3646 Views

Beneficios del aprendizaje temprano del inglés

Muchos papás entran en nuestras academias para apuntar a sus hijos más mayores a nuestras clases de inglés. Una vez allí, conocen las clases de los bebés y los niños más pequeños y también se interesan por ellas. Antes, no obstante, nos preguntan en qué consisten y si realmente son necesarias. En este artículo intentaremos resolver todas estas dudas. 

El inglés, la lengua franca del siglo XXI 

Aunque el chino mandarín sea el idioma con más hablantes nativos del mundo, en los últimos años el inglés ha pasado a ser el idioma con más hablantes a nivel global, si consideramos a las personas que tienen el inglés como segunda o tercera lengua. 

En 2022, el inglés ya contaba con 1.121 millones de hablantes, por delante del chino mandarín (en segunda posición, con 1.107 millones), el hindi (698 millones) y el español (512 millones de hablantes). 

Por tanto, el inglés no es la lengua materna de más hablantes, pero sí el idioma que más personas buscan aprender. En la actualidad, el inglés es el idioma más hablado del mundo, debido al impacto global de Inglaterra y Estados Unidos en los últimos tres siglos. Hablando inglés, no hay país o cultura al que no podamos acceder en un mundo globalizado. Por ello, el inglés se ha convertido en la auténtica lengua franca del siglo XXI

La importancia del aprendizaje temprano del idioma 

Como hemos visto, el inglés es en la actualidad la lengua más estudiada. Por ello, en unos años, no será suficiente con tener algunas nociones de inglés. Para acceder o progresar en el mercado laboral, será imprescindible poder mantener una conversación de forma fluida, comunicarse por escrito correctamente o acreditar un alto nivel de inglés. ¿Cómo podemos conseguirlo? Si ya somos adultos, seguramente nos costará más, especialmente si ya hemos finalizado nuestra etapa académica. En el caso de los niños, el poder alcanzar un alto nivel de inglés en un futuro es mucho más sencillo. Estos son los principales beneficios de empezar el aprendizaje del inglés desde pequeños

Beneficios de aprender inglés desde bebés 

1. Mayor capacidad de aprendizaje. 

En el caso de las lenguas, nuestro cerebro está preparado para aprenderlas desde que nacemos. Incluso hay estudios que demuestran que, incluso en el vientre materno, los niños son capaces de reconocer los sonidos y las voces a su alrededor. Empezamos a hablar a los 3 años, y a los 7 empezamos a expresarnos con frases complejas. Por tanto, es entonces cuando los niños están más preparados para asimilar un idioma de forma natural. 

2. Aprenden sin esfuerzo. 

Antes de los 3 años, los nenes aprenden la lengua escuchándola, jugando, interactuando. No se trata de hacer ejercicios ni de aprender normas gramaticales. Aprenden primero a hablar, la parte oral del idioma. Es lo natural, igual como ocurre con la lengua materna. Por ello el aprendizaje resulta sencillo y no requiere de ningún esfuerzo por parte del niño. 

3. Mejor pronunciación y una mayor naturalidad en el habla. 

Los niños adquieren el acento de su lengua cuando empiezan a hablar. Por ello es tan importante estar expuestos a la lengua desde una edad temprana, para poderlo pronunciar correctamente. Si escuchan y hablan inglés desde pequeños, no lo considerarán como una lengua ajena o extraña. Será también su lengua, o uno de los idiomas en los que puedan expresarse, y su habla les resultará más natural y fluida también en un futuro. 

4. Se potencia el desarrollo cognitivo del niño. 

Aprender una segunda o tercera lengua no sólo mejorará la capacidad comunicativa de los niños, sino que además potenciará su desarrollo cognitivo. Su mente será capaz de establecer un mayor número de conexiones neuronales, siendo más flexible, ágil y rápida. 

