1981 Views

Los mejores juegos de verano para que tus hijos practiquen inglés

Acabado el curso, es tiempo de descansar y de relajarse. Pero el verano va a ser largo, y también habrá tiempo de repasar contenidos académicos, sobre todo para no olvidarlos y para estar preparados para el curso próximo. En el caso de las lenguas, es importante no perder el contacto, especialmente con el inglés, porque la mayoría de nosotros no lo hablamos de forma habitual. Por ello, hoy os presentamos algunas ideas y juegos para que los niños refuercen la lengua inglesa durante las vacaciones. 

Películas, vídeos, series, música y cuentos, todo en inglés 

Afortunadamente, el acceso a contenidos en inglés es en la actualidad muy sencillo. Así, los niños pueden ver en inglés sus dibujos favoritos de la tele, en el caso de los más pequeños, y también los contenidos que les interesan por Internet, si hablamos de niños más mayores. Aquí os dejamos nuestras recomendaciones sobre los mejores vídeos musicales en inglés para vuestros hijos, desde bebés a adolescentes.  

Si los niños ya pueden leer, tenemos la opción de añadirles subtítulos también en inglés a los dibujos o sus películas favoritas. Y no nos preocuparemos por si no lo entienden: los dibujos suelen ser sencillos y fáciles de seguir con las imágenes, y también las películas, sobre todo si tenemos en cuenta que los niños han visto sus películas favoritas infinidad de veces. La idea es que se acostumbren a escuchar inglés desde pequeños, así les resultará sencillo estudiarlo más tarde, cuando deban aprender su escritura y gramática.  

En el caso de los cuentos y libros, deberemos asegurarnos de que son adecuados para su edad. Los cuentos infantiles pueden contener vocabulario que no conocen. Por ello existen tanto versiones bilingües como audiocuentos, especialmente recomendables si los papás no hablan inglés de forma fluida. También para los más mayores, existen libros con versiones simplificadas de los originales, o con un nivel de inglés para learners, para personas que están aprendiendo el idioma. Aquí tenéis algunas de nuestras lecturas recomendadas en inglés

Juegos tradicionales y de mesa 

A veces no hace falta comprar un juego específico para jugar en inglés. ¿Quién tiene en casa un puzle con dibujos, unas tarjetas de memoria para practicar vocabulario, un juego de cartas? Seguro que la mayoría de familias. Por ello, ¿por qué no probar a jugar con ellos en inglés? Si no recordamos alguna palabra, podemos convertir en un juego el buscarla en un diccionario, que su búsqueda forme parte del juego. A los niños les encantará demostrar lo mucho que saben, y puede resultar una competición muy divertida para jugar todos juntos.  

Las puppets (marionetas) también pueden resultar geniales para practicar inglés. Incluso podemos ponerles nombres anglosajones, ¡y a jugar con nuestros amiguitos ingleses! 

O el juego Twister (Enredos), especialmente recomendable para repasar los colores, las partes del cuerpo y los conceptos de izquierda y derecha.   

Si hablamos de juegos de mesa, seguro que también tenemos unos cuantos para jugar en inglés.  

Scattergories. En este caso, debemos elegir una letra del abecedario y una categoría y el resto de jugadores deben adivinar el mayor número de palabras posible. 

Scrabble. Es una especie de crucigrama, pero en tablero. Debemos construir palabras cruzadas con las fichas (letras) que tengamos. El que más letras consiga utilizar, es el ganador.  

Pictionary. Este es un juego fantástico para jugar en familia, porque fomenta el compañerismo y el espíritu creativo. Además, el hecho de que los miembros se conozcan será determinante para que un equipo resulte ganador. Un participante deberá hacer un dibujo y el resto de compañeros tendrá que adivinar de qué se trata. El equipo con más palabras acertadas, será el ganador.  

Story Cubes. Se trata de un juego fantástico para practicar los tiempos verbales en futuros, porque se trata de hacer predicciones. En este caso, los dados se convierten en runas vikingas que nos hablarán de nuestro futuro, cercano o lejano. Cada jugador tirará los dados, y según su posición en la mesa, deberá escribir la redacción sobre su futuro. Si somos muchos jugadores, podemos hacer una foto de nuestros dados para recordar su posición. 

