1745 Views

¡Una Pascua deliciosa y divertida!

Aquí en Andalucía y en otros muchos puntos de nuestra geografía, ya comienzan a ultimarse los preparativos para la Semana Santa. Ya huele a incienso y sobre todo, ¡a dulce!

Es tiempo de repostería casera y de meternos un poquito en la cocina. Hoy os traigo una de las recetas más tradicionales de esta época y que al ser sencilla os podrán ayudar los pequeños chefs de la casa.

También es época del conejo de Pascua. Por ello, he hecho una manualidad con la que podéis dar dulces y chucherías de una forma muy original.

¡Empezamos!

1. Torrijas.

Las torrijas son bien sencillas de hacer, y no por eso dejan de estar buenísimas.

Ingredientes:
– Pan de torrijas (podéis usar el pan de días anteriores, pero entonces hay que añadir a la leche cáscara de limón y canela en rama)
– Huevos
– Leche
– Azúcar
– Canela en polvo
– Aceite (para freír)

torrijas-1

Lo primero es empapar el pan en la leche. Hay algunos panes que vienen ya cortados, en otros casos, tendréis que cortar el pan; si es así, procurad no hacer las rebanadas demasiado finas porque corréis el riesgo de que se os deshagan.

Reservad en una bandeja el pan con la leche. Batid un par de huevos (también depende de la cantidad de torrijas que vayáis a hacer). Mientras, poned aceite en una sartén a calentar. Cuando creáis que ya está, echad un par de trocitos de pan para que luego no os salpique al echar las torrijas (truco de mi madre).

Pasad las torrijas por huevo, y a freír. No hace falta que el aceite las cubra, simplemente, dadles la vuelta e id comprobando el color. Cuando estén tostaditas, no quemadas, por ambos lados, podéis sacarlas. Dejad que se enfríen y escurra el aceite en un plato con papel de cocina. Según vayáis friendo veréis que el aceite coge un poco de color y grumos. Para solucionarlo, colar el aceite y listo para seguir friendo.

Una vez estén frías pasadlas por el azúcar y la canela. Lo que solemos hacer en mi casa es mezclar los dos ingredientes en un plato para que sea más cómodo. Y ya simplemente, pasadlas a una bandeja y listas vuestras torrijas.

torrijas-2

Luego podéis comérosla a vuestro gusto. Hay gente que les echa miel, con nata también están deliciosas ¡incluso con helado!

2. Conejito de Pascua porta chuches

Lo cierto es que es sencillísimo. Necesitamos una cartulina tamaño A4, papel rosa, un pompón y pegamento. Además, si queréis que quede más bonito, podéis pegar los bordes con cinta adhesiva decorada.

Cortamos dos rectángulos de cartulina iguales más dos orejitas. Unimos los extremos (yo lo hice con washi tape para que no haya pegamento por dentro). Cortamos dos óvalos alargados rosas que pegaremos en el interior de las orejas. Pegamos el pompón que será la nariz y dibujamos el resto de las facciones del conejito. Fácil y a la vez bonito.

conejo-de-pascua

¡Espero que os haya gustado!

Escrito por Virginia Jiménez, Helen Doron Teacher.

1746 Views

¡Una Pascua deliciosa y divertida!

Aquí en Andalucía y en otros muchos puntos de nuestra geografía, ya comienzan a ultimarse los preparativos para la Semana Santa. Ya huele a incienso y sobre todo, ¡a dulce!

Es tiempo de repostería casera y de meternos un poquito en la cocina. Hoy os traigo una de las recetas más tradicionales de esta época y que al ser sencilla os podrán ayudar los pequeños chefs de la casa.

También es época del conejo de Pascua. Por ello, he hecho una manualidad con la que podéis dar dulces y chucherías de una forma muy original.

¡Empezamos!

1. Torrijas.

Las torrijas son bien sencillas de hacer, y no por eso dejan de estar buenísimas.

Ingredientes:
– Pan de torrijas (podéis usar el pan de días anteriores, pero entonces hay que añadir a la leche cáscara de limón y canela en rama)
– Huevos
– Leche
– Azúcar
– Canela en polvo
– Aceite (para freír)

torrijas-1

Lo primero es empapar el pan en la leche. Hay algunos panes que vienen ya cortados, en otros casos, tendréis que cortar el pan; si es así, procurad no hacer las rebanadas demasiado finas porque corréis el riesgo de que se os deshagan.

Reservad en una bandeja el pan con la leche. Batid un par de huevos (también depende de la cantidad de torrijas que vayáis a hacer). Mientras, poned aceite en una sartén a calentar. Cuando creáis que ya está, echad un par de trocitos de pan para que luego no os salpique al echar las torrijas (truco de mi madre).

Pasad las torrijas por huevo, y a freír. No hace falta que el aceite las cubra, simplemente, dadles la vuelta e id comprobando el color. Cuando estén tostaditas, no quemadas, por ambos lados, podéis sacarlas. Dejad que se enfríen y escurra el aceite en un plato con papel de cocina. Según vayáis friendo veréis que el aceite coge un poco de color y grumos. Para solucionarlo, colar el aceite y listo para seguir friendo.

Una vez estén frías pasadlas por el azúcar y la canela. Lo que solemos hacer en mi casa es mezclar los dos ingredientes en un plato para que sea más cómodo. Y ya simplemente, pasadlas a una bandeja y listas vuestras torrijas.

torrijas-2

Luego podéis comérosla a vuestro gusto. Hay gente que les echa miel, con nata también están deliciosas ¡incluso con helado!

2. Conejito de Pascua porta chuches

Lo cierto es que es sencillísimo. Necesitamos una cartulina tamaño A4, papel rosa, un pompón y pegamento. Además, si queréis que quede más bonito, podéis pegar los bordes con cinta adhesiva decorada.

Cortamos dos rectángulos de cartulina iguales más dos orejitas. Unimos los extremos (yo lo hice con washi tape para que no haya pegamento por dentro). Cortamos dos óvalos alargados rosas que pegaremos en el interior de las orejas. Pegamos el pompón que será la nariz y dibujamos el resto de las facciones del conejito. Fácil y a la vez bonito.

conejo-de-pascua

¡Espero que os haya gustado!

Escrito por Virginia Jiménez, Helen Doron Teacher.