5. Mejora su rendimiento académico. 

No sólo se trata de mejorar la nota en la asignatura del inglés del colegio. Precisamente porque aprender varias lenguas al mismo tiempo supone un trabajo extra para el cerebro del niño, también se verá incrementada su memoria y concentración selectiva, y mejorará en resolución de problemas

6. Conocerá culturas diferentes. 

Aprender otro idioma nos permite comunicarnos en otra lengua, pero también conocer otras culturas, frases hechas y formas de pensar y actuar diferentes a la nuestra. Este hecho es fundamental en un mundo globalizado, para poder entenderlo y adaptarse a las situaciones que se nos puedan presentar en el futuro, tanto a nivel laboral como personal. Conocer otras culturas o la historia de otros países nos puede enriquecer mucho como personas, tanto en el plano individual como en sociedad. 

7. Potencia el aprendizaje de otras lenguas. 

Si un niño es bilingüe, tiene más facilidad para aprender otros idiomas. Su cerebro está preparado, tiene los circuitos neuronales trabajados. Además, muchas lenguas comparten la raíz de las palabras o alguna norma gramatical. Por ello, puede suponer casi un juego o un reto empezar a aprender una tercera o cuarta lengua. 

8. Mejor preparación para el futuro laboral. 

Darles a nuestros hijos el mejor nivel de inglés que puedan alcanzar será sin duda una de las mejores inversiones de futuro en materia educativa que podamos proporcionarles. Con un buen nivel de inglés, nuestros hijos podrán acceder a un buen puesto de trabajo, en España o en algún país extranjero. En la actualidad, el inglés es el idioma universal, de los negocios, el turismo o la ciencia. Y tener un buen conocimiento del idioma será básico en su formación profesional. 

Helen Doron English, especialistas en la enseñanza del inglés desde los 3 meses 

Muchas academias ofrecen clases de inglés para niños pequeños, pero pocas cuentan con cursos específicamente diseñados para bebés desde los 3 meses de edad. Helen Doron English, líderes en la enseñanza del inglés desde edades tempranas, cuenta con 38 años de experiencia internacional. Nuestras clases de bebés permiten no sólo una exposición temprana a la lengua, sino que suponen además una oportunidad para estimular los 5 sentidos del bebé, además de reforzar el vínculo con el papá o la mamá que le acompañe en clase. 

Nuestras clases utilizan la música y una gran cantidad de materiales para que el aprendizaje resulte variado y divertido. Nuestros cursos incluyen además toda una serie de recursos online propios (vídeos, canciones, juegos, aplicaciones, incluso un canal de YouTube y una radio para adolescentes) que permiten a los niños reforzar en casa los contenidos trabajados en el aula además de tener un contacto diario con la lengua. 

Nuestros profesores están formados en nuestra metodología única de aprendizaje y en cada curso que imparten, y siempre utilizan el refuerzo positivo para que los niños se atrevan a interactuar en inglés sin ningún temor, mejorando su confianza y autoestima. Los grupos reducidos permitirán que cada alumno reciba la atención personalizada que necesita y pueda participar activamente en la clase. 

Además, nuestros cursos Helen Doron English tratan una amplia variedad de temas acorde a la edad de los niños a los que van dirigidos, para atraer su atención y para enseñarles todo el vocabulario que necesitarán en su día a día. Además, creemos que el aprendizaje del idioma no sólo sirve para conocer una lengua, también es una herramienta educativa fundamental. Por este motivo, los contenidos están organizados para enseñar a los niños cuestiones tan importantes como la solidaridad, el cuidado del medio ambiente, la importancia de practicar deporte o el respeto a los animales. Porque en Helen Doron English no sólo enseñamos inglés, sino que educamos en inglés

¿Quieres unirte al grupo educacional líder en la enseñanza del inglés desde edades tempranas? Encuentra tu centro más cercano y solicita una clase de prueba gratuita

¡A tus hijos les encantará! 