Who is Who, quién es quién. El clásico que nunca falla, ideal para practicar el verbo ‘to have’. ‘Has he got black hair?’ A los niños les encanta. 

Battleship, hundir la flota. Podemos utilizar este juego de maneras distintas para aprender inglés. Con la versión básica, repasaremos algunas letras del abecedario. Si queremos ir más allá, podemos crear tableros de fabricación casera, con el abecedario entero repartido entre los dos jugadores. También podemos usar tiempos verbales en lugar de letras, y pronombres personales en vez de números. De esta forma, los jugadores deberán decir frases completas para atacar a sus oponentes. 

¿Que no tenemos muchos juegos? Ningún problema. A veces, sólo necesitamos lápiz y papel, un ovillo de lana o unos globos para tener diversión asegurada, ¡o ni siquiera eso! Aquí tenemos algunos ejemplos: 

Juegos de agua. Ideales para jugar en la playa o la piscina. 

Veo veo, o su equivalente en inglés: ‘I spy with my little eye something beginning with the letter… A’. Realmente útil en los viajes en coche, cuando los niños están cansados y tienen ganas de llegar al destino. El ‘veo veo’ siempre puede resultar una opción fantástica para divertirse en esos últimos minutos de trayecto.  

Touch something… red, toca algo… rojo. Ideal para jugar con nenes más pequeños y repasar los colores.  

Hangman (ahorcado). Aquí se trata de adivinar las letras que conforman una palabra para salvar a la persona. 

-La telaraña. En este caso necesitamos un ovillo de lana, que nos iremos lanzando para construir una historia. Es ideal para jugar con niños más mayores, que se sentarán en círculo. Uno de ellos empezará la historia y lanzará el ovillo a un compañero para que la siga. Se trata también de practicar gramática, tiempos verbales en pasado y futuro. Si en algún momento el ovillo toca el suelo, el niño que no ha podido cogerlo deberá recordar y contar toda la historia hasta ese momento. Al final conseguiremos que la lana se convierta en una telaraña entre todos los participantes.  

-Dónde está el tesoro. Aquí tenemos un ejemplo de juego sencillo. Sólo deberemos esconder algo y luego dar las instrucciones precisas (en inglés) para encontrarlo. Para añadirle emoción, si los niños son más mayores, les podemos vendar los ojos.  

-La versión de Who is who con post-it. Solo debemos poner un post-it con el nombre de un famoso o miembro de la familia en la frente de uno de los jugadores, al que le iremos formulando preguntas que sólo podrá contestar con un SÍ o NO.  

Two truths and a lie, dos verdades y una mentira. Este es un juego para dos o más personas. En una hoja de papel o una pizarra, escribiremos tres cosas sobre nosotros: dos verdades y una mentira. Los demás nos podrán hacer preguntas para averiguar cuál es la mentira. Ganará la persona que haga que los demás crean más mentiras, así que debemos preparar bien las nuestras para cuando nos pregunten.   

-Charades. Este es un juego clásico. En unas tarjetas, escribiremos verbos y sustantivos en inglés. Después las mezclaremos. Cada jugador elegirá una palabra y deberá actuar, sin hablar ni hacer sonidos, para que los demás la adivinen.  

 Vacaciones con Helen Doron English 

En el caso de los alumnos de las academias de inglés Helen Doron English, continúan teniendo acceso a los juegos online de nuestra plataforma Kangi Club y Apps, vídeos y canciones de sus cursos durante la época estival. Así, pueden seguir disfrutando y repasando los contenidos aprendidos de una forma sencilla y divertida. 

Además, tienen la opción de adquirir los personajes que protagonizan sus cursos: Kangi, Joey, Paul, Millie, Polly, Nat, Granny Fix, Flupe, Didi the Dragon y Sunny the Cat también existen en formato muñecos de peluche. Una idea genial para que los nenes jueguen con ellos en inglés en casa, igual como hacen en clase.  

Helen Doron English también dispone de juegos propios de cartas o puzzles, con dibujos que los nenes conocen y que asociarán inmediatamente a sus clases de inglés. 

Lo importante es seguir disfrutando del verano, y, si puede ser en inglés, ¡mejor que mejor! 

Happy Summer everyone!! 

