739 Views

Entrevista a Íñigo Blanco, Master Franchise de País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia

Íñigo Blanco, MF de País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia

Íñigo Blanco tiene ese modo de hablar alegre y sencillo de la gente del norte. Sus formas campechanas no están reñidas con el rigor necesario para llevar las riendas de Helen Doron English en el País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia. Una extensa zona en la que, como en todo el mundo, la franquicia sigue creciendo a un ritmo imparable, y además en muy poco tiempo.

Su historia con la franquicia comienza hace no demasiado. Alguien le habló muy bien de uno de nuestros centros, así que decidió visitarlo. De aquel encuentro recuerda dos cosas: un muy buen ambiente de trabajo y «coherencia», dice, entre lo que ofrecía la franquicia en la teoría y en su puesta en marcha en la práctica. «Sobre todo porque vi y pude comprobar que lo que ofrecen se lo creen ellos mismos», asegura.

Un método internacional que «funciona»

«Funciona, funciona muy bien». Ese podría ser el resumen de su experiencia en todo este tiempo. Tanto es así que «los niños y los padres nos recomiendan». De hecho, de aquellos primeros tiempos en los que empezó a barruntar la posibilidad de convertirse en Master Franchise, recuerda que vio en Helen Doron English «una empresa muy solvente a nivel profesional, con 33 años de experiencia, 36 países donde está presente».

A partir de se momento, mucho trabajo, pero estimulante, humano y, sobre todo, de éxito: «un negocio muy bonito donde te puedes desarrollar como profesional y como persona». Eso mismo nos lo aseguraban Meena Athwani y Ángela Sánchez, dos Master Franchise, sus respectivas entrevistas. En su centro de Vitoria, en tan solo cinco años, consiguió tener «360 niños que nos dan mucha alegría».

Vender, fidelizar… y que te recomienden

Si pudiera definir la empresa en solo tres palabras, Íñigo lo tiene claro. A nivel puramente empresarial, «vender, eso lo hacen todas las empresas». A nivel personal, «fidelizar, eso es lo que hacen los profesionales que son humanos». Para concluir, «que te recomienden, eso solo lo hacen los profesionales divino», concluye con su habitual sentido del humor.

Y para terminar, algo que resulta fundamental: «vivir tranquilo y ver el futuro con optimismo».

 

 

 

740 Views

Entrevista a Íñigo Blanco, Master Franchise de País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia

Íñigo Blanco, MF de País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia

Íñigo Blanco tiene ese modo de hablar alegre y sencillo de la gente del norte. Sus formas campechanas no están reñidas con el rigor necesario para llevar las riendas de Helen Doron English en el País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia. Una extensa zona en la que, como en todo el mundo, la franquicia sigue creciendo a un ritmo imparable, y además en muy poco tiempo.

Su historia con la franquicia comienza hace no demasiado. Alguien le habló muy bien de uno de nuestros centros, así que decidió visitarlo. De aquel encuentro recuerda dos cosas: un muy buen ambiente de trabajo y «coherencia», dice, entre lo que ofrecía la franquicia en la teoría y en su puesta en marcha en la práctica. «Sobre todo porque vi y pude comprobar que lo que ofrecen se lo creen ellos mismos», asegura.

Un método internacional que «funciona»

«Funciona, funciona muy bien». Ese podría ser el resumen de su experiencia en todo este tiempo. Tanto es así que «los niños y los padres nos recomiendan». De hecho, de aquellos primeros tiempos en los que empezó a barruntar la posibilidad de convertirse en Master Franchise, recuerda que vio en Helen Doron English «una empresa muy solvente a nivel profesional, con 33 años de experiencia, 36 países donde está presente».

A partir de se momento, mucho trabajo, pero estimulante, humano y, sobre todo, de éxito: «un negocio muy bonito donde te puedes desarrollar como profesional y como persona». Eso mismo nos lo aseguraban Meena Athwani y Ángela Sánchez, dos Master Franchise, sus respectivas entrevistas. En su centro de Vitoria, en tan solo cinco años, consiguió tener «360 niños que nos dan mucha alegría».

Vender, fidelizar… y que te recomienden

Si pudiera definir la empresa en solo tres palabras, Íñigo lo tiene claro. A nivel puramente empresarial, «vender, eso lo hacen todas las empresas». A nivel personal, «fidelizar, eso es lo que hacen los profesionales que son humanos». Para concluir, «que te recomienden, eso solo lo hacen los profesionales divino», concluye con su habitual sentido del humor.

Y para terminar, algo que resulta fundamental: «vivir tranquilo y ver el futuro con optimismo».