Más información: https://helendoron.es/ 

Teléfono gratuito: 900.877.077 

3647 Views

Beneficios del aprendizaje temprano del inglés

Muchos papás entran en nuestras academias para apuntar a sus hijos más mayores a nuestras clases de inglés. Una vez allí, conocen las clases de los bebés y los niños más pequeños y también se interesan por ellas. Antes, no obstante, nos preguntan en qué consisten y si realmente son necesarias. En este artículo intentaremos resolver todas estas dudas. 

El inglés, la lengua franca del siglo XXI 

Aunque el chino mandarín sea el idioma con más hablantes nativos del mundo, en los últimos años el inglés ha pasado a ser el idioma con más hablantes a nivel global, si consideramos a las personas que tienen el inglés como segunda o tercera lengua. 

En 2022, el inglés ya contaba con 1.121 millones de hablantes, por delante del chino mandarín (en segunda posición, con 1.107 millones), el hindi (698 millones) y el español (512 millones de hablantes). 

Por tanto, el inglés no es la lengua materna de más hablantes, pero sí el idioma que más personas buscan aprender. En la actualidad, el inglés es el idioma más hablado del mundo, debido al impacto global de Inglaterra y Estados Unidos en los últimos tres siglos. Hablando inglés, no hay país o cultura al que no podamos acceder en un mundo globalizado. Por ello, el inglés se ha convertido en la auténtica lengua franca del siglo XXI

La importancia del aprendizaje temprano del idioma 

Como hemos visto, el inglés es en la actualidad la lengua más estudiada. Por ello, en unos años, no será suficiente con tener algunas nociones de inglés. Para acceder o progresar en el mercado laboral, será imprescindible poder mantener una conversación de forma fluida, comunicarse por escrito correctamente o acreditar un alto nivel de inglés. ¿Cómo podemos conseguirlo? Si ya somos adultos, seguramente nos costará más, especialmente si ya hemos finalizado nuestra etapa académica. En el caso de los niños, el poder alcanzar un alto nivel de inglés en un futuro es mucho más sencillo. Estos son los principales beneficios de empezar el aprendizaje del inglés desde pequeños

Beneficios de aprender inglés desde bebés 

1. Mayor capacidad de aprendizaje. 

En el caso de las lenguas, nuestro cerebro está preparado para aprenderlas desde que nacemos. Incluso hay estudios que demuestran que, incluso en el vientre materno, los niños son capaces de reconocer los sonidos y las voces a su alrededor. Empezamos a hablar a los 3 años, y a los 7 empezamos a expresarnos con frases complejas. Por tanto, es entonces cuando los niños están más preparados para asimilar un idioma de forma natural. 

2. Aprenden sin esfuerzo. 

Antes de los 3 años, los nenes aprenden la lengua escuchándola, jugando, interactuando. No se trata de hacer ejercicios ni de aprender normas gramaticales. Aprenden primero a hablar, la parte oral del idioma. Es lo natural, igual como ocurre con la lengua materna. Por ello el aprendizaje resulta sencillo y no requiere de ningún esfuerzo por parte del niño. 

3. Mejor pronunciación y una mayor naturalidad en el habla. 

Los niños adquieren el acento de su lengua cuando empiezan a hablar. Por ello es tan importante estar expuestos a la lengua desde una edad temprana, para poderlo pronunciar correctamente. Si escuchan y hablan inglés desde pequeños, no lo considerarán como una lengua ajena o extraña. Será también su lengua, o uno de los idiomas en los que puedan expresarse, y su habla les resultará más natural y fluida también en un futuro. 

4. Se potencia el desarrollo cognitivo del niño. 

Aprender una segunda o tercera lengua no sólo mejorará la capacidad comunicativa de los niños, sino que además potenciará su desarrollo cognitivo. Su mente será capaz de establecer un mayor número de conexiones neuronales, siendo más flexible, ágil y rápida. 

