés y los subtítulos también. Puede parecer locura, pero si nos fijamos, al poner subtítulos, normalmente el orden de las palabras y la estructura cambia muchísimo del inglés al español y es por eso, que si queremos que ésta actividad nos ayude también a aprender, debemos poner los subtítulos en inglés. Obviamente, si el nivel es muy alto, podemos arriesgarnos y atrevernos a verlo todo sin subtítulos. Luego pueden presumir de ser capaces de ver una película entera en versión original.

En conclusión. Ésta es una época en la que podemos hacer mil y una cosas divertidas que se nos ocurran y siempre los niños hacen que sean aun más divertidas si cabe. Así que simplemente hay que dejar la perecilla a un lado y ponerse creativo, y siempre una buena historia, como la de “The Chrsitmas Carol” ayuda.

Feliz Navidad a todos y los mejores deseos para 2014

Escrito por Virginia Jiménez, teacher en Helen Doron Linares