1982 Views

Los mejores juegos de verano para que tus hijos practiquen inglés

Acabado el curso, es tiempo de descansar y de relajarse. Pero el verano va a ser largo, y también habrá tiempo de repasar contenidos académicos, sobre todo para no olvidarlos y para estar preparados para el curso próximo. En el caso de las lenguas, es importante no perder el contacto, especialmente con el inglés, porque la mayoría de nosotros no lo hablamos de forma habitual. Por ello, hoy os presentamos algunas ideas y juegos para que los niños refuercen la lengua inglesa durante las vacaciones. 

Películas, vídeos, series, música y cuentos, todo en inglés 

Afortunadamente, el acceso a contenidos en inglés es en la actualidad muy sencillo. Así, los niños pueden ver en inglés sus dibujos favoritos de la tele, en el caso de los más pequeños, y también los contenidos que les interesan por Internet, si hablamos de niños más mayores. Aquí os dejamos nuestras recomendaciones sobre los mejores vídeos musicales en inglés para vuestros hijos, desde bebés a adolescentes.  

Si los niños ya pueden leer, tenemos la opción de añadirles subtítulos también en inglés a los dibujos o sus películas favoritas. Y no nos preocuparemos por si no lo entienden: los dibujos suelen ser sencillos y fáciles de seguir con las imágenes, y también las películas, sobre todo si tenemos en cuenta que los niños han visto sus películas favoritas infinidad de veces. La idea es que se acostumbren a escuchar inglés desde pequeños, así les resultará sencillo estudiarlo más tarde, cuando deban aprender su escritura y gramática.  

En el caso de los cuentos y libros, deberemos asegurarnos de que son adecuados para su edad. Los cuentos infantiles pueden contener vocabulario que no conocen. Por ello existen tanto versiones bilingües como audiocuentos, especialmente recomendables si los papás no hablan inglés de forma fluida. También para los más mayores, existen libros con versiones simplificadas de los originales, o con un nivel de inglés para learners, para personas que están aprendiendo el idioma. Aquí tenéis algunas de nuestras lecturas recomendadas en inglés

Juegos tradicionales y de mesa 

A veces no hace falta comprar un juego específico para jugar en inglés. ¿Quién tiene en casa un puzle con dibujos, unas tarjetas de memoria para practicar vocabulario, un juego de cartas? Seguro que la mayoría de familias. Por ello, ¿por qué no probar a jugar con ellos en inglés? Si no recordamos alguna palabra, podemos convertir en un juego el buscarla en un diccionario, que su búsqueda forme parte del juego. A los niños les encantará demostrar lo mucho que saben, y puede resultar una competición muy divertida para jugar todos juntos.  

Las puppets (marionetas) también pueden resultar geniales para practicar inglés. Incluso podemos ponerles nombres anglosajones, ¡y a jugar con nuestros amiguitos ingleses! 

O el juego Twister (Enredos), especialmente recomendable para repasar los colores, las partes del cuerpo y los conceptos de izquierda y derecha.   

Si hablamos de juegos de mesa, seguro que también tenemos unos cuantos para jugar en inglés.  

Scattergories. En este caso, debemos elegir una letra del abecedario y una categoría y el resto de jugadores deben adivinar el mayor número de palabras posible. 

Scrabble. Es una especie de crucigrama, pero en tablero. Debemos construir palabras cruzadas con las fichas (letras) que tengamos. El que más letras consiga utilizar, es el ganador.  

Pictionary. Este es un juego fantástico para jugar en familia, porque fomenta el compañerismo y el espíritu creativo. Además, el hecho de que los miembros se conozcan será determinante para que un equipo resulte ganador. Un participante deberá hacer un dibujo y el resto de compañeros tendrá que adivinar de qué se trata. El equipo con más palabras acertadas, será el ganador.  

Story Cubes. Se trata de un juego fantástico para practicar los tiempos verbales en futuros, porque se trata de hacer predicciones. En este caso, los dados se convierten en runas vikingas que nos hablarán de nuestro futuro, cercano o lejano. Cada jugador tirará los dados, y según su posición en la mesa, deberá escribir la redacción sobre su futuro. Si somos muchos jugadores, podemos hacer una foto de nuestros dados para recordar su posición. 