5. Mejora su rendimiento académico. 

No sólo se trata de mejorar la nota en la asignatura del inglés del colegio. Precisamente porque aprender varias lenguas al mismo tiempo supone un trabajo extra para el cerebro del niño, también se verá incrementada su memoria y concentración selectiva, y mejorará en resolución de problemas

6. Conocerá culturas diferentes. 

Aprender otro idioma nos permite comunicarnos en otra lengua, pero también conocer otras culturas, frases hechas y formas de pensar y actuar diferentes a la nuestra. Este hecho es fundamental en un mundo globalizado, para poder entenderlo y adaptarse a las situaciones que se nos puedan presentar en el futuro, tanto a nivel laboral como personal. Conocer otras culturas o la historia de otros países nos puede enriquecer mucho como personas, tanto en el plano individual como en sociedad. 

7. Potencia el aprendizaje de otras lenguas. 

Si un niño es bilingüe, tiene más facilidad para aprender otros idiomas. Su cerebro está preparado, tiene los circuitos neuronales trabajados. Además, muchas lenguas comparten la raíz de las palabras o alguna norma gramatical. Por ello, puede suponer casi un juego o un reto empezar a aprender una tercera o cuarta lengua. 

8. Mejor preparación para el futuro laboral. 

Darles a nuestros hijos el mejor nivel de inglés que puedan alcanzar será sin duda una de las mejores inversiones de futuro en materia educativa que podamos proporcionarles. Con un buen nivel de inglés, nuestros hijos podrán acceder a un buen puesto de trabajo, en España o en algún país extranjero. En la actualidad, el inglés es el idioma universal, de los negocios, el turismo o la ciencia. Y tener un buen conocimiento del idioma será básico en su formación profesional. 

Helen Doron English, especialistas en la enseñanza del inglés desde los 3 meses 

Muchas academias ofrecen clases de inglés para niños pequeños, pero pocas cuentan con cursos específicamente diseñados para bebés desde los 3 meses de edad. Helen Doron English, líderes en la enseñanza del inglés desde edades tempranas, cuenta con 38 años de experiencia internacional. Nuestras clases de bebés permiten no sólo una exposición temprana a la lengua, sino que suponen además una oportunidad para estimular los 5 sentidos del bebé, además de reforzar el vínculo con el papá o la mamá que le acompañe en clase. 

Nuestras clases utilizan la música y una gran cantidad de materiales para que el aprendizaje resulte variado y divertido. Nuestros cursos incluyen además toda una serie de recursos online propios (vídeos, canciones, juegos, aplicaciones, incluso un canal de YouTube y una radio para adolescentes) que permiten a los niños reforzar en casa los contenidos trabajados en el aula además de tener un contacto diario con la lengua. 

Nuestros profesores están formados en nuestra metodología única de aprendizaje y en cada curso que imparten, y siempre utilizan el refuerzo positivo para que los niños se atrevan a interactuar en inglés sin ningún temor, mejorando su confianza y autoestima. Los grupos reducidos permitirán que cada alumno reciba la atención personalizada que necesita y pueda participar activamente en la clase. 

Además, nuestros cursos Helen Doron English tratan una amplia variedad de temas acorde a la edad de los niños a los que van dirigidos, para atraer su atención y para enseñarles todo el vocabulario que necesitarán en su día a día. Además, creemos que el aprendizaje del idioma no sólo sirve para conocer una lengua, también es una herramienta educativa fundamental. Por este motivo, los contenidos están organizados para enseñar a los niños cuestiones tan importantes como la solidaridad, el cuidado del medio ambiente, la importancia de practicar deporte o el respeto a los animales. Porque en Helen Doron English no sólo enseñamos inglés, sino que educamos en inglés

¿Quieres unirte al grupo educacional líder en la enseñanza del inglés desde edades tempranas? Encuentra tu centro más cercano y solicita una clase de prueba gratuita

¡A tus hijos les encantará! 

Más información: https://helendoron.es/ 

Teléfono gratuito: 900.877.077