Who is Who, quién es quién. El clásico que nunca falla, ideal para practicar el verbo ‘to have’. ‘Has he got black hair?’ A los niños les encanta. 

Battleship, hundir la flota. Podemos utilizar este juego de maneras distintas para aprender inglés. Con la versión básica, repasaremos algunas letras del abecedario. Si queremos ir más allá, podemos crear tableros de fabricación casera, con el abecedario entero repartido entre los dos jugadores. También podemos usar tiempos verbales en lugar de letras, y pronombres personales en vez de números. De esta forma, los jugadores deberán decir frases completas para atacar a sus oponentes. 

¿Que no tenemos muchos juegos? Ningún problema. A veces, sólo necesitamos lápiz y papel, un ovillo de lana o unos globos para tener diversión asegurada, ¡o ni siquiera eso! Aquí tenemos algunos ejemplos: 

Juegos de agua. Ideales para jugar en la playa o la piscina. 

Veo veo, o su equivalente en inglés: ‘I spy with my little eye something beginning with the letter… A’. Realmente útil en los viajes en coche, cuando los niños están cansados y tienen ganas de llegar al destino. El ‘veo veo’ siempre puede resultar una opción fantástica para divertirse en esos últimos minutos de trayecto.  

Touch something… red, toca algo… rojo. Ideal para jugar con nenes más pequeños y repasar los colores.  

Hangman (ahorcado). Aquí se trata de adivinar las letras que conforman una palabra para salvar a la persona. 

-La telaraña. En este caso necesitamos un ovillo de lana, que nos iremos lanzando para construir una historia. Es ideal para jugar con niños más mayores, que se sentarán en círculo. Uno de ellos empezará la historia y lanzará el ovillo a un compañero para que la siga. Se trata también de practicar gramática, tiempos verbales en pasado y futuro. Si en algún momento el ovillo toca el suelo, el niño que no ha podido cogerlo deberá recordar y contar toda la historia hasta ese momento. Al final conseguiremos que la lana se convierta en una telaraña entre todos los participantes.  

-Dónde está el tesoro. Aquí tenemos un ejemplo de juego sencillo. Sólo deberemos esconder algo y luego dar las instrucciones precisas (en inglés) para encontrarlo. Para añadirle emoción, si los niños son más mayores, les podemos vendar los ojos.  

-La versión de Who is who con post-it. Solo debemos poner un post-it con el nombre de un famoso o miembro de la familia en la frente de uno de los jugadores, al que le iremos formulando preguntas que sólo podrá contestar con un SÍ o NO.  

Two truths and a lie, dos verdades y una mentira. Este es un juego para dos o más personas. En una hoja de papel o una pizarra, escribiremos tres cosas sobre nosotros: dos verdades y una mentira. Los demás nos podrán hacer preguntas para averiguar cuál es la mentira. Ganará la persona que haga que los demás crean más mentiras, así que debemos preparar bien las nuestras para cuando nos pregunten.   

-Charades. Este es un juego clásico. En unas tarjetas, escribiremos verbos y sustantivos en inglés. Después las mezclaremos. Cada jugador elegirá una palabra y deberá actuar, sin hablar ni hacer sonidos, para que los demás la adivinen.  

 Vacaciones con Helen Doron English 

En el caso de los alumnos de las academias de inglés Helen Doron English, continúan teniendo acceso a los juegos online de nuestra plataforma Kangi Club y Apps, vídeos y canciones de sus cursos durante la época estival. Así, pueden seguir disfrutando y repasando los contenidos aprendidos de una forma sencilla y divertida. 

Además, tienen la opción de adquirir los personajes que protagonizan sus cursos: Kangi, Joey, Paul, Millie, Polly, Nat, Granny Fix, Flupe, Didi the Dragon y Sunny the Cat también existen en formato muñecos de peluche. Una idea genial para que los nenes jueguen con ellos en inglés en casa, igual como hacen en clase.  

Helen Doron English también dispone de juegos propios de cartas o puzzles, con dibujos que los nenes conocen y que asociarán inmediatamente a sus clases de inglés. 

Lo importante es seguir disfrutando del verano, y, si puede ser en inglés, ¡mejor que mejor! 

Happy Summer everyone!!